Vivir

Los seis carteles de películas más caros

  • La versión internacional del cartel de 'Metrópolis' de 1927 lidera la lista al alcanzar casi el millón de euros

Cartel de 'Metrópolis'. Cartel de 'Metrópolis'.

Cartel de 'Metrópolis'.

Aunque ahora pueda parecer extraño y muchos se lleven las manos a la cabeza, hubo un tiempo pasado en el que para poder disfrutar de las películas de la época, la gente acudía en masa a los cines. Por aquel entonces, la llegada de las grandes superproducciones a las salas se anunciaba a través de carteles y pósteres de lo más creativos. Auténticas obras de arte que hoy se han convertido en piezas de culto.

En la actualidad, la venta y la subasta de carteles de cine son muy habituales. Son muchas las formas en las que se puede conseguir alguna pieza única y exclusiva, pero internet ha abierto una vía más amplia y un ejemplo es Catawiki (www.catawiki.es), el portal de subastas on line de artículos singulares que está subastando más de 35.000 objetos cada semana. Sólo en lo que llevamos de año, la compañía ya ha subastado más de 2.000 carteles de películas.

El resto: 'La Momia', 'Metrópolis' (otra versión), 'Satanás', 'La novia de Frankenstein' y 'Drácula'

¿Qué valor puede alcanzar un cartel de cine? Esto depende de muchos factores: quién lo ha hecho, cuántos ejemplares se conservan a día de hoy, si fue o no una edición especial, la película que anuncia y el reconocimiento de ésta dentro del mercado cinéfilo, entre otras cuestiones. Catawiki ha hecho una recopilación de los seis carteles de película más caros jamás vendidos en toda la historia del cine.

Metrópolis (1927 versión internacional) fue vendido por casi un millón de euros. En el primer lugar de la lista se encuentra el cartel creado por el diseñador gráfico e ilustrador alemán Heinz Schulz-Neudamm para la película de Fritz Lang Metrópolis que fue estrenada en 1927. La edición internacional del cartel que anunciaba esta película es una pieza rara donde las haya, no tiene créditos en la parte inferior y tan sólo se conservan cuatro ejemplares en el mundo. Fue vendido en una subasta por 920.000 euros, convirtiéndose en el cartel más caro de la historia del cine.

La Momia (1932) fue vendido por 370.000 euros. Las películas de terror han tenido siempre un gran número de adeptos y en la primera mitad del siglo XX ya se hacían grandes superproducciones de este género. La Momia, producida por Universal Pictures en 1932, es una obra de culto. El póster de esta película fue vendido por 370.000 euros en una subasta, una cantidad desorbitada que superó en gran cantidad los 168.000 euros que costó la producción del film. Este es uno de los más buscados, principalmente por el increíble trabajo artístico y de gran colorido realizado por su autor Karoly Grossz y la presencia de Boris Karloff, representado como cabeza de cartel, que fue una de las personalidades más conocidas en el género de terror en la época.

Metrópolis (1927) que se vendió por 307.000 euros. Este puesto lo ocupa también otra edición de un cartel de la película Metrópolis. En esta ocasión sí aparecen los créditos en la parte inferior, a diferencia de la edición internacional que ocupa el primer lugar de este ranking. En este caso, el cartel se subastó por 307.000 euros que le hacen meritorio del tercer puesto.

Satanás (1934) vendido por 287.605 euros. En 2009, un cartel en estilo B de la película de terror Satanás de 1934 fue subastado por 287.605 euros. En él aparecen ilustrados sus dos protagonistas, considerados como los dos grandes de este género de la época: Boris Karloff y Bela Lugosi. De su comprador tan sólo se sabe que fue un estadounidense y del cartel que es el único de ese estilo que se conserva a día de hoy.

La novia de Frankenstein (1935) vendido también por 287.605 euros. En 2007, un cartel en estilo D de la versión inglesa de la película La novia de Frankenstein de 1935 fue subastado también por 287.605 euros. Protagonizada también por Boris Karloff en compañía de Colin Clive.

Drácula (1931) vendido por 267.000 euros. Ésta fue la cantidad que pagó Nicholas Cage por un cartel de estilo F de la película Drácula de 1931. Las productoras editaban carteles en distintos tamaños para adaptarse al mercado, y se cree que en la actualidad sólo se conservan tres ejemplares de estilo F de este mismo cartel.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios