Verano en Sevilla

San Nicolás, el puerto y la playa en Sevilla

  • La única playa fluvial en la provincia de Sevilla está a los pies de Sierra Morena

La playa del río Galindón en San Nicolás del Puerto La playa del río Galindón en San Nicolás del Puerto

La playa del río Galindón en San Nicolás del Puerto / M. G.

Hay un pueblo de Sevilla donde hay playa. Una costa particular que ocupa una de las orillas del río Galindón en Sierra Morena. San Nicolás del Puerto puede presumir de merenderos, duchas y baños en plena naturaleza y en el corazón de un pueblo donde todo invita a la tranquilidad.

Siempre hay novedades. Hasta el 15 de septiembre la playa está a pleno rendimiento y con todos los servicios de socorrismo y limpieza activados. Este año la novedad es la zona de merenderos que se suman a todos los servicios ya existentes.

Un pequeño río que los meses de verano se cree mar en una costa a pie de sierra donde no falta ni chiringuitos ni socorristas y en la que cada año se introducen mejoras. Tampoco es problema dónde dejar el coche porque dispone de zona azul. Hay hasta zonas reservadas al voley playa y fútbol playa.

Variaos bañistas disfrutando de la playa fluvial de San Nicolás Variaos bañistas disfrutando de la playa fluvial de San Nicolás

Variaos bañistas disfrutando de la playa fluvial de San Nicolás / M. G.

El proyecto de creación de esta playa artificial data de 1974, aunque por diferentes motivos no se adecuó para el baño hasta los años 80. Aunque al principio casi todos los que iban eran vecinos del municipio o de los pueblos cercanos, cada vez son más los que llegan desde otros puntos de Sevilla, Córdoba e incluso zonas como Huelva o Cádiz.

En números son 350 metros de longitud y 40 metros de anchura, y dos metros de profundidad como máximo. Todo ello sobre un lecho forrado con hormigón impreso.

Un sistema de compuertas que regula el cauce del río permite crear una playa fluvial que cada vez atrae a más visitantes a este pequeño pueblo de 680 habitantes que están buscando un baño en plena sierra, con un pequeño municipio como San Nicolás del Puerto donde todo es naturaleza y en un río donde la historia está muy presente. Como en la cimentación romana del puente de piedra donde están las compuertas que permiten la creación de la playa fluvial.

Noche del terror

San Nicolás del Puerto es un pueblo pequeño, pero lleno de vida. Muestra de ello es la Noche del terror que cada mes de julio atrae a miles de visitantes y que supone la llegada masiva de personas no sólo a este municipio, sino también a los colindantes. Este año la XVII Noche del Terror será del 12 al 13 de julio. Las entradas se pondrán a la venta a partir del 24 de junio sólo en la web www.nochedelterror.es.

Voluntarios de una de las Noches del Terror de San Nicolás del Puerto Voluntarios de una de las Noches del Terror de San Nicolás del Puerto

Voluntarios de una de las Noches del Terror de San Nicolás del Puerto / M. G.

Cada año, la Noche tiene una temática. En esta ocasión se llama Folklore y está alrededor de todo lo que desde siempre está en las historias del miedo. Un kilómetro lleno de terror por la ribera y las calles del pueblo en el que todos los vecinos colaboran de modo voluntario. Además de este pasaje del terror, suele existir una programación paralela para el público que queda fuera del recorrido por falta de entradas, con animación de calle, espectáculo central a medianoche, música en directo o mercadillo. Este evento que se realiza desde 2003 ha atraído a más de 60.000 personas, en sus 17 ediciones, a una localidad que no llega a 700 habitantes. Esta actividdad fue Premio Progreso en el año 2010.

Cine de terror y San Nicolás

En enero, San Nicolás del Puerto es la sede de un festival de cortos de terror, La Vieja Encina, que se ha consolidado como una cita internacional en la que se pueden encontrar a actores y directores de todos los países.

Mucho que ver

El municipio está situado a 93 kilómetros de Sevilla y la playa es sólo uno mas de los atractivos que tiene para protagonizar una escapada de varios días para vivir y conocer la provincia. La playa es una especie de recuerdo de cómo era esa zona en los primeros años de la Tierra. En el centro de visitantes del cercano Cerro del Hierro explican de una manera bastante didáctica que todo la parte de la actual Sierra Morena Sevillana era una especie de Caribe rico en arrecifes y esponjas con una gran abundancia que en el periodo Cámbrico se convirtió en roca caliza con abundancia de minerales de hierro.

Cerro del Hierro Cerro del Hierro

Cerro del Hierro / M. G.

Otro de los monumentos naturales son las cascadas que surgen al arrojar el río Huéznar. Sus aguas sobre unas peculiares formaciones calizas conocidas como travertinos. A lo largo de esta sucesión de pequeños saltos de agua, llamados Las Chorreras, ete monumento natural acoge, además, una rica variedad de fauna con especies como la garza real, el mirlo acuático, el martín pescador, el azor, la nutria, el galápago leproso o la trucha.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios