Masterchef Celebrity

Iván Massagué se queda sin programa y sin novia

  • El actor ha tenido una trayectoria muy decepcionante en 'Masterchef Celebrity' y se marcha por la puerta de atrás con disgusto añadido de Carmen Lomana

Iván Massagué, cuarto eliminado de 'Masterchef Celebrity' Iván Massagué, cuarto eliminado de 'Masterchef Celebrity'

Iván Massagué, cuarto eliminado de 'Masterchef Celebrity' / RTVE

¿Es Santiago Segura el mejor concursante de Masterchef? preguntábamos la semana pasada. Hoy añadimos ¿Es Iván Massagué el concursante más decepcionante de todas estas ediciones? A ésta la podemos responder rápidamente: sí. Adiós, ahí tienes la puerta.

El actor catalán llegaba a esta tercera edición con famosos con la vitola de sus programas en Canal Cocina, con la vitola de experto, de conocedor de técnicas, de imaginación. Nada. Todo lo contrario. En los cuatro programas sólo ha mostrado ínfulas, una trastienda de mal rollo y un trabajo más bien torpe, sin creatividad y más bien guarrete. Pepe Rodríguez le tuvo que recambiar el paño de cocina que utilizaba para despejar la encimera y para quitarse el sudor de la frente. Un virguero del reciclaje cutrón. Aquí tenéis el programa completo

Por culpa de él, a María Castro también la llamaron guarra este domingo. "Sois medalla de oro de guarros. Nunca había visto un cocinado como el vuestro", lamentó con cara de asco Samantha Vallejo-Nágera cuando Massagué y la actriz gallega formaron pareja en la primera prueba, de recetas mexicanas. Hombre, para bronca, el timo de relleno de tacos que hicieron Antonia dell'Atte y Boris Izaguirre, sin salsas ni aliños. "Una falta de respeto", dijo Samantha. Pero Jordi Cruz incluso enfatizó que los eliminaba directamente, por ir a peor los dos. Boris volvió a quemar el hojaldre. Su afectación empieza a ser letal. Ambos están ya en la lista negro.

Pero este domingo había prioridades. Iván se va con toda la razón de Masterchef porque desde la primera prueba, en cuatro noches, nunca se le vio con un mínimo de talento, pese a sus credenciales, y que incluso ha destacado por malo. En la tercera noche lo salvaron los propios compañeros porque se puso a lloriquear. Ha llegado a salvar al jugador de rugby, Jaime Nava, un pulpo en el garaje desde el primer día, superviviente sin querer. 

Habrá que ver si existía otra estrategia de supervivencia para Iván, formando pareja sentimental con la desmayada Carmen Lomana. La empresaria se despidió compungida con este amor guarrete de fogones y esperas en el plató.

La marcha de Massagué entristece (parece que sólo de manera cocodrílica) a Lomana, un imán de broncas, por cierto. Todos menos ella salimos ganando sin su presencia de sudores, chuperreteos y guisotes lacios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios