olga hueso. 'homo zapping'

"Hacer reír es complicado, es cuestión de ritmo"

  • Esta actriz de Andújar se mete en la piel de Mercedes Milá o María Teresa Campos en el programa de Neox

Olga Hueso y Silvia Abril, María Teresa Campos y Terelu en 'Homo Zapping.' Olga Hueso y  Silvia Abril, María Teresa Campos y Terelu en 'Homo Zapping.'

Olga Hueso y Silvia Abril, María Teresa Campos y Terelu en 'Homo Zapping.' / atresmedia

Es de Andújar, Jaén, y es una apasionada por el teatro. Su próximo montaje es Sidra en vena y durante cuatro años la hemos podido ver en Lavar, marcar y enterrar, en el Teatro Lara de Madrid, ambos de Juanma Pina, además de en Mamma mía. Para Homo Zapping, en la noche de los domingos en Neox, se convierte en Gloria Serra o María Teresa Campos. Olga Hueso probó con la imitación y se sorprendió de este potencial imprevisto como imitadora.

Silvia Abril es tal como la vemos desde casa. Tiene capacidad de trabajo y talento natural para la comedia"

-¿Es más difícil de lo que parece eso de convertirse en otro?

-Es difícil pero también es divertido. Es cuestión de ver y ensayar y ensayar. Cuando tienes el aire de lo que quieres surge la magia y entonces el personaje se apodera de ti.

-¿Y cómo 'le surgió' María Teresa Campos?

-Se me dan bien personajes de nuestra tierra. Me identifico con las madres. En Gloria Serra me pongo como más petulante. Con Mercedes Milá busco algo más salvaje. Todas son mujeres especiales y por eso destacan con sus rasgos, que son lo que intento atrapar.

-¿Cómo crean los sketches de Homo Zapping, porque tienen que clonar la propia tele?

-Hacemos muchos visionados de los personajes en internet. Cómo hablan, cómo respiran... la cabeza se va acostumbrando a ellos. Después estudiamos el guión, todo se va poniendo en pie poco a poco. Hay que ir metiendo la comicidad sin prisas. Es un acercamiento al personaje y a los programas de la forma más correcta posible y a la más vez de la forma más disparatada. Dejamos crecer a los personajes... No queremos ser ofensivos, ni hacer una copia, queremos hacer reír conservando las esencias.

-¿De qué manera no se vuelve loca cambiando de personaje?

-Cada una tiene su voz. Con Serra coloco la voz más nasal. A María Teresa la tomo por sus eses. Para no 'perder' al personaje hay que buscar un soniquete con el que te puedes enganchar, tomar una frase hecha.

-¿No es un lío?

-Lo normal es no mezclar. Los sketches de Las Campos se hacen varios días seguidos. No se mezclan, pero sí puede haber una jornada de retales, para repetir tomas. Y entonces puede ser terrible porque se contaminan las imitaciones.

-¿Y qué ocurre cuando han de alternar imitaciones con el teatro?

-Es de lo más agotador. El año pasado coincidían las grabaciones con la función de Mamma mía. Durante un mes terminaba en Barcelona a primera hora de la tarde y a las cuatro y media estaba ya en el teatro de Madrid, para tomar al día siguiente el primer AVE.

-¿Cómo se relaciona con el resto de personajes imitados?

-Cada uno conoce bien su personaje, mejor que los guionistas, y en las lecturas van surgiendo gags. David Fernández (el actor que interpretó a Rodolfo Chikilicuatre) es el hombre más divertido del mundo. Ensayamos y repetimos. Un sketch de tres minutos se graba varias veces hasta comprobar posibles finales. Lo mejor son las improvisaciones. Se podría hacer una temporada entera de tomas falsas.

-¿Cómo son sus hijas en Las Campos de Homo Zapping?

-Silvia Abril, que es aquí Terelu, es un fenómeno, tal como la vemos desde casa. Tiene capacidad de trabajo y un talento natural para la comedia. Y Mónica Pérez, Carmen, igual. Son muy rápidas.

-¿Así es todo más fácil?

-Se hace más fácil, pero la comedia es complicada. La gente empatiza antes con alguien llorando en un escenario. Hacer reír es cuestion de timing, de ritmo. Se debe dominar. Para estar concentrado en hacer un gag tienes que controlar los resortes. No es caer gracioso... es hacer comedia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios