Sociedad

¿Por qué se celebra el Día del Padre?

¿Por qué se celebra el día del padre?

¿Por qué se celebra el día del padre? / Archivo

Como dice el novelista español Mateo Alemán, "no hay palabra ni pincel", ni tinta que "llegue a manifestar el amor de un padre" hacia sus hijos. Cada 19 de marzo se celebra el Día del Padre, una fecha muy señalada en el entorno familiar pero que, a veces, pasa un poco inadvertida. 

En un mundo de contrastes, donde se mezclan miles de creencias y millones de costumbres, existe una común para todos como es celebrar y conmemorar la figura paterna. Un día clave que no debe hacer olvidar todos los demás, al igual que una madre, el robusto padre tiene su corazón, un corazón que hay que hacer palpitar con el amor y la pasión que requiere por parte de su sangre.

Entre cartulinas de "te quiero", figuras de corcho silueteadas con punzones o ceniceros de barro, el Día de San José tiene curiosidades desconocidas por sus vástagos:

Sonora Smart Dodd fue responsable de la fundación del Día del Padre. Sonora Smart Dodd fue responsable de la fundación del Día del Padre.

Sonora Smart Dodd fue responsable de la fundación del Día del Padre. / Archivo

Esta festividad tiene su origen en el afecto de una hija estadounidense a su padre. La joven Sonora Smart Dodd ideó, mientras escuchaba un sermón del Día de la Madre en 1909, la manera de dar "gracias" a un padre, Henry Jackson Smart, veterano de la guerra civil que, tras la muerte de su esposa, tuvo que sacar adelante a sus seis hijos en una pequeña alquería en el estado de Washington.

Esta ingenioso pensamiento fue ganando defensores hasta que en 1924, el presidente Calvin Coolidge puso la primera piedra para que, años más tarde, su sucesor en el trono americano Lyndon Johnson erigiera el tercer domingo de junio como el Día del Padre en Estados Unidos.

De la tierra prometida al viejo continente. El día del Padre corrió como la pólvora y su celebración empezó a verse en países de Europa, América Latina, Asia y África.

Ahora bien, ya lo dijo Aristóteles, "la historia cuenta lo que sucedió" y está en nosotros saber escribir el presente y futuro, dar realidad a un día que debe celebrarse como el que más. Ya sea en meses distintos, con nombres diferentes como el Día del Defensor de la Patria en Rusia, regalando un clavel como en Corea del Sur o atiborrándose de zeppole di San Giuseppe, una especie de buñuelo que elaboran las familias italianas, el Día del Padre no debe estar señalado en el calendario, sino en el sentir de todos los hijos de este mundo, día tras día, año tras año, porque en tiempos de incertidumbre "un padre vale por cien maestros".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios