Vivir

Mucho más que un archivo

  • El Archivo General de Indias gana peso entre los edificios más visitados gracias a sus muestras itinerantes.

La originaria Casa Lonja que fue convertida en 1785 por Carlos III en el Archivo General de Indias con el objeto de reunir en un sólo lugar los documentos referentes a Indias, conserva más de 43.000 legajos, instalados en ocho kilómetros lineales de estanterías, con unos 80 millones de páginas de documentos originales que permiten a diario profundizar en más de tres siglos de historia de todo un continente. Los más variados temas ocupan el interés de los miles de investigadores que pasan por el edificio. No sólo discurren por sus galerías expertos, sino que poco a poco va ganando peso la figura del turista.

Con el vínculo histórico entre Sevilla y América se encuentran los visitantes en la parte baja gracias a la exposición Sevilla Americana. El sevillano Francisco Luque donó de manera altruista una colección de 197 piezas sobre la ciudad que incluyen pliegos de sello, billetes y monedas, grabados de paisajes, cerámicas y elementos de cartografía. La exposición muestra aproximadamente 50 elementos que se articulan entorno a tres espacios diferenciados. Primero se recogen paisajes de Sevilla y de enclaves relacionados con América entre los siglos XVI y XIX, con el río Guadalquivir como vehículo, y con un inicio y un fin "simbólicos", según el comisario de la exposición Manuel Álvarez, que comienza con el mapa de la Diócesis Hispalense y acaba con un grabado de la Casa Lonja, ubicación actual del Archivo. El segundo espacio de la muestra se centra en la figura de Cristóbal Colón, y en él pueden encontrarse, entre otros, un óvalo con el busto de Isabel la Católica, obra de Antonio Illanes, o un billete de 5.000 pesetas con la imagen del genovés.

La exposición también hace hincapié en los dos acontecimientos internacionales clave en la historia contemporánea de Sevilla: la Exposición Iberoamericana de 1929 y la Exposición Universal de 1992. La muestra recoge una serie de vistas de la ciudad plasmadas con motivo de la exposición del 29 con un estilo, según el comisario, "casi fauvista", así como varias postales y elementos de numismática conmemorativos de la Expo de 1992.

En la primera planta del céntrico edificio, que tiene el acceso gratuito todos los días de la semana, nos encontramos hasta el 9 de febrero con la exposición Pacífico. España y la aventura de la Mar del Sur. La muestra narra la transformación del Pacífico en una vía de comunicación para los pueblos, una gesta acometida por marineros, políticos y religiosos españoles que escribieron un capítulo fundamental de la Historia a menudo oscurecido por el descubrimiento y la colonización de América.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios