Consejos de salud y belleza

Cinco trucos para proteger el cabello contra el frío

  • La alimentación, un buen enjuague, el aislamiento del frío o el uso de aceite de coco son claves

El cuidado capilar no se debe desatender en invierno ya que los efectos son los mismos que en verano. El cuidado capilar no se debe desatender en invierno ya que los efectos son los mismos que en verano.

El cuidado capilar no se debe desatender en invierno ya que los efectos son los mismos que en verano. / M. G.

El invierno puede acabar con nuestra melena dañando por completo el cabello saneado si no se mantiene hidratado y protegido. En verano tenemos en cuenta su mantenimiento, sin embargo cuando llega la época invernal solemos descuidar su protección. Sin embargo, el invierno no es una etapa sencilla para el cabello. Los cambios drásticos de temperatura creados por la humedad y el frío dañan día a día nuestro cabello y provocan un incómodo efecto frizz, mientras que el calor y la sequedad de la calefacción lo resacan haciendo que sea más propenso a la rotura. Por ello, los expertos de ReGenesis lanzan una serie de recomendaciones para mantener el cabello cuidado y protegido.

Usa un humidificador en casa

El humificador impide que el ambiente se vuelva seco debido a las altas temperaturas de la calefacción. Para ello, es recomendable tener en casa un humidificador para aumentar la humedad en el aire y que el cabello no se reseque. De ese modo, mantendremos la hidratación durante más tiempo y castigaremos menos nuestra melena con los cambios bruscos de temperatura.

Aclara tu cabello con agua mineral del tiempo

El peluquero de celebrities como Madonna o las supermodelos Kate Moss o Christy Turlington ya lo reveló en su día, y es que aclarar el cabello con agua mineral después de aplicar el champú es muy beneficioso a la hora de limpiar los restos de agua dura y ayudar a mantener el equilibrio del PH de tu cuero cabelludo.

Cambia de 'look'

El invierno puede ser la época del año perfecta para cambiar nuestro look y que además suponga un beneficio para nuestro cabello. Dale un descanso, sáltate la plancha y procura dejarlo secar dentro de casa a su aire. En cambio, si vas a salir, sécalo con un difusor a una temperatura media dejando que coja su forma natural y utiliza una coleta para protegerlo del viento. Además, si le añades un gorro o sombrero lo protegerás del aire frío y le darás un toque diferente a tu look.

Come verduras verdes y frutas

Las frutas y las verduras de color verde como el brócoli y las espinacas ayudan a fortalecer el cabello por su alto contenido en vitaminas C y E y zinc. La ingesta de kiwi, lima, uvas verdes, pimiento verde, y brócoli estimulan la microcirculación capilar, favoreciendo la oxigenación de la fibra capilar fortaleciendo el cabello y protegiéndolo de los agentes externos como el frío, gracias a su alto contenido en vitamina C.

Lleva en el bolso aceite de coco

El aceite de coco no sólo puede tomarse, también es un maravillo cosmético natural que hidrata y protege la piel y el cabello. Tiene un efecto reparador y revitalizante, ya que lo protege y lo nutre en profundidad. Los expertos recomiendan llevarlo como aliado en el bolso para evitar el efecto frizz que produce la humedad y el aire frío.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios