¿Dónde comer en Sevilla?

Palique: la revolución llega al helado

  • Unos jóvenes emprendedores abren en Sevilla su tienda de helados de frutas frescas y chocolate en formato de polo

Palique de fresa relleno de leche condensada.

Palique de fresa relleno de leche condensada.

La bola de helado representa la tradición, la frescura, la autenticidad y la delicia. A ese círculo rugoso y chorreante de múltiples sabores que llegó a nuestras vidas al tiempo que comenzábamos a andar le ha salido un serio competidor que está dando mucho que hablar. Helados Palique ha traído a Sevilla una fórmula helada muy común en países como Estados Unidos, Mexico y Brasil. “Nuestro producto viene en parte a revolucionar y aportar una nueva visión de los helados, mezclando la facilidad de tomar un helado en formato de polo con palo, pero con la cremosidad y textura de los mejores helados de bola”, explican sus creadores, Daniel Salas, Gabriela Atala y Álvaro Benjumea.

Juntos han constituido esta marca 100% sevillana, con fábrica en Bollullos de la Mitación y tienda propia en el centro de Sevilla.

Interior de Helados Palique, en el centro de Sevilla. Interior de Helados Palique, en el centro de Sevilla.

Interior de Helados Palique, en el centro de Sevilla.

Helados Palique presenta tres fórmulas diferentes: los frutales, los cremosos y los rellenos. “Aunque realmente todos tienen una textura suave, o algunos de los rellenos son de fruta, como nuestro Palique de fresa relleno de leche condensada. Para nosotros, esa variedad es una de nuestras estrellas. Aunque lo mismo podría decir de nuestro Palique de mango, nuestro Palique de turrón o nuestro Palique de chocolate relleno de Nutella”, explica estos jóvenes emprendedores.

Helado de mango. Helado de mango.

Helado de mango.

Variedades de coco, dulce de leche, kiwi, oreo, pistacho, plátano, tarta de queso, yogur y vainilla completan el catálogo de helados Palique, que trabaja en la creación de nuevos sabores en su fábrica de Bollullos de la Mitación, pero siempre fieles a la filosofía de la marca: “Creemos que es bueno volver la mirada a los conceptos tradicionales para dar una vuelta de tuerca y ofrecer algo diferente. Nuestros helados ciertamente usan el palo, elemento tradicional español –no hay que olvidar que los españoles fuimos inventores del chupachups–, pero no ofrecemos el típico polo que todos conocemos. Su textura suave y sabor lo convierten en toda una experiencia para los sentidos. Y queremos volver a los sabores totalmente naturales de la cocina de nuestros abuelos. Por ello usamos frutas frescas, traídas del mercado y cortadas el mismo día de la producción de nuestros helados. Nada de potingues ni pastas”, explican.

Helados Palique de galleta Oreo. Helados Palique de galleta Oreo.

Helados Palique de galleta Oreo.

Además de todo eso (de ser un homenaje a la artesanía y a la tradición), los helados Palique han nacido para ser algo más que un mero un mero dulce de verano. Aportan mucho más: “Estamos socialmente comprometidos y queremos lo mejor para nuestra tierra, por lo que ofrecemos productos 100% naturales. Un ejemplo de ello es que ya varios colegios se han puesto en contacto con nosotros para enseñar a los niños a tomar fruta de una forma divertida y diferente”, explican sus responsables.

Su objetivo inmediato es llevarle a los sevillanos “este excepcional producto y que tenga una excelente acogida, consolidarnos y, por supuesto, crecer”. Pero también miran a otros barrios, a la costa, “al resto de Andalucía que tanto queremos, pero con calma. Paso a paso”. De la misma manera, hoy día trabajan en el diseño de una linea para restaurantes y caterings, “para que nuestros paliques se puedan disfrutar siempre, en cualquier tipo de evento o reunión”.

-Dirección: calle Alcaicería, 2. Horario de verano: De 12:00 a 24.00 horas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios