El tráfico en las carreteras de Sevilla se incrementó un 3,8% en 2016

  • A la cabeza de toda la provincia se situó la A-392, entre Alcalá de Guadaíra y Dos Hermanas, cuyo desdoble sigue pendiente

  • En la red básica, destacan la A-376, autovía a Utrera, y la A-92

La autovía de Utrera por Montequinto, en la que hubo un incremento notable. La autovía de Utrera por Montequinto, en la que hubo un incremento notable.

La autovía de Utrera por Montequinto, en la que hubo un incremento notable. / juan carlos muñoz

Si el tráfico, como el consumo en general, es indicativo de cómo se mueve la economía, parece que el signo positivo se impone en los balances como señal de que algo está cambiando. Por segundo año consecutivo, las carreteras de la provincia de Sevilla que dependen de la Junta experimentaron un incremento en la circulación de vehículos, aunque se quedaron todavía lejos de los valores máximos históricos de 2007. A partir de ahí, empezaron a descender. Según las mediciones que hace la Administración andaluza, ese aumento fue del 3,5% en 2016 con respecto al año anterior. La cifra es importante, pero aun así quedó por debajo de incremento medio del tráfico en las carreteras del conjunto de la comunidad autónoma, que llegó al 4,7%.

En estos datos no están incluidos los que se registraron en otras vías de alta capacidad que articulan la provincia, como la A-49 (autovía de Huelva) y A-66 (la Ruta de la Plata, hasta Gijón) y la A-4 (la carretera de Madrid), que pertenecen al Ministerio de Fomento, pero son un indicativo de tendencia.

En lo que respecta a la llamada red básica de carreteras (la que da soporta los desplazamientos de largo y medio recorrido), el incremento del tráfico fue generalizado. Se se incremetó en todas ellas y alcanzó el 4,1% de media. La carretera autonómica que experimentó el más alto fue la A-376, la autovía que conecta Sevilla con Utrera y que canaliza además un importante tráfico metropolitano en el entorno más cercano a la capital, hacia Montequinto y Dos Hermanas. En segundo lugar se situó la A-92. En este caso, el incremento fue del 4,1%.

La A-375 (la continuación de la A-376, ya sin desdoblar, hasta la provincia de Cádiz) tuvo un incremento del 3,5%; la A-318 (que une Estepa con Córdoba), de un 3%; la A-394 (una conexión de la N-IV con la A-92), de un 2,9%; y la A-364, por Marchena, tuvo un incremento de circulación en tan sólo un año del 2,8%.

Estos datos proceden del llamado Plan General de Aforo, que la Consejería de Fomento y Vivienda elabora cada año para medir la intensidad media diaria en las carreteras de su competencia, que incluye también otra "malla" intercomarcal, que complementa a la red básica y canaliza los tráficos interurbanos de medio recorrido.

En este caso, los incrementos fueron en algunas vías superiores incluso a esa media provincial. De hecho, a la cabeza de toda la red de la Junta en la provincia de Sevilla, con un 7,4%, se situó la A-392, entre Alcalá de Guadaíra y Dos Hermanas. Esta carretera todavía tiene un carril en cada sentido de la circulación, pero desdoble está proyectado desde hace años. Se inició incluso en 2010, pero se paralizó en 2012, por la falta de liquidez. Las obras se retomaron el pasado mes de julio y en los presupuestos de este año se han previsto más de 12 millones para impulsarlas, aunque recientemente la Federación de Industriales y Comerciantes de Alcalá de Guadaíra advertía que el ritmo no es el esperado.

También tuvo un incremento del 7,4% la A-388, entre Écija y Herrera y que conecta con la A-4. La A-451, que desde Osuna atraviesa la Sierra Sur, experimentó un incremento del 6,8%. La A-360, de Alcalá de Guadaíra a Morón de la Frontera, registró un incremento también por encima del 6%.

En el Aljarafe, destaca la A-473 que une Sanlúcar la Mayor con Aznalcázar pasando por Benacazón, que tuvo un incremento del 5,9%. En la A-398, de Alcalá de Guadaíra a Carmona, y que bordea desdoblada desde hace una década El Viso y Mairena del Alcor, el incremento del tráfico fue del 5,7%. También se produjeron descensos en algunas vías de esta malla intercomarcal. En concreto, en la A-371, en Las Cabezas de San Juan, fue del 5,4%; y en la A-457, de Carmona a Lora del Río, donde descendió en un 1,7%. En su conjunto, el aumento de la intesidad del tráfico en esta red intercomarcal fue del 3,3% de media.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios