Nolito, un ídolo necesario

  • El gaditano focaliza la atención tras al dañino adiós de Vitolo l "No esperaba este recibimiento", dice.

La marcha de Vitolo ha dolido en el sevillismo. No sólo las formas, después de llegar a un acuerdo verbal y firmado con la entidad, pueden ser puestas en cuarentena por cualquiera que tenga el más mínimo sentido del tacto. El rival al que se fue también hace mella en el orgullo de una afición que se lo dio todo desde su llegada y que quedó huérfana de un ídolo tras el confirmado y temido, a partes iguales, adiós del canario con destino el Atlético. Las redes sociales de compraventa fueron un claro ejemplo, numerosas camisetas con el 20 a la espalda que vestía el ahora jugador de Las Palmas que se pusieron a la venta apenas unos minutos después de conocer la noticia de su adiós.

Sin embargo, en este mundo del balompié, unos van y otros vienen, es un habitual y toda una ley de vida en esto del fútbol. Y en el avión que viajaba hacia Sevilla llegó Nolito, un futbolista de la comunidad que intentará convertirse en el nuevo ídolo de un Sánchez-Pizjuán que busca suplir el hueco del jugador canario.

No será un camino fácil, pero, de momento, el sevillismo le demostró su cariño en el aterrizaje en San Pablo, donde fue recibido por numerosos aficionados, algunos con camisetas de otros ídolos perdidos en el camino como Konoplyanka, al que no le gustará parecerse. "No me esperaba un recibimiento así, nunca me había pasado. Estoy muy contento aquí en mi tierra y ahora toca empezar", reconoció impresionado el sanluqueño a los medios del club instantes antes de coger el avión que lo llevó a Japón, donde esperan a lo largo del día de hoy con los brazos abiertos los que serán sus nuevos compañeros y el entrenador, con el que ya compartió vestuario en el Celta: "Empieza una etapa nueva. El míster me conoce, pero hay una buena plantilla, buenos jugadores y habrá que estar a tope. Es un año duro y los rivales se están reforzando bien, así que hay que estar a la altura".

El gaditano sabe, además, cómo ganarse a su afición. Desde su llegada dejó bien claras sus intenciones de ampliar su palmarés durante su estancia en la capital andaluza. "El Sevilla es un club que gana títulos, tiene un equipazo que está entre los mejores de España y claro que me gustaría ganar títulos aquí", explica Nolito, que sabe que para ello deberá sudar mucho la camiseta. "Me ilusioné mucho desde el primer momento cuando salió esta opción. También con la idea del míster y con una plantilla así no me lo pensé. Hubo momentos en los que lo pasé un poco mal porque se hacía y no se hacía, pero al final todo ha salido bien", añadió.

La opción de que Nolito acabara en el Sevilla no es nueva. Viene de lejos, prácticamente desde que finalizó la temporada pasada, cuando fue cazado con Óscar Arias charlando en un centro comercial cercano al Sánchez-Pizjuán. "¿El helado? Fue casualidad, lo sigo diciendo. Luego me encontré con el presidente. Habrá gente que se lo crea o no", aseguró el jugador. Aunque la semilla ya germinaba.

Siete millones de euros son los que ha costado el pase del extremo gaditano al Sevilla, procedente del Manchester City, donde apenas tuvo protagonismo en la única temporada que disputó en la Premier League (19 encuentros en la competición regular y un total de 30 durante toda la temporada), poco para un jugador que aspira a colarse en los planes de Julen Lopetegui de cara al Mundial del próximo año y sabe que sin minutos lo tendría muy complicado. "Sinceramente, voy a darlo todo por el Sevilla. Me he tirado en Inglaterra prácticamente cinco meses sin jugar, así que espero que todo vaya bien", aseveró.

El gaditano llega para aportar esa pizca de desborde, calidad y gol que levante las gradas del Sánchez-Pizjuán. "No hay un único objetivo, en realidad son muchos, pero principalmente ahora tenemos la Champions porque nos jugamos mucho. Intentaremos prepararnos bien todos para estar al nivel", explicó el extremo sanluqueño.

Aunque si felices están la afición y el propio jugador, también Berizzo mostró su satisfacción con la llegada del futbolista, a quien tenían echado el ojo para reforzar el equipo desde hace algunas semanas. "Nolito era un objetivo que teníamos con la secretaría técnica. Es un jugador de banda con mucho peligro y es desequilibrante. Hay que volver a entrenarlo para que recupere su mejor nivel porque lleva unos meses sin mucha continuidad. Es una alternativa muy positiva para el ataque", explicó el argentino, que coincidió con Nolito durante dos temporadas en el Celta antes de que el gaditano diera el salto al Manchester City como una expresa petición de Pep Guardiola.

En poco más de un mes, cuando comience a rodar la pelota de forma oficial con la previa de la Liga de Campeones y la inminente llegada de la competición liguera, será momento de que Nolito demuestre si está a la altura de las expectativas marcadas por una afición necesitada de un ídolo al que aclamar, sobre todo después del doloroso adiós de Vitolo a una grada que lo endiosó y lo ayudó a convertirse en el futbolista que ahora es. Mientras tanto, el futbolista se reunirá con sus compañeros en apenas unas horas en Japón, donde afición y cuerpo técnico esperan que comience a responder a tanto cariño.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios