Vivir

Un cuento infantil para abuelos

  • La editorial Mil y un Cuentos publica la obra 'La mar de sueños', el primer libro ilustrado de José Villena donde anima a niños y personas mayores a creer en la fantasía

El verbo soñar no debería de dejarse de conjugar nunca. Niños, jóvenes, adultos o abuelos han de creer en el potencial de los sueños y en la posibilidad de alcanzar las metas. Los grandes soñadores como el ilustrador José Villena, logran lo que se proponen. Procedente del mundo del diseño gráfico y la publicidad, con 49 años decidió cambiar el rumbo de su vida y navegar para conseguir vivir de una de sus pasiones: la ilustración. Se formó en la Escuela de Arte y se puso manos a la obra.

Las primeras oportunidades le llegaron de editoriales de Granada como Ediciones Miguel Sánchez y Esdrújula; o la sevillana Premium, con las que ha realizado algún trabajo de ilustración de portadas. Pero ha sido Mil y un Cuentos, del grupo RCA, la que ha hecho realidad su sueño: publicar su primer libro infantil ilustrado para niños y abuelos, La mar de sueños.

"Un título infantil que puede gustar más a los adultos", advierte el autor, porque este libro es un homenaje a las personas mayores, "que tanto merecen y que la sociedad no termina de reconocer", comenta Villena. De hecho, sus protagonistas son dos abuelos, Águeda y Raimundo. Los valores de solidaridad y generosidad están presentes en el cuento y representados en la figura de Raimundo, mientras que la ternura se esparce por las hojas en un gesto de respeto y conocimiento a los ancianos que "también viven y sueñan", asegura el ilustrador.

José Villena propone en este primer libro que se invierta el proceso de lectura y sean los niños quienes lean a sus abuelos este cuento protagonizado por una pareja de ancianos. Las ilustraciones de La mar de sueños se recrean en la abstracción propia del niño y huyen de los cánones clásicos de las figuras, algo que a Villena le apasiona. "Jugar con las perspectivas, los planos y los colores me encanta", afirma. Y esta publicación es una prueba de ello.

La obra realizada básicamente en colores complementarios, como el verde y el rojo en distintas tonalidades, transmiten conceptos de sensibilidad y cariño en la historia. El negro también aparece en algún sueño o como parte de la vida de Águeda, que poco a poco va cambiando. Esta paleta cromática define el estilo de José Villena en esta primera publicación, donde el mar -del que el autor se revela un enamorado- no es azul.

Los dibujos sencillos con líneas depuradas y simples forman parte de un marcado sello de diseñador gráfico del autor, que para componer no se decanta por una sola herramienta de trabajo. "Hay que hacer uso de todos los utensilios que tienes a tu alcance; tanto tradicionales -desde de un simple lápiz- como digitales. Ambas se complementan. En la actualidad la obra final casi siempre tiene que resolverse en digital", comenta Villena.

Esta primera edición de la que se han publicado unos 400 ejemplares cuenta con la difusión de la obra dentro del territorio nacional, ya que puede adquirirse en todas las librerías de El Corte Inglés de España, entre otras. Así, con la ilusión de quien se estrena en un arte como en este caso es la ilustraciónLa mar de sueños y José Villena llegan dispuestos a subirse al barco que lleva a la felicidad de disfrutar de la vida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios