Bodeguita Palmera

Bien lo vale un lomo en su jugo

  • Los hermanos Torrado están al frente del negocio familiar Bodeguita Palmera, el bar más antiguo de la Barriada de Los Príncipes, que este mes cumple 40 años de vida y que se ha convertido en el templo de un montadito sin igual

Tapa estrella de la casa, el montadito de lomo en su jugo.

Tapa estrella de la casa, el montadito de lomo en su jugo. / José Ángel García

Junto a la droguería La Mercedita, la Bodeguita Palmera es el negocio más antiguo de la Barriada de Los Príncipes. Así lo certifica Ángel Torrado, gerente del bar que este mes cumple 40 años de servicio a la comunidad. Un bar "de los de siempre", que mantiene una clientela fiel y que, igualmente fiel, conserva su esencia. Con entusiasmo y buena mano, tal y como lo hizo su padre, Ángel Torrado, hoy están al frente de este centro neurálgico vecinal sus tres hijos, Ángel, Gabriel e Ismael. Para el aniversario de la cuarentena piensan darlo todo. Como entrante, el pasado domingo organizaron una fiesta a lo grande, donde hubo reparto de arroz y dulces gratuitos, además de sorpresas para los comensales. La próxima fiesta, adelantan, será el 11 de diciembre.

En 1981, Ángel Torrado inauguró Bodeguita Palmera, "llamado así por una palmera que se ubicaba junto al bar, que creció junto a nosotros pero que tuvieron que talar porque estaba enferma. Igualmente, en la actualidad, en los jardines colindantes hay muchas".

De 10 en 10 años, Torrado fue teniendo a sus hijos, que hoy trabajan la bodeguita. Una vez se jubiló el padre, estos heredaron la casa, "que más que un negocio es una vida", detalla Ángel Torrado hijo.

Historia de Bodeguita Palmera

Por distintas etapas ha pasado el establecimiento, que llegó a tener una peculiar imagen al albergar "antigüedades y cachivaches que mi padre coleccionaba e intercambiaba". También fueron muchos los rostros del mundo del fútbol, concretamente del Betis, que por aquí pasaron: "La Revista Mundo Bético tenía la sede cerca de aquí y fueron muchos los jugadores, incluido un Joaquín muy joven, los que paraban a tomarse una tapita".

A destacar es la última de las etapas vividas con la pandemia. "Mi padre falleció el 16 de marzo, el mismo día que decretaron el cierre de los bares. En menos de una semana, nos organizamos el reparto a domicilio, que nunca lo habíamos hecho, y sumamos alimentos de primera necesidad, como huevos, leche... para aquellas personas mayores que no podían salir de casa". El gesto dejó huella en el barrio y el negocio pudo salir adelante.

Los Torrado con el equipo de trabajadores de Bodeguita Palmera. Los Torrado con el equipo de trabajadores de Bodeguita Palmera.

Los Torrado con el equipo de trabajadores de Bodeguita Palmera. / José Ángel García

Carta de Bodeguita Palmera

"Hasta el café repartimos a domicilio, porque aquí el café tiene mucha fama". La clave está en la máquina –además del café Catunambú–, una espresso antigua, heredada de su padre, "de esas que no tienen botones y que el café sale como cola de ratón y que mantenemos con mucho mimo".

Pero si por algo es conocida y reconocida la Bodeguita Palmera es por el lomo en su jugo. Se presenta en montadito, pero no es un montadito cualquiera. La receta es de la abuela Encarna, que perfectamente supo reproducir su hijo, y que hoy Ángel Torrado, el nieto, calca con precisión. "Es nuestra tapa estrella. La salsa castellana a base de cebolla, ajos y el propio jugo de la carne otorgan una cremosidad a la salsa que la hacen única. No es una receta secreta pero no todos saben hacerla igual de bien".

Interior de Bodeguita Palmera decorado por su 40 cumpleaños. Interior de Bodeguita Palmera decorado por su 40 cumpleaños.

Interior de Bodeguita Palmera decorado por su 40 cumpleaños. / José Ángel García

"Aquí no se viene a comer pescaíto frito; aquí se viene a tomar unas tapitas, pero bien hechas", aclara Torrado respecto a la cocina que en el bar se sirve. Empanada de atún, pastel de roquefort y algunas tapas calientes como la carrillada, el menudo con garbanzos o el solomillo al whisky forman parte de la carta de una tradicional bodega que también tira muy bien la Cruzcampo.

Con un exterior renovado en los últimos tiempos, la apuesta por los desayunos ha tenido gran éxito. Tostadas con jamón ibérico de pata negra al corte, zumos de naranja natural (que se regalan con el desayuno) o meriendas con dulces de Portillo y café con palmeritas (también gratuitas), atraen a clientes a todas las horas del día. "Abrimos todos los días del año (Barriada Los Príncipes, parcela 4, bloque 1, local 1), menos el 25 de diciembre y el 1 de enero, de 08:00 a 23:30".

Actividades por los 40 años de Bodeguita Palmera

Veladores de Bodeguita Palmera en la Barriada de Los Príncipes. Veladores de Bodeguita Palmera en la Barriada de Los Príncipes.

Veladores de Bodeguita Palmera en la Barriada de Los Príncipes. / José Ángel García

Con motivo del 40 cumpleaños de la Bodeguita Palmera, los hermanos Torrado tienen un amplio programa de actividades para celebrarlo, más allá de la fiesta que el próximo 11 de diciembre organizan. Desvelan que, un día de cada mes de 2022, lo dedicarán a festejarlo. Así, en diciembre, por ejemplo, y en homenaje al fundador de la "palmerita, como cariñosamente llaman al bar los clientes más asiduos", se regalará un calendario con doce recetas del que fue un excelente cocinero. Entre otras, estará la del genuino lomo en su jugo, pero también la de la urta a la roteña, el sorbete de limón, las migas de Guadalcanal o la sopa de tomate. Recetas tradicionales que siempre han dejado buen sabor de boca en este negocio familiar que se mantiene como el más longevo de la zona a pesar de los avatares de los tiempos y que promete seguir al pie de cañón. Bien lo vale un lomo en jugo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios