Vivir

Cómo sorprender a tu pareja en San Valentín

  • Bombones, flores, dulces o una escapada son algunas formas de celebrar el 14 de febrero y que esa fecha sea una excusa para dedicar tiempo al otro

Una floristería lista para el 14 de febrero Una floristería lista para el 14 de febrero

Una floristería lista para el 14 de febrero / M. G.

Está claro que cualquier día es perfecto para tener un detalle con otra persona. Otra premisa indudable es que San Valentín puede generar problemas: si tienes pareja y hay que regalar, y pensar de cómo sorprenderla y quedar a la altura para que sea instagrameable y retuiteable. Si no tienes a alguien a tu lado está el martirio psicológico de los corazones por todos lados y de los anuncios de perfumes y colonias donde la vida es prácticamente perfecta con alguien a tu lado.

Porque el 14 de febrero no siempre ha sido sinónimo de corazones y buenos sentimientos. En 1349 unos 2.000 judíos fueron quemados vivos en Estrasburgo, en un episodio conocido como la Masacre de San Valentín. Aunque quizás el más cinematográfico, aparte de las versiones para películas de terror adolescente, sea la Matanza de San Valentín, cuando en 1929 Al Capone mandó asesinar a miembros de la banda rival.

No es necesario llegar a tales extremos. La solución puede ser simplemente, que San Valentín es una excusa perfecta para planear una escapada, salir a cenar, llenar de flores la casa o, simplemente, salir a pasear. Porque a veces, lo que importa es el detalle.

Los clásicos

Todo un clásico son las flores. Seguramente, junto con el día de los Difuntos y el día de la madre, San Valentín sea una de las fechas en las floristerías venden más ramos. Pero aquí también hay que tener cuidado porque en este caso los crisantemos no son una opción. Margaritas, rosas o flores silvestres son elecciones mejores.

Otro imprescindible para San Valentín son los bombones, dulces o caramelos. Pero no sólo de azúcar se alimenta Cupido. Para los más exquisitos, desde el 11 hasta el 17 de febrero el restaurante San Fernando del Hotel Alfonso XIII ha preparado un menú degustación donde la idea es sorprender a la pareja en un lugar icónico, rodeado de historia y con música en directo.

Y en la trilogía del regalo de toda la vida no puede faltar el perfume. Esta es una prueba de fuego sólo recomendada para aquellos que se precien de conocer a la otra persona. Porque aquí lo importante no es que sea la creación más cara de una determinada marca, sino que realmente el aroma sea el que define a la persona para la que va destinada el regalo. Los aromas florales y frescos suelen ser un acierto, pero no al cien por cien.

Tiempo para el otro

Sea como sea lo más importante es pasar tiempo con la otra persona. Y, como excusa, una sesión en un Escape Room puede ser la solución. Hay diferentes opciones: resolver un misterio, salir de la habitación. Una hora en la que no hay más remedio que trabajar en equipo.

En muchas ocasiones, a la pareja no le viene mal un cambio de aires: Roma, París o Nueva York son unos destinos magníficos, pero con la cuesta de enero recién terminada y un mes de febrero que tampoco es que sea llano, puede salirse del presupuesto.

Circuito termal en el silo de Alcaracejos Circuito termal en el silo de Alcaracejos

Circuito termal en el silo de Alcaracejos / M. G.

Por eso una solución más asequible y que encierra todo un tesoro natural por descubrir puede ser proponer una escapada para dos a cualquier lugar de la provincia de Sevilla. De este modo, hay opciones para todos los gustos. Desde la elegancia del Parador de Carmona o el exquisito gusto del hotel Alcázar de la Reina en el mismo municipio hasta el encanto del Palacio de San Benito en Cazalla de la Sierra.

Y fuera de la provincia de Sevilla, una experiencia curiosa puede ser perderse en un pequeño pueblo del valle de Los Pedroches. Alcaracejos es un municipio de apenas 1.500 habitantes en el que un silo de los años 60 se ha convertido en un centro termal con todas las comodidades y tratamientos para salir totalmente renovado y relajado de allí. Y para aprovechar el viaje se puede conocer una de las mayores dehesas de España: la comarca de Los Pedroches.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios