Vivir en Sevilla

Si te gusta la cerveza, en estos bares de Sevilla la sirven casi congelada

Cerveza de Bodeguita Jarmine

Cerveza de Bodeguita Jarmine / Redes Sociales

Por norma general la cerveza se sirve en los bares a una temperatura de 4 a 8 grados, garantizando de esta manera que se pueda tomar en varios sorbos sin perder su frescor ni su espuma, siempre y cuando el vaso en el que la han tirado estuviera congelado previamente.

Sin embargo, existen algunas excepciones, especialmente en lugares más cálidos como la provincia de Sevilla, en las que esta bebida se sirve a temperaturas más bajas. Esto sucede, por ejemplo, con la cerveza Cruzcampo, que se aconseja tomar a 2 grados bajo cero y cuya fábrica se ha molestado en instalar grifos especiales (los glacial) para garantizar que las cañas se tiren a estos grados. 

Si eres amante de esta bebida y te gusta tomarla prácticamente congelada, hay algunos bares en la provincia que se han tomado a rajatabla las indicaciones de servirla muy fría  y que rozan el punto de su congelación para que sus clientes puedan disfrutarla de esta manera. Aquí compartimos tres templos de la cerveza en los que los que al tomarla puedes ver hasta su escarcha:

El Rinconcillo, en Los Molares

En este bar ubicado en el pueblo de Los Molares no solo se sirve la cerveza fría sino que, además, se hace en botellas de litro para que cada cliente se la vaya vertiendo sobre su vaso.

Este espacio cuenta con una cocina de comida tradicional en la que destacan sus guisos como el menudo o sus manitas de cerdo así como la pringá casera, que es famosa sobre todo a la hora del desayuno. El establecimiento cuenta con una gran terraza y aunque su nombre sea El Rinconcillo también se le conoce como "Los Lirios", por encontrarse en la plaza que lleva el mismo nombre. Se encuentra en la calle San Juan de Ribera, 8, en el municipio de Los Molares. 

Bodeguita Jarmine, en Santiponce

Esta bodega ubicada en el pueblo de Santiponce es característica por dos cosas: su decoración, ya que todo el local está repleto de bufandas de diferentes equipos de fútbol que cuelgan de las paredes, y por su cerveza, que se sirve en jarras y vasos de barro a muy baja temperatura.

Para conseguir este efecto, en el que prácticamente se genera una capa de escarcha sobre la cerveza, en la Bodeguita Jarmine cuenta con varios congeladores repletos de jarras de cristal y vasos de diferente tamaño, así como unos cuencos de barro, que se encuentran congelados y que enjugaban con un poco de agua antes de tirar la cerveza sobre ellos para que se genere una película entre la bebida y el recipiente, de manera que ésta se queda completamente fría. 

En este establecimiento sirven comida casera en forma de tapa y montaditos y se encuentra en la calle Teodosio, 3, en Santiponce. 

Escarcha Gastrocervecería, en Dos Hermanas

Escarcha es un espacio gastronómico que combina comida con mayor elaboración con un surtido de cervezas que están al borde de la congelación. El establecimiento, que pertenece al grupo Mesón Serranito, se encuentra en Montequinto (Dos Hermanas) y es famoso por servir cerveza a seis grados bajo cero.  

Cuentan con más de sesenta variedades nacionales e internacionales que se mantienen heladas gracias a una originales cubetas con hielo incrustadas en las mesas.

Este negocio es fruto de una iniciativa familiar que se gestó durante la pandemia. En un principio pretendía convertirse en una cervecería tradicional pero poco a poco se fueron declinando hacia esta idea de servir la cerveza casi congelada. 

De su oferta gastronómica destacan las carnes maduradas, la costilla de ternera a baja temperatura con lacado oriental o la presa ibérica a la brasa con costra teriyaki. Están en la calle  Historiador Juan Manzano, local 2, en Montequinto, Sevilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios