Salir al cine

Planes de cine en Sevilla para un fin de semana sin cofradías

  • Con la Semana Santa a la vuelta de la esquina, llega a la cartelera el nuevo filme de Olivier Assayas, una comedia ambientada en el mundo de la edición literaria con vocación de diagnóstico sobre las derivas de la contemporaneidad. La estupenda 'La profesora de parvulario' de Nadav Lapid tiene también su remake americano. 

Una imagen de 'La profesora de parvulario', de Sara Colangelo. Una imagen de 'La profesora de parvulario', de Sara Colangelo.

Una imagen de 'La profesora de parvulario', de Sara Colangelo.

El francés Assayas firma en Dobles vidas su película más accesible, un enredo ambientado en el mundo de la edición literaria. En la oferta online a la carta de Canal Sur puede verse el estupendo documental Nuevo día sobre la gestación del primer y mítico disco de Lole y Manuel. 

La película de la semana

Olivier Assayas (Personal shopper) aligera el equipaje y se adentra en la comedia urbana sin perder de vista ese interés por diseccionar las dinámicas de la contemporaneidad y sus transformaciones. Dos parejas se entrecruzan aquí en el ambiente de la edición y la literatura de autoficción: Juliette Binoche, Guillaume Canet, Vincent Macaigne y Nora Hamzawi dan cuerpo y verbo fluido a estas Dobles vidas en un enredo ligero no exento de profundidad y lucidez sobre este tiempo líquido y su reverso. 

Juliette Binoche y Guillaume Canet en una imagen de 'Dobles vidas', de Assayas. Juliette Binoche y Guillaume Canet en una imagen de 'Dobles vidas', de Assayas.

Juliette Binoche y Guillaume Canet en una imagen de 'Dobles vidas', de Assayas.

Estrenos de cartelera

El cineasta israelí Nadav Lapid, reciente ganador del Oso de Oro en Berlín por Synonymes, estrenaba en 2014 La profesora de parvulario, un fascinante y enigmático retrato sobre la relación entre una profesora y su alumno de apenas 5 años capaz de crear y recitar los poemas más hermosos. Una metáfora sobre el poder arrebatador de la poesía y la diferencia en estos tiempos tan prosaicos y vigilados.

Una imagen de 'La profesora de parvulario'. Una imagen de 'La profesora de parvulario'.

Una imagen de 'La profesora de parvulario'.

Cuatro años más tarde, la norteamericana Sara Colangelo ha rodado su particular remake de la cinta de Lapid, trasladando a Estados Unidos una misma historia que incide aún más si cabe en esa idea de que todo atisbo de disidencia de la normalidad es siempre objeto de sospecha y debe ser erradicado. Maggie Gyllenhaal interpreta a la maestra entregada a su causa salvadora en un filme que ganó el premio a la mejor dirección en Sundance.

También por la sección oficial de Berlín pasó la cinta alemana A la vuelta de la esquina, de Thomas Stuber, cuyo vuelo metafórico desde las estanterías de un supermercado en el que trabajan sus protagonistas, el estupendo Franz Rogowski (En tránsito) y Sandra Hüller (Toni Erdman), alcanza a las heridas aún abiertas de la unificación alemana en las claves de una comedia romántica con cierto poso de amargura y desencanto.

Franz Rogowski y Sandra Hüller en 'A la vuelta de la esquina'. Franz Rogowski y Sandra Hüller en 'A la vuelta de la esquina'.

Franz Rogowski y Sandra Hüller en 'A la vuelta de la esquina'.

La británica El día que vendrá despide, empero, el más clásico perfume del academicismo, en este caso con producción de Ridley Scott. Ambientada en el Hamburgo en ruinas de 1946, en la inmediata posguerra, y protagonizada por Keira Knightley, no menor garantía de qualité, la cinta que dirige John Kent plantea un triángulo amoroso (con Alexander Skarsgård y Jason Clarke en el lado masculino) con visos de melodrama que incide también en las secuelas de la guerra, el rencor y las traiciones.

Kiera Knightley en una imagen de 'El día que vendrá'. Kiera Knightley en una imagen de 'El día que vendrá'.

Kiera Knightley en una imagen de 'El día que vendrá'.

El cine español sigue buscando en los remakes de éxitos extranjeros su particular camino de conciliación con el gran público desde los despachos televisivos. Después de Kiki, el amor se hace o Perfectos desconocidos, Lo dejo cuando quiera remeda a la española, con un reparto que incluye a Ernesto Sevilla, David Verdaguer, Carlos Santos o Amaia Salamanca, el original italiano de 2014 titulado, miren por dónde, Smetto quando voglio, que cuenta ya además con dos secuelas, así son las buenas gallinas de los huevos de oro.

David Verdaguer en una imagen de 'Lo dejo cuando quiera'. David Verdaguer en una imagen de 'Lo dejo cuando quiera'.

David Verdaguer en una imagen de 'Lo dejo cuando quiera'.

Con todo, el enredo cómico consiste aquí en ver desbarrar a tres profesores universitarios que, cuales Walter White y como consecuencia de la crisis (sic), acabarán convirtiéndose en traficantes de droga en su horario nocturno.

Poco más que rascar este fin de semana en una cartelera que, taquilla manda, siempre tiene su puerta abierta a los niños. Producida por Imagination Studios, la cinta de animación digital El parque mágico vuelve a juntar a humanos y animales en una aventura blanca e inofensiva en formato parque de atracciones.  Desde Francia llega Mia y el léon blanco, otra fábula de mensaje familiar y animalista ambientada en África (sic). Y desde Japón, en clave anime, Quiero comerme tu páncreas tiene al menos un título como mínimo prometedor.

Cine online

Disponible en la web de Canal Sur, el documental Nuevo día, de Alejandro González Salgado, nos trae en un formato de una hora con testimonios y abundante material de archivo una nueva genealogía del rock andaluz a través de la historia de la gestación de uno de los dúos fundamentales de la música española de la Transición, aquel formado por Manuel Molina y Lole Montoya que con el disco Nuevo día (1975) irrumpía de manera poderosa en el panorama nacional para forjar una de las páginas más memorables del flamenco moderno.

Contraportada y portada del primer disco de Lole y Manuel. Contraportada y portada del primer disco de Lole y Manuel.

Contraportada y portada del primer disco de Lole y Manuel.

Con un ritmo ágil y un montaje preciso en su ortodoxia, especialmente lúcido en su voluntad de explicar no sólo los contextos históricos y culturales sino también las singularidades de los procesos y los gestos musicales, por el documental desfilan especialistas como Pedro G. Romero o Luis Clemente y algunos de los protagonistas de aquellos días de efervescencia, audacia y fusión entre el rock y el flamenco que alumbraron a grupos como Smash, Triana, Imán o Goma.

También es protagonista un Gonzalo García Pelayo especialmente locuaz y didáctico en su condición de productor musical (para el sello Gong) y futuro cineasta (muchas de las canciones del primer disco de Lole y Manuel fueron a parar y a articular su primera película, Manuela) o su hermano Javier, manager primerizo y ameno revelador de anécdotas y episodios desconocidos, y por supuesto, la propia Lole y su hija Alba, que rememoran y rellenan sin sentimentalismos la ausencia de Manuel, fallecido en 2015, con la evocación de su figura de voz “arenosa”, cabeza tumbada en la guitarra y desgarro sin miedo que supo poner una música honda a esos poemas livianos y trascendentales de Juan Manuel Flores.