Vivir

Cómo cuidar la piel después de los excesos navideños

Lo más importante después de las fiestas es recuperar la hidratación habitual de la piel. Lo más importante después de las fiestas es recuperar la hidratación habitual de la piel.

Lo más importante después de las fiestas es recuperar la hidratación habitual de la piel. / m. g.

Después de un largo periodo de fiestas tu cuerpo pide agua, comida más saludable y descanso. Y tu piel, aunque no lo notes, también necesita cuidados específicos tras las navidades. Encadenar fiesta tras fiesta pasa factura y la falta de descanso, el exceso de alcohol y tabaco, la mala alimentación, las bajas temperaturas y el maquillaje acaban repercutiendo en la salud de tu piel. Tratar de evitar los excesos durante las navidades no es fácil, pero estos consejos afterparty pueden ayudarte a lucir una piel sana y comenzar el año de una forma saludable.

La limpieza de la piel es fundamental

Lo normal en las noches de fiesta es desmaquillarse mal o ni siquiera desmaquillarse. Al no hacerlo correctamente la suciedad se va acumulando en los poros que al obstruirse, no permiten que entre el oxígeno necesario para la oxigenación de la dermis. "Por las noches es cuando nuestra piel se regenera. Si no la limpiamos adecuadamente, este proceso no se cumple apropiadamente. Además, la actividad de la piel se maximiza entre las 23:00 y las 04:00 de la madrugada, por lo que debemos sacar el máximo partido de ello con una higiene completa y los productos adecuados", explica Toñi Leal, spa manager de Royal Hideaway Sancti Petri.

Elimina las células muertas

Tras noches de juerga y excesos, tu piel y tu cuerpo agradecerá una exfoliación para eliminar las células muertas y devolverle la luminosidad.Para el equilibrio facial se recomienda un peeling físico o químico dependiendo de la piel de la persona donde se trabaja en profundidad, para eliminar impurezas. Tras esta exfoliación aplican la mascarilla dependiendo de la finalidad que queramos conseguir, contorno de ojos, y la crema hidratante específica para el tipo de piel de la persona mediante un masaje facial profundo.

El agua es vida

Es el momento de poner punto y final al alcohol, que potencia las bolsas y ojeras, y dar la bienvenida al agua. Agarra bien la botella y no la sueltes porque si quieres recuperar tu piel la vas a necesitar ¡y en abundancia! Si la calientas un poco y le añades limón, te ayudará a arrastrar las toxinas intrusas y a rehidratarte desde dentro.

Drena tu piel

Dos de las consecuencias de consumir alcohol es que favorece la celulitis y la hinchazón del rostro a la mañana siguiente. "Este fenómeno es conocido en la medicina como edema y se debe también a la incorrecta eliminación de líquidos del cuerpo y un exceso de sal en los tejidos a causa del consumo del alcohol", explica Nerea Rodríguez, wellness expert del hotel Barceló Portinatx.

¿La solución? El linfodrenaje, un masaje suave y superficial que va dirigido a mover el líquido de la dermis con maniobras de bombeo y arrastre, además de estimularse los ganglios linfáticos localizados en cuello, plexo solar, inglés, piernas y pies, abordando también el problema de la celulitis.

Hidrata y tonifica

Tras los excesos la piel se ve apagada y con falta de hidratación, por eso es necesaria la hidratación extra y la tonificación. En el hotel Barceló Portinatx utilizan el tratamiento Body Mind&Vichy, una experiencia holística que consiste en una exfoliación corporal con gránulos de fruta, aceite de pomelo, pimienta y jengibre, y un tratamiento facial que devuelve la suavidad a la piel y la hidrata por completo; y el Body Pilates, un ritual de larga duración en el que la combinación de dos aceites equilibra las emociones para esculpir la figura. Gracias a un masaje fluido y rítmico que tonifica y aporta flexibilidad, la piel recupera su elasticidad y firmeza.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios