Puntadas con hilo

La estrategia de Sevilla ante el desafío independentista

  • La crisis de Cataluña afecta al turismo en la capital, que se beneficia ya de las cancelaciones y recibe peticiones para albergar congresos

  • La ciudad es competitiva y aprovecha la oportunidad

Antonio Muñoz, presentando el Festival de Cine Europeo en Madrid. Antonio Muñoz, presentando el Festival de Cine Europeo en Madrid.

Antonio Muñoz, presentando el Festival de Cine Europeo en Madrid. / Efe

Comentarios 2

Es como el caso del futbolista que no puede alegrarse en público de jugar un partido gracias a que un compañero se ha lesionado. Es lo que se comenta estos días en el sector turístico en Sevilla. La crisis de Cataluña ya se está notando y, aunque no hay una postura oficial al respecto ni datos oficiales que puedan avalar la tesis, parece claro que a corto-medio plazo Sevilla y otros muchos destinos se verán beneficiados. Era lo previsible. Ya ha pasado con motivo de otros conflictos, como los del Norte de África y Oriente Medio que han derivado a mucho turismo vacacional a Andalucía. El esquema se reproduce a nivel interior.

Rafael Domínguez, director general de Asociación de empresas turísticas de Sevilla(ASET), asegura que el impacto ya se percibe más claramente en Madrid. De ello dan fe trenes AVE llenos y los hoteles sin plazas libres. Y asegura que Sevilla está muy bien preparada para atraer a parte de este negocio que se está alejando de Barcelona.

Rafael Domínguez, de ASET, asegura que las consecuencias ya se notan en Madrid y que Sevilla está preparada para recibir lo que se desvía desde Cataluña

Lo cierto es que en las últimas semanas, así lo confirma el propio delegado municipal de Turismo, Antonio Muñoz, Sevilla ha empezado a recibir a turistas desviados de Barcelona y otros destinos catalanes, donde las cancelaciones se suceden y estos días se encuentran hoteles con apenas el 30% de ocupación. Pero, sobre todo, el concejal destaca las llamadas de operadores que preguntan por fecha y disponibilidad en palacio de congresos y los hoteles.

Sevilla Convention Bureau confirma que hay sociedades científicas nacionales e internacionales que buscan destinos alternativos para sus congresos

Así lo confirma también Manuel Macías, gerente de Sevilla Convention Bureau, que asegura que en el mercado nacional del turismo de negocios un número creciente de sociedades científicas nacionales e internacionales están buscando destinos alternativos a Cataluña, principalmente Barcelona, para sus congresos.

Sevilla se sitúa en estos momentos en una situación muy competitiva, según coinciden en el sector turístico local. Por razones de precio, servicios e instalaciones. Fibes se ha propuesto este año romper la barrera de los 200 eventos después haberse consolidado como uno de los principales palacios de congresos de Europa. Y en el primer semestre del año ha albergado un 10% más de citas. Desde Sevilla Convention Bureau y sus 130 empresas asociadas se confirma esta subida en la demanda, sobre todo del mercado internacional, motivado por los nuevos vuelos, pero también por la acción promocional continuada y la mejora de los recursos e infraestructuras, según explica Macías.

De hecho en esta etapa de bonanza tiene mucho que ver la mejor coordinación que existe entre las administraciones –del mismo color político– que gestionan el turismo en la capital y la provincia. Y de la madurez también de los técnicos y del tejido empresarial, imaginativo y diversificado que ya no espera a que lleguen las subvenciones oficiales para emprender proyectos, según explica el director de la ASET, que apunta que fuera se valora más el trabajo de este sector.

Algunos expertos apuntan que Barcelona tardará cinco años al menos en recuperarse de la crisis en el sector turístico, donde ya hay despidos y han caído las ventas y reservas

Es una percepción que existe dentro y fuera. El profesor Domènec Biosca, barcelonés y uno de los mayores expertos en materia turística de España, asegura que Sevilla está trabajando muy bien en los últimos años y no duda en que la capital, “con una marca única en el mundo”, sepa aprovechar la coyuntura política del momento. “Y es lógico que lo hagan, no sólo es turismo, son inversiones que se escapan y muchos políticos de otras comunidades querrán hasta regalar el suelo si es necesario para atraerlas”, apunta este especialista que ya augura que Barcelona tardará al menos cinco años en poder reponerse de este golpe a un sector donde ya se están produciendo despidos. Según él, el turismo lo que quiere es estabilidad y seguridad y nada de eso se encuentra ahora en Cataluña, donde las reservas han caído un 20% en el último trimestre y hay negocios que ya hablan de un 25% de pérdidas desde el 1-O.

Los cruceros se están yendo a Valencia y los turistas a la Costa del Sol y Granada, además de ciudades como Sevilla

El crecimiento del turismo en esta comunidad, según los datos oficiales, se ha ralentizado bastante –de un 10 a un 2%– desde los últimos atentados terroristas, a lo que se suma ahora el desafío independentista y antes la situación de turismofobia instalada en este territorio desde hace ya bastantes meses. Biosca dibuja un panorama desalentador para Cataluña y lamenta el traslado de la plaza bancaria a Alicante. Los cruceros se están desviando a Valencia, el turismo vacacional a la Costa del Sol y también otras ciudades andaluzas como Granada o la propia Sevilla, que aspira a quedarse con una porción de la tarta de los congresos, que está recalando en Madrid. En el último año Sevilla escaló posiciones en el ranking mundial de ciudades destinos de congresos, donde ocupa el puesto número 55 a nivel europeo y 100 a nivel mundial.

La estrategia no es tanto captar congresos que ya tenía Barcelona sino competir por otros en los que la capital barcelonesa es líder

Muñoz explica que la estrategia no es tanto captar los congresos o convenciones que ya había conseguido Barcelona, sino aspirar a otros, presentar candidaturas a citas de sectores donde Barcelona es líder. El sector industrial, preferentemente. Esto es, competir, en un juego limpio, con Cataluña aprovechando las posibilidades que el mercado ofrece en estos momentos.

El gobierno de Espadas mantiene que, “tras cuatro años de endogamia de Zoido”, Sevilla lleva ya dos posicionándose fuera. Y como prueba esgrime el aumento de los congresos, las expectativas generadas por el Año Murillo y la venta de los festivales culturales, gran oportunidad para crecer turísticamente. El pasado viernes el Ayuntamiento presentó en la Filmoteca Nacional el Festival de Cine Europeo y la opinión generalizada entre los presentes es que es la segunda mejor cita después de la de San Sebastián.

Sevilla tiene muchos razones para poder aprovechar la oportunidad que se abre en el mercado español con el desafío secesionista de Cataluña. Pero ¿y si la crisis se extiende a todo el territorio español?¿Conocen en el exterior bien la situación? Es una amenaza que también está ahí y que se comenta estos días en el sector.

De cualquier manera Sevilla ya tiene su estrategia y, aunque lamenta que esto suceda por una coyuntura política, ella le va a servir para sobrevivir mejor si la sombra alargada del ‘procés’ catalán llega al sur de España.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios