Toros

¿El sistema contra los novilleros?

  • David Salvador, Ángel Jiménez, Emilio Silvera, Daniel García Navarrete y Kevin de Luis, apenas placeados, cortan una oreja cada uno en Sevilla

García Navarrete, quien cortó una oreja el pasado 15 de junio, en un natural. García Navarrete, quien cortó una oreja el pasado 15 de junio, en un natural.

García Navarrete, quien cortó una oreja el pasado 15 de junio, en un natural. / Juan Carlos Muñoz

Hasta el comienzo de la última crisis económica numerosas administraciones locales organizaban novilladas picadas que, excepto en algunas localidades, han desaparecido debido al fuerte movimiento antitaurino y a grupos políticos que desprecian la Fiesta y que han logrado que no se hayan restablecido los espectáculos en multitud de poblaciones españolas que tienen una gran tradición taurina.

Es hora de que el sector –que se ha quejado en numerosas ocasiones de la intervención administrativa– tome cartas en el asunto, ya sea a través de las patronales empresariales, de la Fundación del Toro de Lidia o de otras asociaciones. Deberían organizar liguillas de novilladas picadas para que los toreros lleguen a las plazas de Madrid y Sevilla bien preparados. Se deberían fomentar en varias comunidades, a nivel nacional y con un número alto de festejos. De lo contrario, sucederá como con ese segundo circuito de matadores de toros que no están en la cima y que prácticamente ha desaparecido; estando estos toreros obligados a emigrar a países americanos para forjarse.

Pese a esta circunstancia desfavorable, en la media docena de novilladas celebradas desde el 6 de mayo al 22 de junio, en la que se han cortando cinco orejas, algunos novilleros han salvado esta difícil papeleta con la que lidian e incluso han destacado. David Salvador, Ángel Jiménez, Emilio Silvera, García Navarrete y Kevin de Luis consiguieron un trofeo cada uno.

David Salvador cortó una oreja el 6 de mayo. David Salvador cortó una oreja el 6 de mayo.

David Salvador cortó una oreja el 6 de mayo. / Juan Carlos Vázquez

El primer festejo fue un espectáculo a medio gas, con una interesante novillada de Rocío de la Cámara, bien presentada, en la que el salmantino David Salvador, como triunfador, consiguió el único trofeo de la tarde y dio una vuelta al ruedo; entre tanto Toñete fue ovacionado y El Adoureño, silenciado.

En el segundo, el madrileño Ángel Téllez, quien apuntó buenas maneras, perdió un trofeo por el fallo con los aceros y dio una vuelta al ruedo en el otro tras una faena con firmeza y entonada; entre tanto Ángel Sánchez y Diego Carretero se marcharon de vacío.

Ángel Jiménez, con un trofeo el 31 de mayo Ángel Jiménez, con un trofeo el 31 de mayo

Ángel Jiménez, con un trofeo el 31 de mayo / Juan Carlos Muñoz

El ecijano Ángel Jiménez brilló en la tercera noche en una actuación en la que fue a por todas –incluido el tirarse a matar sin muleta–, cortando una oreja y dando una vuelta al ruedo, evidenciando además del valor un buen toreo. Emilio Silvera, voluntarioso, fue premiado con otro trofeo y Alfonso Cadaval se marchó de vacío ante una novillada interesante de El Parralejo.

Emilio Silvera, con un trofeo conseguido el 31 de mayo. Emilio Silvera, con un trofeo conseguido el 31 de mayo.

Emilio Silvera, con un trofeo conseguido el 31 de mayo. / Juan Carlos Muñoz

El cuarto festejo resultó un espectáculo desangelado en una noche de frío casi invernal, en la que Miguel Ángel Pacheco, Jesús Muñoz y Calerito, que se estrenaba con picadores en esta plaza y con un pésimo lote, se marcharon de vacío tras lidiar una novillada de Dolores Rufino, correctamente presentada y de juego variado.

El jiennense Daniel García Navarrete fue otro de los toreros que brilló, logrando el único trofeo del quinto festejo por una faena con pasajes importantes con la izquierda; Daniel de la Fuente dio una vuelta al ruedo y Carlos Ochoa se marchó de vacío en una novillada de López Gibaja, de desiguales hechuras y comportamiento.

kevin de Luis, con el apéndice conseguido el 21 de juniio. kevin de Luis, con el apéndice conseguido el 21 de juniio.

kevin de Luis, con el apéndice conseguido el 21 de juniio. / Juan Carlos Muñoz

Y en el pasado jueves, el bollullero Kevin de Luis, quien consiguió el único trofeo, dejó una buena imagen, entre tanto el utrerano Curro Durán estuvo por encima del peor lote y Aquilino Girón, todavía verde, se fue de vacío en una novillada de Partido de Resina de escasa casta.

Además de estos apuntes que refrescan lo sucedido en este tramo de novilladas picadas, la reflexión inicial no es para justificar las carencias técnicas que puedan traer los novilleros a plazas de primera, sino para destacar que el sector taurino debe cuidar la cantera ¿O es que el sistema está contra los novilleros?

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios