Vivir

El porteo, mejor que en brazos

  • Dos sevillanas crean un negocio de portabebés artesanales y potencian su uso con excursiones y charlas

Tomar en brazos a un hijo es un placer que pasa a ser un pequeño engorro cuando los kilos del bebé empiezan a sumarse y cuando se plantea una actividad para la que se requiere tener las manos libres. El porteo es la solución más natural y sana para el pequeño y sus padres, pero no siempre se elige el mejor portabebés ni el más conveniente para cada edad, peso y persona. Proyecto Koalo surgió en mayo de 2013 de manos de Teresa y Pilar de la Rosa en la localidad de Valencina de la Concepción. Instruidas en el porteo, optaron por una idea de negocio original y que cubre un vacío en el mercado sevillano. Venden portabebés, entre otros curiosos artículos de regalo, y crean los suyos propios, ofrecen charlas y asesoramiento gratuito sobre el porteo y los diferentes portabebés y organizan excursiones gratuitas para familias que portean.

Los niños son su pasión y, tras quedarse en paro, decidieron apostar por esta idea. "Tuve una mala experiencia con el portabebés de mi hijo y, a partir de ahí, comencé a indagar en las empresas que trabajan con este artículo, en los diferentes tipos que hay y me formé como instructora de porteo en Barcelona y Madrid", cuenta Teresa de la Rosa, que añade: "El porteo se basa en la teoría del apego. Son muchas sus ventajas. Los inconvenientes vienen dados sólo por el uso de un portabebé no certificado. Hay portabebés de marcas conocidas que no son aconsejables para los niños ni para la espalda de los padres pero, por desconocimiento, se siguen usando".

Detectar cuál es válido y cuál no es sencillo. Basta con fijarse en que el pequeño quede con la espalda curvada, la cabeza sujeta y las piernas en posición de "ranita", a la vez que se reduce, prácticamente a la mitad, el peso del niño. Descarte aquellos que dejan en posición vertical la piernas de los pequeños, la cabeza del recién nacido sin sujeción y la espalda completamente recta.

Proyecto Koalo vende sus productos a través de internet. La variedad de portabebés es amplia. Desde fulares o bandoleras artesanales, pasando por meichilas (unas mochilas asiáticas, también elaboradas por ellas) y kangas o paños africanos hasta mochilas ergonómicas. "Las meichilas, fulares y demás artículos que realizamos tienen colores vivos y un diseño tipo patchwork que les caracteriza y distingue", comenta Pilar.

En contra de lo que muchos piensan, el porteo puede realizarse desde el mismo nacimiento del niño hasta una edad indeterminada, aunque la mayoría de los portabebés resisten, más o menos, hasta los veinte kilos.

A través de charlas en centros concertados, a grupos de padres o en consultas privadas, Teresa y Pilar se acercan al público interesado. Explican las ventajas del porteo y su sentido, los distintos tipos de portabebés y aconsejan sobre cuáles les pueden beneficiar más, según la edad del pequeño y las condiciones físicas o comodidad de los padres. "Les muestro cómo ponérselo y, durante una semana, se les presta para que prueben si de verdad es el portabebés que necesitan", detalla Teresa, quien recalca: "Son muchos los modelos; los hay compactos que caben en el bolso y para todo tipo de ocasiones". En cuanto al precio, desde los 17 a los 110 euros. En cuanto al calor que puedan dar en verano: "Como padre, puedes sudar, pero el bebé, te garantizo, está encantado".

La libertad de movimiento que ofrece el producto es quizás, junto a beneficios como el contacto piel con piel y la relajación del propio niño, una de las ventajas que convence más a los padres. Para comprobar esta característica, las empresarias organizan excursiones donde el carrito está prohibido. Así, las rutas de senderismo, las actividades en plena naturaleza o incluso las clases de zumba ya han demostrado a los papás que las salidas a la playa o el campo no deben verse mermadas por el nacimiento de un hijo. "La verdad es que las visitas que hemos organizado hasta el momento han sido todo un éxito. Los niños disfrutan y los padres repiten la experiencia", explica Teresa.

Más allá de los portabebés, Proyecto Koalo también ofrece un catálogo de productos que permite regalar un detalle a quienes tienen un hijo. Originales tartas de pañales, bolsas africanas o bolsos-mochila son algunos de estos productos de creación propia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios