caso ere

Enrique Rodríguez, un asesor eficaz que huye de la foto

Hasta su cese era el director de Empleo e Innovación en la Diputación.

Trinidad Perdiguero sevilla | Actualizado 09.10.2013 - 09:44
zoom

Enrique Rodríguez, montado en un coche, en los juzgados. / José Ángel García

Share
La detención, este martes, de Enrique Rodríguez Contreras sorprendió a muchos, aunque su nombre ya había salido a relucir durante las declaraciones por el caso de los ERE fraudulentos, en febrero de 2012. Con casi 46 años, Rodríguez Contreras es licenciado en Empresariales por la Universidad de Oviedo y diplomado en Alta Dirección de Empresas e Instituciones Sociales. Pese a su juventud, es asesor veterano y hombre de confianza del presidente de la Diputación, Fernando Rodríguez Villalobos, quien lo defendió con ahínco cuando algunos le pidieron hace año y medio su cese. Huye de la foto y los corrillos. Es sencillo, afable, discreto. Nada que ver con el estilo de otros imputados. Hasta personas de otras opciones políticas lo describen como trabajador y capaz.

Nació en Las Navas de la Concepción, en la Sierra Norte, donde fue concejal socialista. Pronto se trasladó a Sevilla para ocupar cargos de confianza en entidades controladas por el partido. Ha sido director del área de Desarrollo Económico de la Fundación Doñana 21 y, en 2002, con 34 años, sustituyó a Manuel Domínguez Abascal como gerente del Instituto de Fomento de Andalucía (IFA) en Sevilla, con José Antonio Viera como consejero de Empleo y Desarollo Tecnológico. En este departamento, Rodríguez Contreras también fue coordinador del Consorcio Andaluz de Formación Medioambiental para el Desarrollo Sostenible.

Cuando todavía era gerente provincial del IFA, en 2004, entró en la Ejecutiva Provincial del PSOE de Sevilla que conformó Viera tras el reñido congreso provincial en el que se enfrentó a José Caballos. En la cúpula de los socialistas sevillanos ocupó el cargo de secretario de Economía e Innovación.

Un año después, dejó el cargo para asumir protagonismo en la Diputación, aunque siempre por su trabajo entre bastidores y con un perfil más técnico que político, que le había librado hasta ahora de las iras de la oposición. Fue gerente de la extinta sociedad Sevilla Siglo XXI, creada para gestionar fondos europeos. Tras la fusión con Turismo de la Provincia, siguió como director ejecutivo de la nueva sociedad Prodetur. Incluso trabajó en el diseño de una agrupación de empresas, similar a la que existe en el Ayuntamiento de Sevilla, que Villalobos quiso impulsar en la Diputación.

Hasta 2009, también fue presidente y consejero delegado de la Sevilla Seed Capital, una sociedad de capital riesgo participada por la Diputación y el Ayuntamiento de Sevilla y las entonces cajas sevillanas o la Universidad de Sevilla. Desde las últimas elecciones municipales y hasta su cese de ayer era el director del área de Empleo e Innovación, que dirige la vicepresidenta Dolores Bravo.
3 comentarios
  • 3 manuel 09.10.2013, 17:38

    es muy dificil ser honrado y, a la vez, desempeñar altos cargos en empresas del psoe. quizás fuera buen trabajador pero ¿cuantos sueldos simultaneaba en esas empresas?

  • 2 José M 09.10.2013, 15:49

    Pues cuando el río suena tanto. . . Siempre ha estado vinculado a altos cargos y puestos de "confianza" dentro del partido y de administraciones gobernadas por el partido, y eso suena, y mucho.

  • 1 José 09.10.2013, 09:12

    Enrique Rodríguez es una persona HONRADA y TRABAJADORA. Un ejemplo a seguir. No se merece la forma de su detención y el descrédito que conlleva la imputación. Los que lo conocemos sabemos de su trabajo y buen hacer.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenido ofensivo o discriminatorio.

Nuevo comentario

Pie de foto

Una hemeroteca interactiva de 2013

La web de 'Diario de Sevilla' ofrece un completo repaso a estos 12 meses Las noticias más relevantes de la edición impresa y las más leídas del portal conforman este calendario

PUBLICIDAD