Cinco ex decanos cuestionan la candidatura de Díaz del Río

  • Todos sus antecesores en el Colegio de Arquitectos le acusan en un comunicado de querer "perpetuarse" en la institución al concurrir con unos estatutos no ratificados

Comentarios 17

Las elecciones en el Colegio de Arquitectos de Sevilla que se celebrarán el próximo día 6 de mayo -y a las que concurren dos candidaturas distintas- ha abierto una fuerte polémica en el seno del ente corporativo de los profesionales sevillanos de la arquitectura, avivada por la decisión del actual decano en funciones, Ángel Díaz del Río, de concurrir a dichos comicios por tercera vez consecutiva. Del Río, que viene dirigiendo el colegio desde 2001, ha ratificado su tercera candidatura a pesar de que en los estatutos del colegio actualmente en vigor -aprobados en asamblea general el 29 de enero de 2002- impiden, en virtud de lo que establece el apartado dos de su artículo 51, que cualquier decano que haya ocupado este cargo pueda ser ratificado en él por más de "dos mandatos consecutivos". Dicho artículo, que establece un máximo de tres años como mandato efectivo, no rige en el caso del resto de miembros de una candidatura, aunque sí en el supuesto del cabeza de lista.

Díaz del Río, sin embargo, promovió en el seno de la institución colegial una modificación de estos estatutos -de diciembre de 2004- en virtud de la cual elimina la restricción de los dos mandatos para los decanos, dejando abierta la posibilidad de que sus "titulares" puedan ser reelegidos de forma indefinida. Estos nuevos estatutos, sin embargo, no está todavía formalmente sancionados por la Junta de Andalucía, administración a quien compete su publicación, requisito éste inexcusable para su formal entrada en vigor.

Así, al menos, lo certifica la propia Junta en un escrito de fecha 24 de abril, en el que, sorprendentemente, el Gobierno andaluz asegura que el Colegio Oficial de Arquitectos "no se encuentra inscrito en el registro de colegios profesionales de Andalucía". La Administración autonómica señala, a este respecto, que dicha entidad colegial tiene abierto "un procedimiento para la reforma de sus estatutos" -situación derivada de la ley que regula los colegios profesionales en Andalucía- que debe dar lugar a su aprobación definitiva, aunque ésta todavía no se ha producido, al no haberse emitido orden alguna de la Consejería (de Justicia) y no haberse publicado en el Boletín de la Junta de Andalucía (BOJA).

Esta singular situación jurídica impediría, strictu sensu, a Del Río concurir a estos comicios, ya que los estatutos aún en vigor -los históricos, sin la controvertida innovación introducida por él- se lo impiden. El decano en funciones, sin embargo, ha sancionado oficialmente su candidatura a las elecciones. Precisamente esta decisión es la que parece haber provocado la reacción al unísono -y no precisamente en tono menor- de todos sus antecesores en el cargo. Cinco de los ex decanos históricos del Colegio de Arquitectos de Sevilla -Manuel Tarascó, José García Tapial, José Luis Jimeno, Francisco González de Canales y Ramón Queiro- han emitido conjuntamente un comunicado en el que critican directamente la pretensión de Del Río de presentarse de nuevo a la reelección por tercera vez mediante un proceso de "mutilación de los estatutos fundacionales del Colegio de Arquitectos de Sevilla". A juicio de estos ex decanos -responsables del Colegio desde el inicio de la década de los años ochenta hasta 2001-, "esta modificación estatutaria vulnera un artículo básico del estatuto fundacional, que asume el comportamiento histórico de todos nuestros decanos, y abre el camino a la perpetuación en el cargo del decano actual". Dicho escrito tiene fecha de 23 de abril. Ha sido entregado al decano en funciones solicitándole su difusión colegial, hecho que aún no ha ocurrido. Este periódico intentó ayer, sin éxito, recabar la versión oficial de Ángel Díaz del Río sobre esta polémica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios