Entrevista a Anna Paquin

"Robyn, en el plano profesional, carece de todo tipo de moral"

  • El canal Cosmo en las distintas plataformas de pago ofrece bajo demanda la serie 'Flack', sobre una relaciones públicas capaz de enmendar la imagen de todos sus clientes a toda costa

Anna Paquin, protagonista de la serie 'Flack' Anna Paquin, protagonista de la serie 'Flack'

Anna Paquin, protagonista de la serie 'Flack' / Pop

Flack es una serie británica de la cadena Pop en la que una relaciones públicas estadounidense, Robyn, ha de arreglar las vidas ajenas cuando ella no sabe encarrilar la suya. Anna Paquin es la protagonista de esta ficción que ofrece el canal Cosmo y que se puede ver bajo demanda en las distintas plataformas de pago. La serie ha renovado y Paquin, que aparece en la película de Martin Scorsese en Netflix, El irlandés, atiende a este periódico. A esta curtida intérprete la hemos visto en El secreto de las abejas de Annabel Jankels y en Una última copa, de Stephen Moyer, que coprotagonizó junto a Cynthia Nixon, Denis O’Hare y Ed Asner. Su anterior trabajo en televisión fue en la serie The Affair, aunque será siempre recordada por Sookie Stackhouse en la despendolada True Blood, ficción de HBO que fue de los títulos emblemáticos de Canal +. Paquin ganó el Óscar a mejor actriz de reparto por El Piano (1993, en aquella edición de Belle Epoque) cuando contaba únicamente once años.

"Robyn siempre tiene ideas descabelladas para arreglar todas las situaciones difíciles que se le presentan, pero acaban funcionando. En cambio, su vida personal es un completo desastre"

–¿Cómo resume su personaje en Flack?

–Para los que no conozcan la serie: es un gran personaje. Interpreto a una publicista famosa que debe solucionar los problemas de todos sus clientes, gente rica a la que nunca juzga. Siempre tiene ideas descabelladas para arreglar todas las situaciones difíciles que se le presentan, pero acaban funcionando. En cambio, su vida personal es un completo desastre, pero su escenario laboral está perfectamente definido. Le encanta controlarlo todo.

–¿Cómo describiría esta producción en la que se ha centrado en estos años junto a su marido?

Flack es única,nos muestra escenarios extraordinarios y juega con el sentido del humor. El equipo de guionistas es brillante, con una gran capacidad para trasportar al espectador a situaciones que no espera.

–¿Cuál fue su primera impresión cuando aceptó el papel de Robyn?

–Para mí Flack es una nueva experiencia, lo sabía cuando acepté, era algo muy diferente a lo que había hecho anteriormente y con un toque completamente nuevo. Cada vez que leía el guion necesitaba descubrir más cosas de la serie y de mi personaje. Espero que el público español que no la haya visto se anime a descubrirla.

–¿Considera que Robyn es, como se denomina ahora, “una mujer empoderada”?

–Sí, es una mujer fuerte y completamente independiente, no necesita a ningún hombre para temas económicos. Ella lucha día tras día para estar en la élite del poder y así romper con el liderazgo masculino.

–Las protagonistas de esta ficción son todas mujeres...

–Pero me gusta trabajar con repartos masculinos. He tenido experiencias maravillosas en sets dominados por ellos, pero está muy bien que, para variar, la dinámica se revierta, y los chicos vengan a interpretar a los maridos, los novios y a los actores invitados en cada capítulo. El reparto principal está formado por otras tres mujeres increíbles y poderosas (la amiga Eve, Lydia Wilson; la becaria Melody, Rebeca Benson;la directora de la agencia Caroline, Sophie Okonedo). Estas historias son muy positivas. Dice mucho en favor de la normalización.

–Su personaje encubre en ocasiones las acciones de sus clientes usando métodos poco ortodoxos... es decir, ¿el mensaje de su series es que el fin justifica los medios?

–Sin duda Robyn en el plano profesional carece de todo tipo de moral. Evidentemente, yo no soy así en la vida real, pero me encanta interpretarla. Es una mujer con toques de maldad, que no duda en poner en riesgo la reputación de otras personas para salvar la imagen pública de sus clientes. Pone su trabajo por encima de todo y todos, y es capaz de hacer muchas locuras con tal de ganar.

Anna Paquin en 'Flack' Anna Paquin en 'Flack'

Anna Paquin en 'Flack'

–¿Qué problemas aparecen en los seis capítulos?–Sobre todo la adicción, a las drogas, al alcohol; y también complicaciones por el desprecio hacia los demás. Pero también está también el caos personal en el que vive mi personaje. Es el panorama de Flack. Robyn es aún más complicada, parece que lleva una coraza. Se muestra dura ante los demás para que nadie descubra que, en realidad, es una mujer vulnerable.

–¿A quién le recomienda para que se anime a ver Flack bajo demanda?

–Es una serie de contrastes que muestra un mundo que el espectador no conoce, pero que existe. Nos muestra que, cuando Robyn resuelve situaciones complicadas, casi siempre hay alguien que sale herido. Su trabajo consiste en que esas decisiones el herido no sea su cliente. Se refleja un mundo aparentemente perfecto que está lleno de imperfecciones, con un lenguaje humorístico. Cualquier espectador puede sentirse atraído.

–¿Cómo será la segunda temporada?

–Ya hemos rodado los seis nuevos capítulos. Se incorporarán nuevos nombres como Sam Neill (Parque Jurásico) o Daniel Dae Kim (Hawai 5.0) y también contaremos con la participación de Martha Plimpton (Los Goonies). Mi marido, Stephen Moyer seguirá siendo productor ejecutivo de esta serie, pero además ha dirigido dos episodios de la nueva temporada. Yha sido una buena experiencia para los dos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios