Cádiz

Aquel verano de 2006

  • El cabezazo más famoso de la historia del fútbol y cuando murió el ciclismo

Escultura en bronce en el Centro Pompidou que inmortaliza el cabezazo de Zidane a Materazzi. Escultura en bronce en el Centro Pompidou que inmortaliza el cabezazo de Zidane a Materazzi.

Escultura en bronce en el Centro Pompidou que inmortaliza el cabezazo de Zidane a Materazzi.

El cabezazo más célebre de la historia del fútbol fue un 9 de julio de 2006 y no fue a un balón sino al pecho del defensa italiano Materazzi. La cabeza era de Zidane. La final de aquel Mundial entre Francia e Italia suponía la despedida de uno de los jugadores más elegantes de todos los tiempos y es una paradoja que su última acción como futbolista fuera esa agresión al italiano por mentarle a su hermana. La dimensión épica de la cuita fue la foto del verano.

En el Tour de ese año también ocurrirían fenómenos fascinantes. Después de la serie triunfal de Armstrong un compatriota estaba llamado a sucederle en el trono y en las fullerías. Floyd Landis agarró una pájara de las de antes de la EPO subiendo el Galibier y perdió diez minutos. Un universo. Demasiado castigo por jugar limpio. Al día siguiente, Landis se puso hasta las trancas de testosterona, se escapó y le recuperó aÓscar Pereiro el tiempo perdido. La sustancia prohibida daría la cara tras coronarse en París. Ese Tour, oficialmente, es de Pereiro; ese Tour, oficialmente, fue la muerte del ciclismo legendario. Las emociones siguieron. Pocas semanas después España se proclamaba campeona del mundo de baloncesto.

Ese verano Facebook decide abrirse a todos los internautas. Un chiste: "¿Qué harían nuestros padres para matar el tiempo antes del Facebook? Pregunté a mis 22 hermanos y no tienen ni idea".

Viene a cuento porque al tiempo que Facebook se abría para monopolizar la Red (luego llegaría Instagram y Facebook sería cosa de viejos) se celebraba el V Encuentro de la Familia, que supuso la primera visita del Papa Benedicto a España. Fue en Valencia,donde se hizo carne el dicho español de a Dios rogando y con el mazo dando. Luego nos enteraríamos de lo que era Valencia. Aquel encuentro católico, que se produjo días después del descarrilamiento del metro de Valencia causando 43 muertos, fue un pelotazo para la comunidad de amiguetes Correa SA, que se haría famoso por su apellido en alemán, Gürtel. Valencia lucía esplendorosa en su carísima Ciudad de las Artes y de las Ciencias, levantada sobre increíbles sobrecostes. Valencia es hoy símbolo viviente de los años más descarados de la corrupción rampante de principios de siglo.

Pero por entonces cuando se hablaba de corrupción se miraba a Marbella. El saqueo en los años del GIL desembocó en esos días en la detención de Julián Muñoz, ex camarero,ex alcalde y ex pareja de la tonadillera Isabel Pantoja. Durante la prisión preventiva coleccionó pequeñas condenas por delitos urbanísticos y tendría que esperar hasta 2013 para que le condenaran a siete años y medio por malversación y prevaricación. Hoy es un hombre enfermo cumpliendo el tercer grado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios