tercera edad

Uno de cada seis mayores de 60 años en el mundo sufre algún tipo de abuso

  • Una revisión de estudios por parte de la Organización Mundial de la Salud abre la puerta a mejoras para la atención a los mayores y cree que muchos abusos son considerados un tabú

La población indigente mayor supone un reto social y sanitario de primer orden. La población indigente mayor supone un reto social y sanitario de primer orden.

La población indigente mayor supone un reto social y sanitario de primer orden. / archivo

El abuso a ancianos, ya sea físico o psicológico, que cause daño o angustia a una persona mayor, y dentro de cualquier relación donde exista una expectativa de confianza, está aumentando en todo el mundo, según un estudio internacional presentado este jueves por la Organización Mundial de la Salud (OMS), y que estima que uno de cada seis personas mayores lo sufren.

Concretamente, casi el 16% de las personas mayores de 60 años han sido sometidos a algún tipo de abuso psicológico (11,6%), abuso financiero (6,8%), negligencia (4,2% ), el abuso físico (2,6%) o el abuso sexual (0,9%), según el estudio apoyado por la OMS y publicado en The Lancet tras el análisis de de 52 estudios en 28 países de diferentes regiones, incluyendo 12 países de bajos y medianos ingresos.

En España, la situación cristaliza en aislamiento social y problemas de soledad

"El abuso de las personas mayores va en aumento; afecta a 141 millones en todo el mundo y tiene graves costos para la sociedad. Hay que hacer mucho más para prevenir y responder a la creciente frecuencia de diferentes formas de abuso", ha advertido Alana Oficial, asesora superior de Salud del Departamento de Envejecimiento y Ciclo de Vida de la OMS.

El informe muestra que no ha conciencia mundial del abuso de ancianos, hasta el punto de llegar a ser un tema tabú. "A pesar de la frecuencia y las consecuencias graves para la salud, maltrato a personas mayores sigue siendo uno de los tipos menos investigados de la violencia en las encuestas nacionales, y uno de los menos abordado en los planes nacionales para prevenir la violencia", señala en este sentido.

"El abuso de ancianos rara vez se discute en los círculos políticos", añade el doctor Etienne Krug, director del Departamento de la OMS para el tratamiento de las enfermedades no transmisibles, Discapacidad, Prevención de Violencia y Lesiones. En su opinión, "los gobiernos deben proteger a todas las personas de la violencia", por tanto, propone trabajar para "arrojar luz" sobre este "importante reto social", entender la mejor manera de prevenir el abuso. Para el año 2050 el número de personas de 60 años o más se duplicará para llegar a 2.000 millones a nivel mundial, una gran mayoría de las personas mayores vivirán en países de bajos y medianos ingresos. Si la proporción de víctimas de maltrato a ancianos permanece constante, el número de personas afectadas se incrementará rápidamente debido al envejecimiento de la población, con un crecimiento de 320 millones de víctimas en 2050.

El informe demuestra que el abuso psicológico es el más generalizado e incluye comportamientos que dañan la autoestima de una persona mayor o el bienestar, tales como insultos, meter miedo, ponerles en situaciones embarazosas, destruir sus bienes o prohibirles ver a amigos y familiares.

En segundo lugar se encuentra el abuso financiero que incluye el mal uso o el uso ilegal del dinero, bienes o activos de una persona mayor. En este caso se trata de una negligencia que incluye el fracaso para satisfacer las necesidades básicas de una persona mayor, tales como alimentos, vivienda, ropa y atención médica.

En tercer lugar está el abuso que incluye lesión traumática y dolor, así como la depresión, el estrés y la ansiedad. En estos casos puede conducir a un mayor riesgo de colocación de asilo de ancianos, el uso de los servicios de emergencia, hospitalización y muerte.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios