Masterchef

Boris Izaguirre: "No hay un día de mi vida en que no monte un show"

  • El escritor y presentador recala hoy en Barbate con sus compañeros para cocinar atún rojo en la prueba de exteriores

Boris Izaguirre en el plató de 'Masterchef Celebrity' Boris Izaguirre en el plató de 'Masterchef Celebrity'

Boris Izaguirre en el plató de 'Masterchef Celebrity' / RTVE

Su nombre está unido a Crónicas Marcianas pero además de su desbordante personalidad Boris Izaguirre es un notable escritor cuya pátina artística se colorea en sus apariciones en la pantalla, como está sucediendo en Masterchef Celebrity, en la noche de los domingos de La 1. Hoy la protagonista será la costa de Cádiz, Barbate y su atún rojo.

–¿Qué es lo que ha aprendido de este concurso?–Principalmente, que cuando te equivocas durante el proceso de una receta hay que volver a empezar. Sin preocuparte por el reloj, como empieces a “parchear” no sale el plato como es debido. Es preferible comenzar de nuevo.

–¿Con qué compañero ha congeniado más?–Es una pregunta difícil porque sabéis que soy muy hipócrita y no está en mí decir la verdad. No es uno de mis dones. Pero me ha gustado mucho conocer a Santiago Segura, porque somos contemporáneos, porque nos hemos evitado durante mucho tiempo y al vernos en medio de esta vorágine de Masterchef, pues nos dimos cuenta que nos teníamos desnudos y solos el uno al otro y eso ha sido muy hermoso. Mi gran sorpresa es Santiago.

–Vuelve a la tele en ocasiones puntuales y ahora como concursante de Masterchef, ¿para cuándo una vuelta a lo grande?–Estoy haciendo para DKiss la versión española de Sí , quiero ese vestido y yo soy su responsable. Es un espacio donde ayudo a las novias a encontrar ese traje tan especial para el día de su boda. Ha sido harto complicado porque normalmente ese proceso lo haces de la mano de tu madre, hermana, amiga y no con un presentador de televisión. Hay momentos muy difíciles. Me he hecho unos cuantos trajes a pruebas de balas y golpes y de un color especial para que combine a con el blanco del traje de novia.

–En Masterchef, ¿Cuándo siente más presión, cuando le presenta el plato al jurado o cuando cocinan en los exteriores?–Me ponía muy nervioso cuando se los servíamos a la gente, pensaba, “ay, qué horror, pobres”, pero en los exteriores soy muy consciente de mi rol como parte de un equipo. Eso ha sido un rasgo común de esta edición, que nadie ha buscado ser protagonista sino que nos hemos integrado como un equipo. Sin duda el momento más difícil es cuando el plato se te desmorona y te tienes que enfrentar a ello. No es sencillo, porque justo en ese momento con tanta presión te vienes abajo tú también y es difícil reponerse. No me gustaría tener que revivirlo de nuevo, ni en los fogones ni escribiendo. La cocina y la escritura son muy parecidos.

–¿Hay un nuevo Boris?–Yo soy naturalmente showman, no hay un día en mi vida en que no monte un show o tenga ganas de hacerlo. Pienso que mi histrionismo me ha llevado demasiado lejos en mi carrera pero que a la vez también ha sido el responsable de algunos de mis fracasos.

–En su última novela arranca con un personaje que entra en un talent ¿fue premonitorio?–Es un libro muy real, y cuando lo escribí no pensé que llegara a ser realidad. Cuando me propusieron ser aspirante a Masterchef decidí que era el momento de aceptar el papel de concursante, que para mí siempre había sido muy lejano, ya que siempre había hecho de jurado. Masterchef es un talent show y tiene algo de reality. Es un programa que cambia tu vida, pienso que ha sido una segunda oportunidad.

–¿Qué opinión le merece la tele española en la actualidad?–España hace una televisión maravillosa, incluso por encima de las televisiones generalistas que han hecho mucha historia. En las plataformas de pago España también tiene un sentido de producción, títulos y talentos extraordinarios.

–¿Lamenta no haberse subido en algún tren?–Debería haber insistido más en mi carrera de guionista, siempre pienso que los diálogos son algo fascinante. Empecé escribiendo telenovelas y eso me hizo perder el miedo a todos los otros géneros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios