'Te echo de menos': Canal Sur exalta la labor de las mujeres

  • Once mujeres abandonan sus hogares durante unos días para comprobar cómo reacciona su entorno familiar

  • Este 'docu-reality' lo firma Happy Ending

Bea Díaz y Javier García, conductores de 'Te echo de menos'. Bea Díaz y Javier García, conductores de 'Te echo de menos'.

Bea Díaz y Javier García, conductores de 'Te echo de menos'. / rtva

Las mujeres, las madres trabajadoras, dejan su sitio vacío ¿Qué harán esos maridos, hijos, compañeros de trabajo? Canal Sur propone esta noche comprobar qué sucede cuando los pilares de las familias y equipos de trabajo bajan los brazos. El formato se titula Te echo de menos y las protagonistas son once mujeres de El Ronquillo, en la Sierra Norte sevillana, y de Estepona. Y sus respectivos entornos.

El programa lo dirigen Diego Serrano (del docu-reality de Cuatro ¿Quién quiere casarse con mi hijo?) y Bea Díaz (la reportera de 75 minutos que está en la tardes de Canal Sur Radio con El Público). Díaz es también la conductora de estas vicisitudes familiares junto a Javier García. Ambos periodistas narrarán qué ocurre en esas once familias si por unos días se ausentan las mujeres. El formato está planteado como un docu-reality de entretenimiento, "emotivo y familiar", adelanta la cadena autonómica, y que "contribuirá a la reflexión sobre el papel que juega la mujer en nuestra sociedad". La productora Happy Ending, la de Gente maravillosa y Verde, blanca y verde, que ha desaparecido de la parrilla por su baja audiencia, factura aquí otro programa y goza de otra oportunidad en el prime time, tras otras propuestas sin fortuna.

Esta primera temporada de Te echo de menos cuenta con nueve entregas de 70 minutos de duración, con previos en cada episodio para presentar las situaciones que se viven entre los familiares.

Desde Te echo de menos se han buscado perfiles distintos que cubren el espectro social andaluz. Prácticamente todas las mujeres desempeñan un trabajo fuera de casa, labor profesional que deben compaginar con el cuidado de los hijos o de personas mayores a su cargo y sacar tiempo y esfuerzo de donde no hay.

En algunos de estos casos será la esposa y madre de varios hijos la que se marcha de casa durante unos días. En otros los casos serán una hija de la que dependen emocionalmente sus padres, una nieta como bastón fundamental en la vida de su abuela viuda, una mujer en su papel de cuidadora imprescindible y de la que dependen 24 horas su madre y su tía nonagenaria con las que vive; o una jubilada que jamás ha delegado en su marido para hacer las tareas de casa. La franja de edad de las protagonistas oscila desde los 70 años de Mercedes, ama de casa jubilada, hasta los 20 de Celia, una estudiante universitaria en puertas de sus exámenes. El perfil profesional también es diverso: hay una profesora de inglés, una auxiliar de enfermería, una cocinera, una desempleada o una empresaria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios