Berizzo: "En las dificultades hay que dar un paso al frente, no hacia atrás"

  • El entrenador del Sevilla se hace responsable de “una semana mala” y espera revertir la situación “insistiendo en la idea”

  • La ejecución y no la idea es el fallo, según el técnico: “La clave no es la elección del sistema, sino la convicción de ejecutarlo bien”

Berizzo en un rondo Berizzo en un rondo

Berizzo en un rondo / M.G.

Comentarios 2

Eduardo Berizzo afronta una semana trascendente en la que espera revertir las duras y graves derrotas ante Athletic y, sobre todo, Spartak y Valencia. El partido en Cartagena, correspondiente a la primera ronda de la Copa del Rey, es una buena oportunidad para iniciar el giro total que necesita el Sevilla. “El partido de mañana es muy importante, el de Leganés es muy importante y el del Spartak es muy importante. Venimos de una semana mala en que no sumamos ningún punto y afrontamos otra semana para recuperarlos. A partir de tener consciencia de que la semana pasada fue mala, esta tiene que ser mucho mejor”, ha asegurado Berizzo en su comparecencia previa a viajar a Cartagena, en la que se ha hecho máximo responsable de la situación actual. “El entrenador nunca gana, es parte de nuestra profesión, es justo, viene en el ADN del entrenador. La derrota es de los entrenadores y la victoria es de los jugadores”, ha comentado.

Además, preguntado sobre si teme que lo destituyan, ha interpelado a un periodista: “¿Usted teme que lo despidan del trabajo”. Siempre, le contestó el periodista. “Pues uno igual, pero por eso no deja uno de venir a trabajar cada día y no deja de intentar hacer las cosas bien, igual que todos”.

La rueda de prensa ha sido extensísima y ni siquiera ha podido hablar del Cartagena, dada la situación grave del equipo. La autocrítica ha tomado el protagonismo ante una semana que, según un periodista le ha sugerido, ha sido un drama: No, no ha sido un drama, ha sido una semana mala, los dramas suceden otro plano. Perder partidos es algo no deseado y más para un entrenador y unos futbolistas. Y necesitamos una reacción en busca de una victoria. En Mestalla nos faltó precisión para terminar mejor los ataques. Fuimos superados por la velocidad de los rivales defensivamente hablando y el daño a la contra fue notorio cuando el partido se rompe en los minutos clave. Autocrítica, siempre. El responsable de las derrotas siempre soy yo, siempre que existe un problema en un equipo y más si hay una derrota el responsable es el entrenador. Hay que corregir esos errores teóricamente y plantearlos prácticamente para que no vuelvan a suceder”.

La opción de variar la idea la contempla, pero no es la solución: “Sí, lo he pensado, sí. Usted dijo una palabra muy importantes que es insistir en el trabajo. Este club también es así, se sobrepone a los momentos adversos, lucha, trabaja, insiste... Y yo gasto toda mi energía en encontrar soluciones tácticas, técnicas, en entrenar mejor a mis jugadores y en elevar la versión de cada uno que seguramente terminará dando una mejor expresión colectiva. Puedes elegir cualquier sistema y la clave no pasa por la elección del sistema, sino por la convicción de ejecutarlo bien. Y en eso he incidido estos días, intentando reconocer errores y corregirlos. Hemos pasado en una semana de recibir muy pocos goles a recibir un montón. Antes era sólido y ahora no lo es. Nos encontramos en un medio camino que no nos podemos permitir. Tenemos que ir a la búsqueda de los partidos y ser valientes”.

Qué debe mejorar: “Me ha dolido recibir tantos goles. Nueve en dos partidos es una cantidad desagradable, y de la manera, a la contra, que es una cuestión que puedes alertar antes, no te tienes que descomponer y seguir permitiendo que el rival te haga daño y no puedes entregarte y desarmarte dentro del partido. La cantidad de goles me molesta. También que no hayamos podido conseguir mejores situaciones de ataque o haber acertado las que tuvimos, que habría inclinado lso partidos a favor nuestro. Y que los vaivenes del juego dentro del partido no nos afecten anímicamente y que en ese trastoque de solidez anímica el partido se nos vaya”.

Corregir sin cambiar la idea: “Tenemos que hacer mejor lo que hacemos, no hacer otra cosa. No por poner más delanteros atacas mejor, ni por poner más defensas te defiendes mejor. Nuestro sistema era el mismo cuando recibíamos cero goles. O sea que creo que hay que hacer lo que antes hacíamos bien”.

Cómo está el vestuario: “Preocupado y deseoso de cambiarlo, los futbolistas también se afectan a nivel personal. Nadie quiere vivir una semana de derrotas. Los jugadores son conscientes de la situación y encuentran en el día a día fortalecimiento para salir. También hay que liberar de responsabilidad, porque yo veo que los futbolistas siempre se brindan y tienen la actitud precisa para jugar partidos. Me enorgullezco de este equipo porque es un grupo humano muy bueno que se preocupa y quiere revertir la situación”.

¿El vestuario entiende la idea? “Sí, creo que sí. La entiende. En la ejecución a veces hay defectos. Todos tenemos que dar un paso al frente, yo el primero. En las dificultades hay que dar un paso al frente, no hacia atrás”.

Confianza del presidente: “Le agradezco su confianza. No necesito una sobreatención hacia mí. Me siento en una institución muy valiosa, con personas muy afectuosas conmigo, trabajamos en una ambiente de armonía. Y no debemos permitir, de una semana a esta parte, que la energía sea mala. Debemos corregir errores. Pero tampoco cuando ganábamos partidos reconocía errores, no dejé de verlos. En una semana debemos torcer esa energía y torcerla en positiva y volver a una situación de normalidad”.

El ADN ganador del Sevilla: “Lo único que he comprobado es la grandeza del Sevilla. El Sevilla no sabes cómo te gana, pero te gana, tiene un animal competitivo dentro que te gana, los futbolistas, la afición el club, un ADN, un orgullo interior muy activo, uno cuando pisa esta ciudad deportiva te das cuenta que hay que ganar. Vengo de una educación en la que hay que ganar siempre. Y este equipo, este club y esta afición se sienten orgullosos de quiénes son. El sábado la afición se encolumnará con el equipo y no importa quién esté con el equipo. Siempre lo empuja”.

Volantanzo en la idea, no: “Yo vivo preocupado siempre como entrenador, preocupado de encontrar respuestas, que todo funcione bien, jugadores, utileros, médicos, responsable de presnsa, y siempre estoy proecupado para qu todos hagan bien su trabajo y cuando no lo hace se lo corrijo, y empiezo por mí. No voy a pegar un volantazo para hacer lo que uno no cree”.

Críticas a Muriel y a su peso: “No está gordo, juega cuando el entrenador lo pone. Cuando empiezan a suceder ocasiones falladas uno ve más feo al delantero de lo que es, empiezan las suspicacias, y no existe nada. Muriel tendrá oportunidades como Ben Yedder. Y necesitamos asistirlo para que meta goles. Cuando meta goles pesará lo mismo que antes. Hay que despojarse de las cuestiones del exterior y enfocarse hacia lo importante. Tenemos dos delanteros centros. Cualquier centroatacante necesita que su equipo alrededor juegue bien, y eso es lo que necesitan Muriel y Ben Yedder”.

Centro del campo sin garra: “Tenemos futbolistas así, Krohn-Dehli y Banega con otras cualidades; Pizarro y N'Zonzi, más, aunque uno estaba lesionado y pudo habernos debilitado en esta cuestión que usted dice (falta de fuerza y garra en el centro del campo)”.

Y el Cartagena y su ilusión: “Debemos equiparar esa ilusión y esa motivación. En partido de Copa siempre sucede esto, y debemos tomarnos el partido con la máxima seriedad y jugar el partido con la necesidad que tenemos de ganar”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios