Globos de Oro Las mejor y peor vestidas de los Globos de Oro

  • Charlize Theron, Julia Roberts o Irina Shayk, de las más acertadas

  • Este año la gala pasa por alto las anteriores reivindicaciones sociales

La 76ª edición de los Globos de Oro ha estado caracterizada por un tono mucho más comedido que en la edición anterior. Aunque algunos han lucido cintas con el eslogan Times Up, las reivindicaciones no han sido la tónica dominante. La alfombra roja, en la que el año pasado era claro protagonista el negro con motivo del movimiento #MeToo, se ha llenado este año de diseños coloristas. La actriz Emma Stone se decantó por un Louis Vuitton de color nude y detalles en plata al estilo charlestón.

Binomio beige y negro en la novia de América, Julia Roberts, que apostó por un pantalón y top de gasa de Stella McCartney. También tirando de combinación bicolor, la actriz sudafricana Charlize Theron que como era de esperar apostaba por Dior, marca de la que es imagen. Otra de las más acertadas de la noche fue Irina Shayk. La top model apareció por vez primera junto a Bradley Cooper, que este año estrenaba candidatura como director por su trabajo Ha nacido una estrella. Un espectacular vestido de pedrería de Atelier Versace dejaba sin respiración a todos. No atinó la protagonista de dicha película. Lady Gaga combinó la tonalidad del vestido, diseñado por Versace, con la de su pelo, creando un más que llamativo juego de azules nada favorecedor. El mismo color se pudo ver en los estilismos de actrices como Dakota Fanning o Alison Brie, nominada como mejor actriz de una serie musical o comedia con Glow.

Tampoco luce la novia de Antonio Banderas. El actor malagueño acudió al evento acompañado de su pareja, la joven Nicole Kimpel, que escogió para ello un vestido en tono rosa empolvado de crep satén. Y aunque suele acertar bastante en sus estilismos tampoco fue la noche de Jessica Chastain. Fiel al color negro como reivindicación escogió un diseño de transparencias que no favorecía nada su figura y le hacía parecer mayor.

Penélope Cruz, por su parte, eligió un modelo también negro firmado por Raph & Russo de escote corazón y lazo al cuello.

Enfundada en lentejuelas, con bolso bombonera incluido posó Nicole Kidman, nominada a mejor actriz por Destroyer. Estaba radiante con una creación de Michael Kors. Otra de las más acertadas (y arriesgadas) fue Lupita Nyong'o. Un diseño elaborado con flecos con abalorios y piedras azules que combinó con pendientes de plata.

Por el animal print se decantó Anne Hathaway. La cantante y actriz Janelle Monae llevó uno de los estilismos más locos de la noche, firmado por Chanel. Julianne More se sumó al blanco con un atrevido diseño de Givenchy, complementado con piezas en dorado.

Destacables también las apuestas de Amber Heard, Saoirse Ronan o Rachel Weisz, nominada como mejor actriz de reparto por la película The Favourite.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios