Camino de Santiago

Etapa 8 de la Vía de la Plata desde Sevilla: Zafra-Villafranca de los Barros

Descenso a Los Santos de Maimona desde el Alto de San Cristóbal.

Descenso a Los Santos de Maimona desde el Alto de San Cristóbal. / Google Maps

Etapa razonablemente sencilla y corta para lo que suele ofrecer la Vía de la Plata. La jornada presenta una distancia de menos de 20 kilómetros, con un perfil algo más variado y una localidad intermedia. Nuestro objetivo es Villafranca de los Barros, municipio de tamaño medio y bastante agradable.

Arrancamos en Zafra desde la bonita Parroquia de la Candelaria subiendo por la calle Conde de la Corte y frente a su Ayuntamiento. Después se atraviesa la Plaza Pilar Redondo y se continúa por la calle Ancha. Cruzamos por la rotonda la N-432 y pasamos ante la solitaria silueta Torre de San Francisco, uno resto del convento del mismo nombre.  Vamos dejando las casas atrás y empezamos a apreciar el ascenso a la Sierra de los Olivos, único repecho destacado de esta etapa.

Decimos adiós a Zafra frente a la Torre de San Francisco. Decimos adiós a Zafra frente a la Torre de San Francisco.

Decimos adiós a Zafra frente a la Torre de San Francisco.

Subiremos hasta el Alto de San Cristóbal, que nos sorprenderá por su densa vegetación de pinos. Desde arriba ya podremos apreciar a sus pies Los Santos de Maimona, única localidad intermedia de este tramo. Bajamos por un sendero muy cómodo. Ya en el municipio destaca sobre todo Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de los Ángeles, del siglo XVI. Hasta aquí, hemos recorrido ya algo más de 4 kilómetros. Se sale de la población por las calles Obispo Luna, Valmoreno y Santísimo.

El Camino pasa junto a la puerta lateral de la Parroquia de Nuestra señora de los Ángeles. El Camino pasa junto a la puerta lateral de la Parroquia de Nuestra señora de los Ángeles.

El Camino pasa junto a la puerta lateral de la Parroquia de Nuestra señora de los Ángeles. / Google Maps

Tras pasar sobre el Ribera del Robledillo, el paisaje se torna más llano. Ahora nos empezarán a acompañar los viñedos y es que la Tierra de Barros, la comarca por la que vamos, es famosa por sus vinos con denominación de origen. El siguiente punto a tener en cuenta es el paso a nivel con la vía del tren. Posteriormente hay que buscar la N-630 y, por su arcén, pasar bajo la A-66. Ya al otro lado parte un camino de tierra desde un ángulo muy cerrado. Cuidado con la señalización en este punto porque puede que nos saltemos la salida.

Puede que algunos lugares, tengan exceso de señalización. Puede que algunos lugares, tengan exceso de señalización.

Puede que algunos lugares, tengan exceso de señalización. / Google maps

Al poco, veremos ya a lo lejos Villafranca de los Barros, localidad con un centro urbano muy animado, especialmente por las tardes en su Plaza de España. El peregrino debe hacerle una visita a la Iglesia de Nuestra Señora del Valle, declarada Bien de Interés Culturas y con una imponente portada gótica. Aunque está algo más en las afueras, también se puede visitar el Santuario de Nuestra Señora de la Coronada para ver a la patrona de la localidad, la Virgen de la Coronada.

Al fondo, Villafranca de los Barros. El paisaje en esta etapa se llena de viñedos. Al fondo, Villafranca de los Barros. El paisaje en esta etapa se llena de viñedos.

Al fondo, Villafranca de los Barros. El paisaje en esta etapa se llena de viñedos. / Google Maps

Posiblemente sea la etapa más sencilla hasta ahora y se puede tomar como un descanso tras las últimas jornadas. De todas formas, hay quien prefiere alargarla hasta Almendralejo para poder llegar al día siguiente a Mérida. Si se prolonga, serían algo más de 36 kilómetros.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios