Vivir

Salir de compras: Sushi al estilo tradicional en Amor de Dios

wasabi

Saludable, variado, sabroso y conocido en todo el mundo, el sushi se ha hecho un hueco entre las preferencias gastronómicas de los sevillanos y aunque son necesarios apenas unos segundos para devorar una pieza, el apellido de comida rápida dista mucho de lo que supone este plato dentro y fuera de Japón. En torno a la elaboración del sushi existe todo un ritual perfeccionado a lo largo de los siglos y respetarlo tanto en la técnica como en la calidad de los productos es la máxima sobre la que se asienta la filosofía de Wasabi, que abría hace poco más de un mes en la calle Amor de Dios. Para llevar a casa o disfrutarlo en el mismo local, que es también un ultramarinos japonés, el sushi de Wasabi, sencillamente, es diferente.

Diferente porque su propietario, el sevillano Humberto Juan Lobato, de 30 años, decidió en su día que sólo se formaría con maestros japoneses. Así lo hizo y de ellos aprendió que elaborar sushi requiere de paciencia, precisión y mucho mimo. También, que no cualquier pescado ni arroz ni fruta ni verdura vale para elaborar la receta, ya que sólo los más frescos y de mayor calidad son capaces de dotar al plato final de la textura y sabor necesarios. Por eso, el sushi que se vende en Wasabi está elaborado con productos de temporada y comprados a unos pocos metros del local. Con ello, Humberto consigue otro de los objetivos, contribuir a la economía del barrio, que se marcó cuando se decidió a abrir el establecimiento.

En las vitrinas se Wasabi se pueden encontrar hasta 30 tipos diferentes de sushi -recomendable probar el de salmón, mango, crema de queso y sésamo o el nigiri de boquerón- y que se elabora de media entre dos y tres veces al día para que el producto se sirva recién hecho a cualquier hora. Pescados tradicionales como el salmón o el atún pero también dorada, pulpo, anguila asada o langostinos son algunos de los elegidos por Humberto, que prepara también ensaladas de algas wakame y brochetas de pollo yakitori que vende en bandejas (unos 3 euros). Las piezas de sushi se sirven por separado para que los clientes puedan probar varios tipos con precios que van desde 1 euro las más sencillas hasta los 2 euros de las que se elaboran a base de caviar de salmón. Para acompañarlas, varios tipos de cerveza japonesa (como Sapporo y Asahi y con precios de 1,50 hasta 2,40 euros) o sake achampanado.

En el poco tiempo que lleva abierto, Wasabi se ha hecho ya con una clientela fiel, a la que también le gusta preparar en casa sus propios platos de sushi y otras variedades de cocina japonesa. Por ello, en el local se venden todos los productos necesarios -traídos directamente desde Japón- como arroz, algas nori, fideos, vinagre de arroz, tempura, wasabi, sopa miso y diferentes salsas (algunas incluso sin gluten) que ponen el toque final. También venden y pueden consumirse en el local platos instantáneos.

Wasabi abre ininterrumpidamente desde las 11:30 hasta las 23:30 para poder disfrutar de su sushi a cualquier hora del día y Humberto imparte talleres -en torno a 30 euros- en el que los alumnos pueden llevarse a casa los platos que elaboran. Aceptan también encargos por teléfono y ofrecen servicio de catering.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios