Tecnología

Apple hace esperar a sus fans

  • Su último producto revolucionario fue el iPad, lanzado hace tres años y medio. Mientras, Google prueba sus gafas y Samsung ya vende su reloj Galaxy Gear.

Era una pregunta cantada: "¿Qué pasa con las nuevas categorías de productos que Apple prometió en abril?", planteó durante una teleconferencia el analista Toni Sacconaghi, del instituto de inversiones Sanford C. Bernstein. "Toni, yo no dije en abril que ibas a verlos este año o en la primera mitad del próximo", se defendió con rápida reacción el consejero delegado de la empresa, Tim Cook. Sin embargo, Cook se esforzó a la vez por dejar claro que habrá algo nuevo. Apple tiene las herramientas "para construir productos en categorías en las que no estamos representados actualmente", añadió.

La cuestión es cuándo... y qué. Apple le está pidiendo mucha paciencia a los fans y a los inversores. Mientras Google está probando ya con participación pública sus nuevas gafas y Samsung ya vende su reloj-ordenador Galaxy Gear, Apple sigue trabajando en secreto. El último producto revolucionario de Apple fue el iPad, que fue lanzado hace ya tres años y medio. Desde entonces, la empresa sólo ha presentado nuevos modelos de sus productos ya conocidos.

Es cierto que la compañía hace millones con su enésima versión del iPhone y la renovación del iPad. Pero los negocios crecen a un ritmo mucho más lento que antes para la firma de California, que se ve obligada además a bajar o al menos mantener los precios de los dispositivos. Eso se refleja en el rendimiento y baja la cotización de las acciones, que están un 25% más baratas que en su nivel récord. Los inversores se quejan de que se ha acabado el oxígeno y Apple intenta tentarlos con dividendos y recompras de acciones a niveles récord. Pero el malestar persiste.

¿Cuándo llegará el iWatch que muchos vaticinan? ¿Y cuándo pondrá orden Apple en el caos de los aparatos para ver televisión en el hogar? Tim Cook no dijo una palabra al respecto, e hizo en cambio mucho autobombo durante la teleconferencia: "El negocio de Apple está más fuerte que nunca (...) La mayoría de las empresas estarían orgullosas de tener uno solo de nuestros productos (...) Pienso que nadie tiene las capacidades que tenemos nosotros".

Pero Apple está bajo presión en muchos sectores. El sistema operativo dominante entre los smartphones es Android de Google, y Microsoft, que se había quedado muy atrás, está ganando terreno con su familia de dispositivos móviles con Windows. Samsung, LG y Nokia lanzan cada vez con más rapidez nuevos teléfonos y tablets de diversos tamaños o equipados con cámaras con gran resolución. "Nosotros ganamos con nuestros productos en las áreas que son importantes para nosotros", se defendió Tim Cook, y mencionó la satisfacción de los usuarios o el tiempo que éstos pasan con sus aparatos.

A los inversores, a los que se les hace agua la boca ante los pagos millonarios que ha hecho la empresa, Apple les pide que moderen el apetito. En los últimos cinco trimestres la firma les pagó 36.000 millones de dólares, señaló el jefe de finanzas Peter Oppenheimer. Las reservas de dinero en efectivo en Estados Unidos no han subido porque todo el dinero nuevo fue a manos de los accionistas, pero pese a ello Apple sigue teniendo una montaña de reservas, de unos 147.000 millones de dólares.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios