Huelva, tu destino

Cumbres de San Bartolomé rebosa cultura y tradición

Atardeceres en Cumbres de San Bartolomé.

Atardeceres en Cumbres de San Bartolomé.

Cumbres de San Bartolomé es un pequeño pueblo situado al norte de la provincia de Huelva, en el límite con la provincia de Badajoz, dentro del Parque Natural de la Sierra de Aracena y los Picos de Aroche.

Este enclave serrano es uno de los espacios protegidos más importantes de la localidad: se extiende por todo el norte de la provincia con sus dehesas y pequeñas elevaciones cubiertas, donde predominan los bosques de encinas, alcornoques, castaños. En el monte bajo cursan numerosos arroyos, conformando un paisaje de extraordinaria belleza y atractivo, ideal para la ganadería, especialmente para el cerdo ibérico, que encuentra aquí unas condiciones ideales.

Su origen  de la población de Cumbres de San Bartolomé es algo que no se encuentra del todo definido, aunque algunos autores lo explican como el de sus hermanas las otras dos Cumbres. La hipótesis parte de que se trata de una población que se erigió bajo la dominación romana, desde donde sus habitantes se trasladarían del valle a las tierras altas, originando un conjunto de pequeñas aldeas.

Preciosa estampa de Cumbres de San Bartolomé nevada. Preciosa estampa de Cumbres de San Bartolomé nevada.

Preciosa estampa de Cumbres de San Bartolomé nevada.

Algunos de los puntos más bonitos para visitar en Cumbres de San Bartolomé son el Mirador del Cabezuelo, desde donde se divisa Portugal y la Sierra de Aroche, el Mirado piedra Utrera y el mirador conocido con el nombre de  Monturio.

Patrimonio histórico: el Castillo-Fortaleza

Como puntos de interés turístico, son interesantes el Castillo o Muralla Artillera y la Iglesia de San Bartolomé, catalogados como Bienes de Interés Cultural. Por otro lado, desde el punto de vista etnográfico, destacan las zahurdas y los chozos de su término.

Vistas desde Cumbres de San Bartolomé. Vistas desde Cumbres de San Bartolomé.

Vistas desde Cumbres de San Bartolomé.

Sin embargo, si algo destaca en Cumbres de San Bartolomé es su impresionante Castillo-Fortaleza, que se integra en la denominada Banda Gallega, un conjunto de fortificaciones medievales del reino de Sevilla ubicadas en la frontera con Portugal (para defenderse del enemigo).

No se tiene del todo claro cuál es el origen de la fortificación. Por la tipología y el trazado del pueblo, se puede considerar de la época cristiana Bajo Medieval. Por otro lado, sus dimensiones lo encuadran dentro de las pequeñas fortificaciones serranas que servían más como refugio de la población que como centro militar. 

Además, las noticias existentes que hacen referencia a esta zona de la sierra durante los siglos XIV y XV son escasas, y en la mayoría de los casos se trata de periodos de guerra donde la información hacía referencia a los cambios en el régimen de tenencias de los castillos dependientes del concejo.

Sea como fuere, en la actualidad se trata de uno de los mayores requisitos turísticos de la zona. Ubicado en el extremo oeste del núcleo de población, el edificio presenta cuatro fachadas que dan a las cuatro calles que lo circundan: El Castillo, Encinasola, Travesía Real y un camino lateral relacionado con el espacio agrícola.

Una de las cuatro fachadas del Castillo-Fortaleza. Una de las cuatro fachadas del Castillo-Fortaleza.

Una de las cuatro fachadas del Castillo-Fortaleza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios