TIEMPO El tiempo en Sevilla pega un giro radical y vuelve a traer lluvias

Mojácar

Mojácar, que no te lo cuenten

  • El destino vacacional y de descanso por excelencia en la costa almeriense, que encuentra en cada época del año una excusa para ser visitado

Mojacar

Mojacar / M.G.

Mojácar es uno de los destinos turísticos más carismáticos gracias a su diversidad y belleza. Es el destino vacacional y de descanso por excelencia.

El precioso pueblo blanco, colgado sobre la montaña, repleto de calles estrechas y preciosas plazas y miradores, historia, arqueología y arte, se complementa con la amplia zona costera de playas, magníficos paisajes, y una gran variedad de posibilidades de prácticas deportivas.

La arquitectura de Mojácar, protegida en color, forma y altura, hace que no haya perdido su autenticidad de pueblo árabe, ofreciendo al visitante la oportunidad de revivir un periodo de la historia de Andalucía recorriendo sus calles.

Cuenta con una de las tasas de retorno más espectaculares, ya que a Mojácar vuelven año tras años aquellos que la eligen como lugar de residencia, destino de vacaciones o para sus escapadas ocasionales. Esta localidad se abre a todos los gustos, aficiones y expectativas para que los días de descanso se conviertan en inolvidables e invita a volver para repetir experiencias o para descubrir otras nuevas. Enclavada en las faldas de la mágica Sierra Cabrera y en las orillas del Mediterráneo, ofrece al visitante un amplio abanico de posibilidades.

Mojácar es uno de los Pueblos más Bonitos de España prácticamente desde el principio de su fundación, en 2011, así como de la Confederación de los Pueblos más Bonitos del Mundo.

En este entorno, ha sabido respetar y preservar su cultura, su tradición y su paisaje, lo que hoy en día la convierte en el destino ideal que las nuevas tendencias turísticas y la demanda de romper con la rutina diaria que los viajeros buscan en sus días de descanso.

Su oferta turística entronca también con las tendencias del turismo familiar: playas no masificadas, espacios naturales, deportes activos en plena naturaleza, gastronomía y cultura, sin olvidar el espacio para los que buscan lugares de ocio, música y diversión.

Disfrutando del mar y del cálido sol, Mojácar, pueblo blanco asentado en el Levante Almeriense, cuenta con una posición estratégica dentro de la provincia. Es el punto de partida ideal para conocer los rincones más interesantes de la provincia de Almería. Bien comunicada con el aeropuerto o con los espacios naturales de la provincia, su enclave es perfecto.

Mojácar cuenta con 17 km de costa, de los cuales 7 km corresponden a zona de playa. Dispone de playas urbanas con todos los servicios y las denominadas naturales, ninguna de uso prohibido, calas protegidas donde los bañistas pueden disfrutar del baño en plena naturaleza y de los magníficos paisajes de la localidad. Cada playa, urbana o natural, tiene su propia belleza y características que las hacen únicas.

Anualmente, gran parte de sus playas urbanas son galardonas con Bandera Azul, que otorga anualmente la Fundación Europea de Educación Ambiental a las playas y puertos que reúnen los más estrictos criterios en materia de calidad del agua, gestión ambiental, seguridad y servicios, así como de información y educación ambiental. Igualmente, estas playas, disponen del distintivo de calidad SICTED, “Compromiso de Calidad Turística”, que acredita y reconoce el cumplimiento de los requisitos de calidad establecidos por la Secretaría de Estado de Turismo con el apoyo de la Federación Española de Municipios y Provincias, reconociendo el esfuerzo y el compromiso con la calidad y mejora continua de los destinos turísticos.

En esa búsqueda de calidad y mejora, cada año el Ayuntamiento de la localidad amplía y mejora los servicios que las playas urbanas ofrecen a los bañistas. Desde pasarenas, duchas o baños, pasando por la accesibilidad para personas con movilidad reducida, hasta servicios de salvamento y socorrismo que garantizan la seguridad en el baño.

A la calidad de sus playas acompaña el clima suave y soleado que Mojácar disfruta ma mayor parte del año. Su microclima, favorecido por la protección de Sierra Cabrera, el Mediterráneo y las abundantes horas de sol, ofrece una calidad de vida que garantizan veranos suaves e inviernos benignos. Las más de 3.000 horas anuales de sol dan al paisaje una gran luminosidad, muy apreciada por numerosos artistas que se han asentado en el municipio, e influye de manera decisiva en su temperatura ambiental y marina. La media ronda los 20º lo que la convierte en el destino ideal en cualquier época del año.

Su infraestructura hotelera y oferta de alojamiento es variada y de gran calidad. Mojácar pone a su alcance desde pequeños hoteles familiares, hasta los más exclusivos, incluyendo un Parador Nacional, pasando por apartamentos o establecimientos especializados en familias o parejas.

En cuanto a gastronomía, la localidad ofrece tanto los platos tradicionales más sencillos y sabrosos de la cocina mediterránea: pescados o arroces, pasando por los guisos, también tradicionales, elaborados con productos de proximidad. En su oferta gastronómica además podemos encontrar comida internacional o bien refutados restaurantes galardonados, alguno de ellos, con premios gastronómicos nacionales. Ofertas para todos los gustos y bolsillos que el visitante puede explorar.

Mojácar es igualmente deporte. Sus playas nos abren una oportunidad para el disfrute del buceo entre otros deportes acuáticos como el surf, paddel surf, Kite surf, kayak o pesca submarina.

Para los que prefieren actividad en tierra firme, Mojácar dispone de un paradisiaco campo de golf en el que muchos de sus hoyos disponen de impresionantes vistas al mar. Los senderistas pueden recorrer rutas cargadas de bellos paisajes y de historia que se va descubriendo a lo largo de todo el recorrido.

Las bicicletas son siempre bien recibidas en el municipio. Mojácar es un referente europeo en este deporte ya que sus hoteles están especializados en clientes deportistas y las rutas que ofrecen son muy apreciadas por los ciclistas.

Su actividad festiva incluye en su calendario una extensa actividad cultural y lúdica. Las conocidas Fiestas de Moros y Cristianos están consideradas como de interés cultural. La noche las Velas o la Noche Romántica, además de sus Fiestas Patronales, son un reconocido atractivo y una excusa perfecta para visitar Mojácar en cualquier época del año.