sevilla - bayern múnich | informe técnico

Sin Banega, ¿quién tiene el pegamento?

  • Sólo la tendencia de Sarabia hacia dentro une al Sevilla

Pizarro trata de robar el balón durante el partido. Pizarro trata de robar el balón durante el partido.

Pizarro trata de robar el balón durante el partido. / Antonio Pizarro

El Sevilla, de una forma indirectamente proporcional a la ilusión generada en la previa en su afición y en la España futbolística (por qué no), fue dejando de competir a medida que fueron pasando los minutos del partido más grande de su historia reciente. Un duelo con un gran equipo enfrente, desde luego, pero en el que sin Banega se empequeñeció enormemente y en el que tampoco tuvo capacidad de reacción. Ni desde el campo, donde estaban los futbolistas elegidos para ello, ni desde el banquillo, lugar en el que Montella perdió una parte importante de su crédito con sus decisiones. Primero con la difícil de entender de cambiar de portero y después con hacer dos cambios muy tardíos que además realizó en un espacio de un minuto con los que lo único que consiguió, con el marcador en contra, fue perder tiempo.

FUENTE: Elaboración propia. GRÁFICO: Dpto. de Infografía. FUENTE: Elaboración propia. GRÁFICO: Dpto. de Infografía.

FUENTE: Elaboración propia. GRÁFICO: Dpto. de Infografía.

Defensa

Parecía todo controlado hasta que salió James al campo. Antes, el Sevilla había logrado empujar al Bayern cerca de su área, no tanto pero de una forma parecida a como lo hizo con el Barcelona, pero la entrada del colombiano sirvió para que el equipo alemán tuviera un hombre más en el paralelo en el que se situaban Pizarro y N'Zonzi. Éstos nunca dieron el paso adelante que sí da Banega cuando está sobre el terreno de juego y que une las líneas con Franco Vázquez. El equipo de Heynckes fue avanzando en terreno ocupado a la vez que ampliaba alarmantemente sus porcentajes de posesión.

Las descoordinaciones en las basculaciones empezaron a aparecer en cuanto el Bayern fue teniendo libertad para tocar en la zona ancha. Así, dos laterales como Jesús Navas y Escudero llegaron tarde en dos balones para tocar y desviar fatalmente para Soria. Fallos en zona roja, pero con su origen en el centro del campo, donde un aculado Pizarro nunca se impuso.

Ataque

Funcionó cuando Sarabia hizo de Banega metiéndose hacia dentro. Tuvo una ocasión antes de marcar y apareció en el área en conexión con Vázquez, pero rápidamente perdió de vista la posesión. Justo cuando James salió.

Virtudes

Una fase de la primera mitad en la que tuvo superioridad arriba.

Talón de aquiles

Sin balón, sin ideas, sin Banega...

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios