Desfiles SIQ-Moda Nupcial Ensoñación nupcial en la segunda jornada de SIQ

  • El Real Alcázar acogió este martes las propuestas sutiles de Iván Campaña, las romáticas de Patricia Bazarot y las originales de Daniel Carrasco

Puede que las altas temperaturas invitasen a muchos a tomar un refrigerio en alguna terraza de la ciudad, pero la cita bien merecía olvidarse del calor, tirar de abanico y acercarse al Real Alcázar. Con tres grandes reclamos del mundo de la moda como protagonistas –Iván Campaña, Patricia Bazarot y Daniel Carrasco–, la segunda jornada de desfiles de SIQ Handcraft & Fashion era una cita obligada. Por eso, el Salón Gótico del Real Alcázar volvió a llenarse la tarde del martes de amantes de la moda dispuestos a soñar con los tres desfiles que había preparados.

La novia sutil de Iván Campaña

Si sueños tenía el público, un sueño le llevó Iván Campaña. Encargado de inaugurar la jornada, el diseñador presentó su colección Dreams. Como si de una ilusión se tratase, los diseños parecían flotar, dibujando a una novia sutil, elegante e incluso etérea. Con aires griegos en algunas ocasiones, frágil como una bailarina en otras, la novia que propone Iván Campaña es sofisticada, sencilla y elegante.

La caída en las faldas y el efecto vaporoso que regalan los tejidos empleados dan lugar a diseños con mucho movimiento, sobrios y sin un ápice de pomposidad o efecto recargado. La media manga es una apuesta fuerte en sus diseños, un plus a la elegancia que emanan los vestidos. Los escotes, cada vez más demandados en este tipo de vestidos, son protagonistas en la mayoría de los diseños. Profundos y generosos escotes se aprecian en Dreams, pero también la sutileza de un diseño cerrado.Abogando por una desnudez elegante, Campaña apuesta por las formas ajustadas y femeninas hasta el talle, las faldas son amplias y con caída. Elemento fetiche del diseñador, la cola tiene un peso importante en esta colección. A la espectacularidad de éstas se suma la originalidad a la hora de colocarla; a veces saliendo de los hombros, otras trasformadas en fajín en tonalidades verdes.

Con líneas suaves en las formas, destacan en los tejidos las caídas en gasa, el crepé y el tul como base para crear la sensación de ligereza. En ese sentido, Campaña juega a combinar la fantasía de los perforados italianos, el macramé o el tul plumeti con la gasa de seda o el tul de seda.Con el blanco natural y el blanco roto como protagonistas, Campaña guardó su mejor sorpresa para el final. Un esmoquin blanco de lentejuelas para novias atrevidas o como segundo look de una boda fue la apuesta fuerte de Dreams.

Novias e invitadas en Patricia Bazarot

Diseño para invitada con falda de tul de Patricia Bazarot. Diseño para invitada con falda de tul de Patricia Bazarot.

Diseño para invitada con falda de tul de Patricia Bazarot. / Víctor Rodríguez

Calidad, elegancia y feminidad son las premisas de las que Patricia Bazarot parte en cada colección. En el caso de Vida, no iba a ser menos. Bazarot quiso dividir la colección en dos partes para proponer un estilismo para invitadas y otro para novias. En el caso de las invitadas, la diseñadora dejó claro que su apuesta fuerte son las faldas con vuelo. En tul, en tonos coral y azul cobalto, con el talle a

 la cintura, las faldas se combinan con cuerpos en tonos lisos, dando lugar a una invitada muy lady.

Este imprescindible de la diseñadora se combina con líneas básicas, escotes asimétricos, espaldas al estilo Bazarot e incluso alguna pieza de lentejuela.En cuanto a los diseños de novia, la diseñadora incorpora nuevas formas, aunque no pierde el aire romántico que la caracteriza. Pensados para diferentes tipos de novia, los diseños de Vida reflejan cortes lenceros, su famosa falda de tul (en este caso con pequeños lunares en tonos dorados) y el pantalón como apuesta más arriesgada. En dorado y muy ceñido, este se combina con un cuerpo en blanco que, de espaldas, no hace imaginar originalidad del diseño. Bazarot, como anteriores ocasiones, contó con complementos de la firma Lamágora.

Los tapices del Alcázar, inspiración en Daniel Carrasco

Como broche final, la originalidad hecha colección a manos de Daniel Carrasco. Bajo el nombre de Rioma y los tapices del Real Alcázar, la colección gira en torno a diseños realizados a partir de reproducciones exactas de los tapices del Alcázar. LLevados a cabo por Rioma, los diseños se nutren de pichis, faldas lápiz y evasé y cuerpos que se complementan con tejidos de creps, neopreno, punto de algodón y seda.

Con el cuello alto como corte preponderante, los diseños consiguen un toque más festivo con flecos de cuerdas de cristal y seda. Entre los colores destacan el azul Prusia y el burdeos, así como los tonos verdes y anaranjados. En sus diseños destacan las pieles y guantes, además de los grandes bolsos de boquilla metálica envejecida de Chitita.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios