Vivir

Pipper y el turismo 'dog friendly' en Sevilla

  • Pablo Muñoz, impulsor de la propuesta 'Pipper on tour', cuenta sus experiencias para visitar la ciudad con mascota incluida

Pipper y Pablo Muñoz, su dueño, junto a la Torre del Oro Pipper y Pablo Muñoz, su dueño, junto a la Torre del Oro

Pipper y Pablo Muñoz, su dueño, junto a la Torre del Oro / Pablo Muñoz

El primer perro turista e influencer, Pipper, acaba su aventura por Sevilla. ¿Qué ha visitado? ¿Dónde ha podido alojarse? Sus más de 35.000 mil seguidores en Instagram han podido acercarse estos días virtualmente a la ciudad y conocer los diferentes lugares por el que los canes "educados" pueden hacer visitas, alojarse y moverse junto a sus dueños.

En Sevilla, Pipper se ha hospedado en el Boutique Hotel Holos, ha paseado en barco por el río Guadalquivir, caminado por la Plaza de la Encarnación, visitado la Plaza de España, entrado en el Museo del Carruaje, ojeado la galería de arte urbana Delimbo...

[Diez hoteles de Sevilla para viajar con perro]

No obstante, el perro influencer abandona la ciudad sin poder descubrir sus principales encantos turísticos. "No nos permitieron la entrada en ningún museo, salvo el de Carruajes, ni en ninguna atracción turística de Sevilla", manifiesta.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Pipper on tour (@pipperontour) el 7 Abr, 2019 a las 1:19 PDT

¿Es Sevilla 'Dog friendly'?

El donostiarra Pablo Muñoz, creador de Pipper on tour, ha realizado un análisis de la situación en la que se encuentra la ciudad hispalense para hacer turismo dog friendly (perro amigable). Pipper ha analizado en Sevilla los aspectos fundamentales para un turista: medios de transporte, hoteles, restaurantes y visitas. 

"El Metro de Sevilla prohíbe la entrada de perros, al igual que los autobuses urbanos de Tussam y el Metrocentro", afirma el dueño de Pipper como limitación a la hora de moverse.

Pablo Muñoz destaca ciudades como Madrid y Barcelona que sí permiten la entrada de perros en el Metro "siempre que lleven correa y bozal" a excepción de las horas puntas. En Palma Mallorca, "más de la mitad de las líneas de autobuses urbanos permiten perros".

El cercanías de Renfe es el único medio de transporte público que acepta la entrada de los canes en toda su red ferroviaria del país. Explica Pablo que se trata de una política de la empresa que afecta a todo el territorio nacional.

Con este panorama, Pipper y su dueño se han visto obligados a visitar la ciudad a pie o en su vehículo propio. 

En el ámbito de restaurantes y bares, "Sevilla tiene un aspecto positivo". La normativa "permite que el restaurante elija si entran o no perros" señala Muñoz a diferencia de otras ciudades como Santander o comunidades autónomas como Aragón que sí prohíben directamente la entrada.

No obstante, destaca Pablo que por ahora "hay pocos restaurantes" que permiten esta entrada y subraya que son muchos los bares que desconocen la normativa y no saben que ellos tienen la potestad de decidir.

Además, el dueño de Pipper expone una propuesta. "El Ayuntamiento puede informar a los hosteleros sobre la normativa o crear unas pegatinas de dog friendly para saber qué ese restaurante permite la entrada de perros como ha hecho el Ayuntamiento de Gijon", propone.

El perro turista ha comido en los restaurantes, aunque no en todos en los que pretendía, sino en aquellos en los que es posible la entrada de mascotas, como el restaurante Toby eats the world, la vermuteria Yo soy tu padre o el Corral del Rey.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Pipper on tour (@pipperontour) el 2 Abr, 2019 a las 5:32 PDT

Un aspecto aún más positivo de la ciudad son los hoteles, donde Muñoz señala que "existen muchos que permiten la entrada de perros". Asimismo ocurre con los museos, que "poco a poco" admiten ser amigos de las mascotas, como ocurre en las torres de la catedral de Salamanca, el museo de San Isidoro de Castilla y León.

"Existen formas de integrar más a las mascotas en la sociedad, pero al final son las ciudades las que tienen que tomar la decisión",dice Pablo como conclusión.

Limitaciones y pensamiento como estos, son las que se encontraba el dueño de Pipper, creador de Pipper on tour, a la hora de viajar con su mascota. Estas experiencias son el fruto del proyecto que inició en mayo de 2018 y que le ha llevado a dar a la vuelta a España con un único objetivo: "promover el turismo dog friendly (perro amigable) en España.

"Quiero dar a conocer los principales destinos del país y los recursos turísticos que están abriendo sus puertas a quienes viajan acompañados de su perro", explica Muñoz.

A Pipper y a su dueño solo le falta por conocer más ciudades de Andalucía y Extremadura para finalizar el proyecto en el próximo mes de mayo, una aventura que comenzó en el mes de mayo de 2018, que cuenta con el apoyo de Bankia, Renfe, Trixie, Bayer y Dingonatura.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios