Vivir en Verano

¿Eres capaz de vivir sin el móvil?

  • Uno de cada cuatro españoles de entre 18 y 65 años es adicto al smartphone

Una mujer hace uso de su 'smartphone'. Una mujer hace uso de su 'smartphone'.

Una mujer hace uso de su 'smartphone'.

Buscar en el diccionario, ir a la biblioteca a consultar un libro o utilizar un mapa son acciones que prácticamente han pasado a la historia en la generación de los smartphones. La imparable evolución de los teléfonos móviles ha hecho que esas y otra multitud de acciones estén al alcance de un clic. 

El uso de estos aparatos hacen nuestra vida más fácil, sin embargo, hay quien no es capaz de alejarse de ellos. Según un estudio realizado por Rastreator, 1 de cada 4 españoles de entre 18 y 65 años es adicto al móvil. Este porcentaje supone una cifra de en torno a 7'6 millones de adictos. Además, el 80% lo utiliza de manera continua, entre 2'5 y 4 horas diarias.

La necesidad continua de hacer uso del smartphone ha dado lugar a nuevos términos que hasta hace poco no existían, como es el caso de la nomofobia, que hace referencia al miedo a salir de casa sin el móvil, o el phubbing, en el caso de aquellos usuarios que prestan más atención al teléfono que a las personas. 

La tecnología ha pasado de ser vista como un pasatiempo o un soporte de nuestra día a día a verse como algo imprescindible en nuestras vidas. Pero... ¿es posible vivir sin tecnología? La respuesta es sencilla: sí. Y no solo es posible, sino que en muchos casos es necesario para poder huir del conocido como estrés tecnológico, esa necesidad constante de estar atentos al teléfono. 

En este contexto, la IMF Business School proponen una serie de consejos para desconectar de la tecnología en verano, sin tener que ir de vacaciones a un hotel o crucero "sin conexión". 

El primer paso se da al empezar el día: no utilices el teléfono como despertador. De esta forma, el móvil dejará de ser lo primero que ves al despertarte y lo último que ves antes de dormir. Además, según diversos estudios la luz de la pantalla puede producir insomnio. Aleja el móvil de la cama para evitar la tentación de cogerlo. 

Otra opción recomendable es eliminar las notificaciones. El timbre de whatsapp o las luces parpadeantes de las notificaciones captan constantemente la atención y eliminarlos hará que nuestra atención no se desvíe constantemente hacia la pantalla. 

El smartphone es independiente, no necesita estar todo el día contigo. Prueba a dejarlo apartado durante las comidas y los momentos en los que te reúnes con amigos o familiares. Además de limitar tu dependencia del móvil, favorecerá la conversación y te hará disfrutar más de la compañía.

Por último, se debe mantener el teléfono "limpio" de basura. Esto no quiere decir que le pases un paño a la pantalla de vez en cuando, sino que elimines todas aquellas aplicaciones que no usas. Estas app hacen que consultes más el smartphone en busca de notificaciones inesperadas. 

Siguiendo estos consejos no sólo se reducirá la dependencia de la tecnología, sino que ayudará a desarrollar habilidades para desenvolvernos mejor sin el uso del móvil. Un ejemplo de ello es la conocida como "actitud GPS", es decir, la capacidad para orientarse y resolver situaciones sin la ayuda de un satélite.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios