Vivir

Diploma para la tradición culinaria sevillana

  • Sevilla, en el top cinco de las gastronomías con mayor calado entres los españoles, según una escuesta de La Nevera Roja

Si se hubiese tratado de una olimpiada, el título habría sido el de diploma. Sevilla ocupa el cuarto lugar entre las gastronomías con mayor calado entre los españoles y cuyos platos son más catacterísticos y reconocibles. El dato se desprende de una escuesta que La Nevera Roja realizó a mil consumidores para medir el nivel de conocimiento de los españoles sobre la gastronomía del país. Ya que la tradición culinaria es una de las mejores embajadoras del país y conocida a nivel internacional por sana, rica y variada, pero no está tan claro cuál es el conocimiento que los propios oriundos tienen sobre ella.

Valencia, Madrid, Córdoba, Sevilla y Pontevedra conforman el top cinco de ciudades, por este orden, cuya gastronomía tiene mayor calado entre los españoles y cuyos platos son más característicos y reconocibles. Mientras las grandes desconocidas son Toledo, Baleares, León, Burgos y Guipúzcoa, ya que los españoles no diferencian con claridad los platos más característicos de estas gastronomías.

Los españoles tienen claro que la paella es el plato más típico y originario de la capital del Turia, Valencia. En el caso de Madrid, los encuestados identificaron a los callos como una de las señas de identidad de la capital. En Córdoba, fue el salmorejo el plato más popular. En lo que respecta a Sevilla, ocho de cada diez españoles identificaron el gazpacho como una receta original sevillana. Y, por último, el 89% de los usuarios supieron identificar el lacón con grelos y los tan apreciados percebes de la ría como los buques insignia de la gastronomía de la provincia gallega.

Sin embargo, otras provincias no gozan de tanta popularidad. Las grandes desconocidas por los españoles son las gastronomías de Toledo, Baleares, León, Burgos y Guipúzcoa. En algunas ocasiones, esto se debe a la gran variedad culinaria existente en ellas y, en otras, a la similitud de algunos de sus platos con los de otras ciudades españolas. Sea como fuere, los españoles aún tienen una asignatura pendiente con los platos típicos de estas regiones de España, ya que, según datos extraídos de la encuesta realizada por La Nevera Roja, sólo cuatro de cada diez han acertado a señalar cuáles son sus estandartes culinarios.

Destaca la de Toledo como la gastronomía menos conocida, en la que los consumidores eligieron como plato más representativo las habas con jamón, una receta típicamente granadina, en lugar de otros más típicos del lugar como el bacalao ajoarriero. En Baleares, se identificó como plato típico el arroz rossejat, que lo es de provincias como Castellón y Tarragona, y no el tumbet. En León, los encuestados optaron por los callos en lugar de la chanfaina, una receta tradicional hecha a base de asadura guisada. Y para Guipúzcoa, en vez de optar por la típica porrusalda vasca, que consiste en un caldo de puerros -el ingrediente que le da el nombre y al que se añade patatas y habitualmente zanahoria u otras verduras-, los usuarios eligieron el goxua, el postre típico de Álava, como el más representativo de la ciudad. Con respecto a Burgos, sólo el 47% de los encuestados identificaron la olla podrida como plato típico de la provincia y tres de cada diez creen que los pestiños son uno de sus postres más tradicionales, cuando la receta tiene origen andaluz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios