Transporte público

El Ayuntamiento investiga al líder del taxi en el aeropuerto por cobro abusivo

  • El Instituto del Taxi abre expediente al presidente de la asociación Solidaridad, Enrique Filgueras, tras la denuncia realizada vía telemática por dos turistas de origen italiano.

Enrique Filgueras, a la izquierda, junto a otros representantes del sector del taxi. Enrique Filgueras, a la izquierda,  junto a otros representantes del sector del taxi.

Enrique Filgueras, a la izquierda, junto a otros representantes del sector del taxi. / Juan Carlos Muñoz

Comentarios 11

El Ayuntamiento de Sevilla está investigando al líder de los taxistas que prestan servicio habitualmente en el aeropuerto de San Pablo, Enrique Filgueras, por un presunto cobro abusivo realizado a dos turistas de origen italiano. Este representante del sector tiene abierto un expediente en el Instituto del Taxi, al que los dos turistas enviaron su denuncia por vía telemática después de que se sintiera estafados en un trayecto. El expediente tiene fecha de 22 de diciembre de 2016.

Filgueras es el presidente de la asociación Solidaridad del Taxi, la entidad a la que pertenecen la práctica totalidad de los conductores que rinden en la parada del aeropuerto, donde reina desde hace años un clima de tensión que se ha recrudecido en las últimas semanas con distintos sabotajes y agresiones a otros taxistas que no pertenecen a la asociación mayoritaria en el aeropuerto y a las empresas con licencia VTC, que ofrecen servicios de alquiler de coches con conductor.

Filgueras asegura que no tiene constancia del expediente y recuerda que otros se archivaron

Enrique Filgueras manifestó este martes a este periódico que no tiene constancia alguna de este expediente abierto en el Instituto del Taxi y confió en que, si es así, se archive como se le han archivado otros anteriores. El líder de los taxistas del aeropuerto recordó que ha llegado incluso a estar imputado varias veces en los juzgados y luego se han archivado esas acusaciones, por lo que se mostró muy tranquilo acerca de este expediente, que lamentó conocer a través de la prensa. En el caso de los cobros abusivos, el Instituto del Taxi ha impuesto en los últimos años varias multas que suelen rondar los 700 euros de cuantía.

A finales del año pasado, la Policía Local denunció a varios taxistas del aeropuerto por cobros abusivos. La investigación surgió a raíz de la denuncia de un hotel, cuyos clientes se quejaron de que el taxi les había cobrado una cantidad superior a la que marca la tarifa especial del aeropuerto para ir a cualquier punto de la ciudad. Esta tarifa está fijada actualmente en 22,20 euros de lunes a viernes de 7:00 a 21:00; en 24,75 euros de lunes a viernes en horario nocturno, los sábados, domingos y festivos y los días de Semana Santa y Feria de 7:00 a 21:00; y en 30,93 euros las noches de Semana Santa y Feria.

Los agentes de la Policía Local, pertenecientes al Servicio Especial de Transporte e Intrusismo (SETI), esperaron a los taxistas en los hoteles de destino de sus clientes y les preguntaron a éstos cuánto les habían cobrado. Apenas unos días después, los taxistas declararon una huelga sin previo aviso en la parada del aeropuerto. Ocurrió el día 14 de diciembre, si bien los responsables de Solidaridad negaron que el paro se debiera a las denuncias por cobros abusivos y aseguraron que era una protesta por el intrusismo que padece el sector. El paro se solucionó por la mediación del delegado de Movilidad y Seguridad, Juan Carlos Cabrera, y el jefe de la Policía Local, el superintendente Pablo Ruiz-Berdejo, que se entrevistaron con los representantes del taxi en el aeropuerto.

Filgueras fue multado en 2011 por carecer de tarjeta de transporte, pero se anuló la sanción

Solidaridad convocó paros para los días 23 y 30 de diciembre, que luego desconvocó al no tener seguimiento por parte de otras asociaciones del sector. Filgueras negó a este periódico que hubiera convocado paro alguno y dijo que la huelga quedaría finalmente anulada si el Ayuntamiento se comprometía a incrementar los controles contra el intrusismo en el aeropuerto. Durante todo este periodo no han cesado los incidentes en la terminal aérea, en la que son habituales los pinchazos de neumáticos, los lanzamientos de huevos y las amenazas.

Las víctimas de estas prácticas son principalmente los taxistas que no pertenecen a la asociación mayoritaria en la terminal y que van a recoger clientes concertados previamente, y también los conductores de las empresas con licencia VTC. La Policía Nacional está investigando varios de estos ataques ocurridos en el aeropuerto de San Pablo en las últimas semanas, sin que hasta el momento se haya detenido a ninguno de los agresores.

No es la primera vez que Filgueras es denunciado por alguna supuesta irregularidad. En 2011 fue sorprendido por la Guardia Civil cuando estaba realizando un servicio y carecía de la tarjeta de transportes, una documentación que es obligatoria para los taxis y otros servicios de transporte público. Presentó otra tarjeta de transportes de otro vehículo, que estaba caducada desde 2001, diez años antes. La Delegación Territorial de la Consejería de Fomento y Vivienda de la Junta de Andalucía multó a Filgueras con 1.501 euros por una falta grave.

Sin embargo, el director general de Movilidad de la Junta estimó su recurso y revocó la multa al considerar que no estaba siendo un servicio interurbano, como así constaba en el boletín de denuncia. El director general de Movilidad argumentaba que el aeropuerto de San Pablo, y el punto kilométrico en el que fue sorprendido por la Guardia Civil, se encuentran ubicados en el término municipal de Sevilla. Por ello, resolvió que el expediente sancionador quedara archivado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios