Vivir

Un club entre agujas y lanas

  • Las labores de punto y crochet están de moda entre los jóvenes gracias a las tiendas y webs especializadas en ellas

Las labores de costura no son cosa de ancianas. Cada vez son más los jóvenes que se sienten atraídos por las manualidades que implican aguja e hilo. Esto ha potenciado la creación de pequeñas empresas y webs especializadas en todo tipo de materiales y técnicas de costura.

Para Macarena Valdenebro, dueña de la tienda de lanas El Punto 8, "realizar labores es una gran terapia para combatir el estrés, sobre todo para aquellas personas que están a dieta; los nutricionistas me han enviado varios clientes que gracias a los talleres han conseguido calmar su ansiedad".

Para aprender a hacer punto y obtener las mejores lanas, los iniciados pueden acudir a algunas de las tiendas especializadas de la ciudad. El Punto 8, situada en la calle Virgen del Valle, es el establecimiento más antiguo dirigido a este sector. Su dueña, Macarena Valdenebro, ofrece su local para los cursos impartidos por Carmen, una profesora especializada en punto crochet.

Beatriz Pérez dirige Devanalana, una tienda especializada en lanas de importación donde también se ofrecen cursos y se reúnen grupos de punto. Esta sevillana afirma que "dirigir mi propia tienda es una pasión y quiero contagiarla a todo el mundo". Su objetivo es llenar la tienda de todo tipo de lanas y materiales exóticos, que puedan servir de inspiración a sus clientes.

En la capital, cada miércoles por la tarde se reúne el club de punto y crochet No8das en el bar Los Alcázares. En estas citas, las integrantes comparten una tarde de animada compañía mientras realizan sus labores de costura.

La idea de crear un club de punto surgió desde la red social Ravelry, donde costureras de todo el mundo comparten sus patrones y exponen sus labores. La plataforma internacional www.ravelry.com pone en contacto a tejedores y tejedoras de todas partes para compartir ideas y fomentar la cultura del punto y crochet. En esta web se inspiró Beatriz Pérez para crear su tienda, desde la que contactó con sus clientes potenciales y ofreció cursos para iniciar a los interesados.

Otra novedad que ha surgido alrededor de esta moda es la revista cuatrimestral El Costurero, dirigida por Anabel García-Plata y Natalia Borrell, donde se exponen las últimas noticias del mundo de las manualidades y patrones para realizar labores. Desde esta revista se puede acceder a múltiples blogs y webs donde las tejedoras muestran sus labores.

Para Clara Barquín y María Jesús Estepa, integrantes de No8das, "reunirse cada miércoles es una terapia donde te llevas la satisfacción de ponerte algo que has hecho tú". El grupo No8das es, según su coordinadora, Sagra de la Rosa, "una gran familia en la que compartimos momentos y charlas". Una de las actividades que realizan en este club de punto son los llamados KAL, labores en red que confeccionan todos los miembros del grupo al mismo tiempo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios