Diversión con banderas. Homenaje a Sheldon (II)

La primera bandera de la historia del cine es española

  • En 'Tearing down the Spanish flag' se utilizó una enseña equivocada para escenificar la derrota de 1898

La bandera española y la bandera, oficial hasta 1927, de la Marina Mercante La bandera española y la bandera, oficial hasta 1927, de la Marina Mercante

La bandera española y la bandera, oficial hasta 1927, de la Marina Mercante

En un apartado edificio de Brooklyn, en una terraza de apenas 20 metros cuadrados, dos cámaras ingleses, James Blackton y Albert Edward Smith, colocaron un fondo dibujado de lo que es una fortaleza y arriaron la bandera española para sustituirla por la estadounidense y escenificar sin más licencias dramáticas la victoria imperial yanqui de 1898.

El supremacismo e imperialismo estadounidenses comenzaba a devorar más allá de su mapa y el público en los pioneros cines brincaba en las butacas. Era una de las proyecciones más celebradas del estudio Vitagraph y la compañía Edison se quedó con la autoría.

Alguno tildó este corto de 38 segundos como la “primera película bélica” de la historia. Es sólo un destello simbólico primario para azuzar la delirante euforia de un país que se sentía llamado por Dios a dominar a los demás. En Hollywood siempre les ha funcionado ondear las barras y estrellas y todo comenzó por esta errónea y rudimentaria escena.

Tearing down the Spanish flag (Arriando la bandera española), de 1898, es un falso microdocumental que simula la bajada de la enseña en el Castillo del Morro de La Habana.

'Tearing down the Spanish flag' 'Arriando la bandera española', corto de Vitagraph de 1898

La bandera española que se utiliza, la primera bandera de la historia del cine, es errónea, ya que es la mercante: amarilla con dos franjas rojas. Fue oficial hasta 1927 pero nunca ondeó en una fortificación militar.

Desde el primer instante la industria cinematográfica estadounidense no estaba por la labor de ser muy pulcra  con la Historia. No les hacía falta, ellos iban a hacer propaganda, no didáctica.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios