"El conflicto en Semana Santa será inevitable"

  • El líder de los taxistas del aeropuerto advierte al Ayuntamiento de que habrá protestas en la Semana Santa.

  • Cuatro días antes dijo en una asamblea: "Con 2.000 tíos aquí, el Gran Poder también se sujeta".

El presidente de Solidaridad del Taxi, en primer plano, atiende a la prensa con el delegado de Movilidad, Juan Carlos Cabrera, y el presidente de la Unión Sevillana del Taxi, Fernando Morales. El  presidente de Solidaridad del Taxi, en  primer plano, atiende a la prensa con el delegado de Movilidad, Juan Carlos Cabrera, y el presidente de la Unión Sevillana del Taxi, Fernando Morales.

El presidente de Solidaridad del Taxi, en primer plano, atiende a la prensa con el delegado de Movilidad, Juan Carlos Cabrera, y el presidente de la Unión Sevillana del Taxi, Fernando Morales. / MJ López

Comentarios 21

"El bocao te lo pega el tiburón cuando más cerca está de la playa. Si esto sigue así en Semana Santa, el conflicto será inevitable. Ahí es cuando la gente dice 'a ésta es' y a mar revuelto ganancia de pescadores". El líder de los taxistas del aeropuerto, Enrique Filgueras, se dirigió así al delegado de Movilidad, Seguridad y Fiestas Mayores del Ayuntamiento de Sevilla, Juan Carlos Cabrera, durante la reunión mantenida a puerta cerrada el viernes en el Consistorio, a la que ha tenido acceso este periódico. Cuatro días antes había hecho una referencia al Gran Poder durante una asamblea. "Con 2.000 tíos aquí, el Gran Poder también se sujeta", fue su frase literal.

En el encuentro celebrado a mediodía del pasado viernes 10 de febrero, que duró más de dos horas, estaban presentes también el director del Cecop, Rafael Pérez, el director de Movilidad, José Lorenzo Martín Santiago, y el superintendente jefe de la Policía Local, Pablo Mariano Ruiz-Berdejo Ferrari, además de los representantes de las asociaciones mayoritarias del taxi, los responsables de Cabify -la empresa de movilidad conectada que opera en Sevilla desde septiembre- y empresarios de transportes con licencia VTC, las que se otorgan a los vehículos de alquiler con conductor.

Enrique Filgueras, el presidente de la asociación Solidaridad del Taxi, mayoritaria entre los taxistas del aeropuerto, advirtió a Cabrera con la posibilidad de un conflicto durante la Semana Santa después de que el delegado anunciara una serie de medidas que el Ayuntamiento tiene previsto implantar cuanto antes para garantizar la paz social en el sector del taxi, en el que se han sucedido los sabotajes, agresiones y amenazas en los últimos meses.

Cabrera acababa de prometer la creación de una unidad nueva compuesta por doce policías locales para el aeropuerto y Santa Justa, que formará a diez policías más para reforzar el Servicio Especial de Transporte e Intrusismo (SETI) y que pedirá un informe a la Junta para que defina con claridad el marco legal del sector ante la llegada de las licencias VTC y las empresas como Cabify. El delegado de Movilidad calificó este asunto como "un grano que le ha salido" al taxi y admitió que "ha habido una dejación clara por parte del Ayuntamiento". "Nos ha costado trabajo poner los medios que hoy estoy aquí anunciando. Me tengo yo que poner los deberes, pero mi obligación es velar por la paz social", dijo Cabrera, que lamentó no haber tenido listo ya el nuevo organigrama de la Policía Local, que se reflejará en una Relación de Puestos de Trabajo (RPT). El edil además, pidió a los taxistas que no se "tomen la Justicia por su mano, por mucho que entiendan que se les está metiendo la mano en la cartera".

Cuando le tocó el turno de palabra, el líder de los taxistas del aeropuerto aclaró que no es compadre del delegado. "No somos compadres, como pone el periódico. No nos tocamos nada, aunque no me importaría", explicó, en referencia a la grabación publicada por Diario de Sevilla en la que se refiere al delegado de Movilidad como su "compadre". Filgueras insistió que no justifica los incidentes, pero dijo que "alguien, que nosotros no amparamos, se puede cabrear y hacer una barbaridad". "¿Por qué tenemos que llegar a esa agresividad?", se preguntó retóricamente, para responder a continuación. "Alguna vez puede irse de las manos y tener problemas. Porque nadie le está poniendo coto a este tipo de actuaciones".

Después pasó a hablar de las promesas de Cabrera. "Lo de la RPT me lo contaron cuando mi hijo no había nacido... Ya va para seis años... Tendrá que hacer la mili o algo...". En ese momento, el delegado le interrumpió para garantizarle que el día 16 comenzará la nueva unidad a funcionar y que unos días más tarde lo harían los nuevos agentes del SETI. Fue entonces cuando Filgueras le advirtió de que si la situación sigue igual, "el conflicto será inevitable en Semana Santa".

Cuatro días antes, el lunes 6, durante una asamblea celebrada en la explanada de la estación de Santa Justa, Filgueras había lanzado a los suyos un mensaje que iba en la misma línea, aunque algo más contundente. "Con 2.000 tíos aquí, el Gran Poder también se sujeta", exclamó, megáfono en mano, el líder de los taxistas del aeropuerto. Unos instantes antes, había expresado que siente "orgullo" cada vez que oía que habían pinchado algún coche de Cabify en el aeropuerto de San Pablo. "Eso es lo que tenían que hacer más de cuatro", dijo, para acto seguido decir que no quiere animar a este tipo de prácticas.

Audio: Enrique Filgueras durante la asamblea de taxistas en la explanada de Santa Justa

Otro representante del sector, el presidente de la Unión Sevillana del Taxi, Fernando Morales, acusó a las VTC y Cabify de "no jugar limpio" y a la prensa de "magnificar" los incidentes "porque le interesa. Cabify pidió más seguridad a la Policía y explicó que esta empresa es una alternativa más y que, si se detecta algún vehículo que no cumple las normas, se le debe denunciar. Uno de los colaboradores de Cabify denunció que "es imposible trabajar con la presión de pensar que te van a reventar lunas o te van a tirar piedras o huevos", al tiempo que mostraba una tarjeta de transporte nacional, que le permite operar en cualquier ciudad de España. "Es muy difícil trabajar así. Tengo un coche en el taller porque me lo han destrozado entero".

En la reunión se llegó a un acuerdo para mantener la paz social, al menos por unos días. El alcalde, Juan Espadas, la calificó ayer de "clarificadora". Cabrera dio su palabra de que el día 16 habrá una nueva unidad policial y Filgueras sacó una fotografía de José Mujica, ex presidente de Uruguay, para citar una frase suya: "La humanidad que yo sueño es la que cuando se da la palabra, la palabra es un documento. Y cuando te doy la mano, es un contrato". Durante el fin de semana no hubo ningún incidente. Los problemas históricos del aeropuerto, derivados del monopolio de una asociación de taxistas en la terminal, tendrán que tratarse en otra ocasión.

más noticias de SEVILLA Ir a la sección Sevilla »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios