Nuestros Bares

El Picoteo del Aljarafe: de tapas en una terraza de ensueño

  • Una amplia carta, un servicio “honesto” y un entorno privilegiado por su belleza y su amplitud han convertido a este establecimiento de Gines en uno de los favoritos de los sevillanos.

La terraza de El Picoteo del Aljarafe cuenta con casi 1.00 metros cuadrados de espacio. La terraza de El Picoteo del Aljarafe cuenta con casi 1.00 metros cuadrados de espacio.

La terraza de El Picoteo del Aljarafe cuenta con casi 1.00 metros cuadrados de espacio.

¿Plato o tapa? Por suerte, a veces la vida plantea dudas como esta: asequibles y de respuestas sencillas. Para comer al plato hay restaurantes italianos o mexicanos, restaurantes de menú, restaurantes de estrella Michelín y un sinfín de opciones tan variadas como gustos.

Para tapear: El Picoteo del Aljarafe. Hace quince años que los responsables del Grupo Aljarafe Restauración tuvieron una idea por entonces poco o nada común: crear un servicio de tapeo en mesa, alejado de la tradicional de barra y más cercano a la opción del restaurante. Una comida a la carta basada en una extensa variedad de tapas bien despachadas y a buen precio.

La Cervecería Aljarafe, en Bormujos, fue la primera puesta de largo de una forma de concebir la restauración que poco después se extendió hasta Gines. Allí, en un fabuloso cortijo (que albergó los Salones Ochoa), llevan desde 2011 poniendo tapas en El Picoteo del Aljarafe.

Solo por el espacio que lo acoge ya merecería la pena tomarse algo. Con una terraza de cerca de 1.000 metros cuadrados y tres salones interiores, El Picoteo es uno de los espacios más cómodos de Sevilla para comer, con una amplitud que hoy es un valor en alza.

Actualmente, asegura Manuel Rodríguez, administrador del Grupo, “el espacio del que disponemos nos permite situar las mesas con una distancia de dos metros y medio”, salvando con mucho el espacio de seguridad recomendado en esta nueva normalidad.

La ubicación de El Picoteo del Aljarafe es otro de sus valores. Situado en el cruce de Gines a Espartinas, en la antigua carretera Sevilla-Huelva, el establecimiento es de muy fácil acceso y dispone de un amplio aparcamiento al servicio de todos sus clientes. Luego, una vez dentro, todo es “un placer”, explica Rodríguez: “Comer en la terraza de El Picoteo es, sinceramente, muy agradable gracias al entorno, al espacio, a la vegetación… el lugar es espectacular”, y cómodo si se añade la posibilidad de entretener a los niños en el parque infantil que el restaurante ha instalado en la propia terraza.

Después está la comida, claro. Un ingrediente tanto o más importante que el sitio. La carta es tan amplia que han tenido que rehacerla para que en primer lugar aparezcan los ‘favoritos’, una lista de las tapas más consumidas, las más queridas por sus clientes. Entre ellas, el bacalao gratinado y las carnes a la piedra, que son las especialidades de la casa, sin olvidar tapas más habituales como la ensaladilla, las patatas alioli, la ventresca de atún, los chocos fritos, la corvina a la plancha o los huevos rotos, que por supuesto se sirven en formato de tapa, además de medias raciones y raciones, con precios asequibles y productos de calidad.

La comida es el otro secreto de El Picoteo: una cocina eminentemente tradicional, con platos de corte más original: “Lo hacemos todo con mucha honestidad. Intentamos ser lo más sinceros posible con nuestra clientela, que es recurrente y queremos y debemos mantener con buen servicio, rapidez, buen precio y calidad, unido a un trato cercano y amable”. La respuesta del público les da la razón: el grupo cuenta ya con seis establecimientos de éxito en el Aljarafe, Sevilla y Fuengirola (Málaga).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios