TV-Comunicación

A sus órdenes, chef

  • La cocina de 'MasterChef' abre en La 1 sus puertas para recibir a los concursantes de la segunda edición, que promete ser más exigente y extrema que la primera

La revolución del mandil llega de nuevo a Televisión Española. El equipo de MasterChef vuelve esta noche con la intención de buscarse otra vez un hueco holgado en la parrilla de La 1 y, quizá con algo de superstición, hace coincidir su fecha de estreno con la del pasado año (un día antes para ser exactos). Esta vez regresan pisando fuerte, con la seguridad que le reporta una media de 3,4 millones de espectadores y con el orgullo de haber sido pionero en la senda de concursos gastronómicos que ha ido surgiendo en las distintas cadenas.

Tanto los responsables de TVE como los jueces del programa aseguran que en el nuevo MasterChef no todo está visto y destacan que esta nueva entrega se presenta más cañera que la anterior. Los concursantes ya conocen la dinámica del programa, por lo que era obligado rizar el rizo tanto para provocar la sorpresa de los concursantes como para mantener la expectación en casa. Y, a tenor de los datos que han facilitado desde Shine Iberia, la productora del programa, parece que lo van a conseguir. Este año el programa se sustenta, sobre todo, en las pruebas realizadas en exteriores, donde los concursantes estarán obligados a elaborar sus platos en condiciones extremas realizadas en tierra, mar y aire. Y es que, en esta ocasión, los cocineros amateurs tendrán que demostrar su habilidad en la cocina a bordo de un Airbus A330 a más de 2.000 metros de altura, en mitad del océano o en exteriores rodeados de nieve. Todo un reto.

También a la hora de elegir a los concursantes, MasterChef ha ido un paso más allá y ha incluido entre los 15 candidatos a una celíaca y a una vegana (personas que se abstienen del consumo o uso de productos de origen animal), para abrir de esta forma lo más posible el abanico a la hora de elaborar nuevas recetas.

Entre los candidatos de este año hay profesionales de todos los sectores, desde un arquitecto hasta un carnicero, pasando por un funerario, un DJ o un profesor de yoga. Sólo el mejor de los 15 aspirantes podrá hacerse con el premio final de 100.000 euros y un curso en la prestigiosa escuela de cocina Le Cordon Bleu de Madrid.

Los responsables del programa dejaron claro en la presentación de la nueva temporada que el perfil de los concursantes de este año no tiene nada que ver con el de los cocineros de la primera edición. En esta ocasión tienen edades comprendidas entre 20 y 71 años, con conocimientos de cocina muy diferente. El pasado año, la presencia andaluza fue muy destacada, tanto que dos de los tres finalistas (José Manuel y Eva) eran del sur. En esta ocasión vuelve a estar garantizada la presencia andaluza, con al menos un concursante, procedente de Granada.

En cuanto a los jueces del programa, no habrá novedades, ya que repetirán experiencia los chefs Pepe Rodríguez, Jordi Cruz y Samantha Vallejo-Nájera, un trío peculiar que ha dado mucho juego tanto en la primera edición del concurso como en su versión junior. En esta ocasión, no obstante, TVE asegura que habrá sorpresas y que se podrá ver a una Samantha con más carácter. Por su parte, Pepe y Jordi seguirán a la gresca con los concursantes; Pepe, con su ironía y peculiar sentido del humor y Jordi, con sus veredictos implacables. "Seremos más maquiavélicos y exigentes. Y no nos conformaremos con cualquier cosa", han llegado a decir.

El programa vuelve a tener al frente a Eva González y tendrá de nuevo como invitados a excelentes cocineros como Dani García, Pedro Subijana, Paco Roncero, Eneko Atxa, Diego Guerrero o los hermanos Roca, que mostrarán a los concursantes cómo se elaboran algunas de sus recetas más exitosas y, en ocasiones, ayudarán al jurado a la hora de escoger el plato mejor elaborado. Asimismo, vuelven a colaborar con MasterChef destacados artistas de ámbito nacional, como los actores Javier Cámara, Paco León, Ana Duato o Leonor Watling, así como las modelos Laura Sánchez o Nieves Álvarez y los cómicos Edu Soto y Toni Acosta.

El reto que tiene desde esta noche MasterChef es volver a repetir las buenas cuotas de audiencia del pasado año, aunque el listón lo dejó extremadamente alto, con una final que fue seguida por más de 5,5 millones de espectadores y que consiguió acaparar más del 90% de la conversación en las redes sociales.

Desde TVE confían nuevamente en el éxito del programa y aseguran que "MasterChef es un reflejo de la mejor versión de Televisión Española y de la sociedad a la que representamos". "La nueva temporada se basa en los valores positivos de la anterior e incorpora nuevos: la pasión de los nuevos concursantes y los jueces, que seguirán sorprendiendo en esta nueva edición".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios