El milagro de la luz

  • El arquitecto Honorio Aguilar propone una guía de visitas por los templos mudéjares de Sevilla basándose en el momento en el que el sol ilumina altares y misterios

Comentarios 0

Con la llegada de la primavera, las horas de luz solar aumentan y, con ello, las ganas de salir a la calle. Con la Semana Santa a la vuelta de la esquina, los planes se disparan, sobre todo, aquellos relacionados con las visitas a los templos. El arquitecto Honorio Aguilar fusiona los conceptos luz y templos y, más allá de las imágenes que estos últimos albergan, propone a los sevillanos visitas, a primera o última hora del día, a una serie de templos mudéjares sevillanos, "dado que fueron concebidos y orientados por la luz".

El 25 de marzo, festividad de la Anunciación, es el día elegido en el monasterio burgalés de San Juan de Ortega para que miles de personas se acerquen a contemplar los rayos de sol que iluminan un capitel donde el misterio se escenifica, un espectáculo natural conocido como "el milagro de la luz". Honorio Aguilar manifiesta que en Sevilla hay claros ejemplos de "este milagro" que se pueden admirar en estos días. "Se trata de templos en los que sus naves se alinean con la dirección Este-Oeste, aún con pequeñas desviaciones, la cabecera o ábside hacia oriente y los pies o fachada a occidente... Por eso invitamos a acercarse en Sevilla, por ejemplo, a Santa Marina o a Omnium Sanctorum, para contemplar este espectáculo sorprendente, que se asemeja bastante al estado original que permitía la entrada de luz al amanecer por los ventanales del ábside, y al atardecer por los grandes rosetones de la fachada principal, o quizá al mediodía por los elevados huecos o portada de la fachada sur".

Honorio Aguilar recuerda que en otras iglesias, aunque el ábside esté cubierto por los posteriores retablos renacentistas o barrocos, se puede intuir los efectos de la luz, como en San Esteban, San Román, San Marcos, San Andrés, San Vicente, San Pedro, entre otros.

También en la provincia se encuentran numerosos ejemplos donde la luz realiza similar efecto, que suponen claros ejemplos del patrimonio mudéjar: en el Aljarafe se cuenta con la iglesia de San Pablo de Aznalcázar, Santa María, San Pedro del Castillo o San Eustaquio en Sanlúcar la Mayor... En la Sierra Norte, la iglesia de la Nieves en Alanís; en los Alcores, el santuario del Águila de Alcalá de Guadaíra, San Bartolomé o San Felipe en Carmona; y en La Campiña, San Juan de Marchena; en la Vega se encuentran la iglesia de la Asunción de Alcalá del Río o las Nieves de la Rinconada; en Écija, San Gil y Santiago, así como en la ribera la parroquia de la Estrella, de Coria del Río.

Desde el despacho de arquitectos Honorio Aguilar se indica que el patrimonio mudéjar es mucho mayor, pero en la mayoría de los casos poco queda de la luz original por la que estos edificios fueron concebidos. De ahí que recuerde, para los más viajeros, la importancia y belleza de las iglesias fernandinas de Córdoba, auténticos tesoros de arquitectura, que serán el escenario perfecto para descubrir el "milagro", pues en ellas la luz tiene aún más importancia, debido a las grandiosas dimensiones de los huecos y al buen estado de conservación de gran parte de éstas.

En Sevilla capital, Santa Marina es la visita de mayor interés, pues su estado es muy similar al original. Su horario de apertura es de 11:00 a 13:00 de lunes a viernes y los domingos de 11:30 a 13:00. Por la tarde su visita es recomendable en estas fechas sobre las 18:30/19:00 y resulta posible de lunes a jueves de 18:00 a 20:00.

Omnium Sanctorum es recomendable a primera hora desde las 10:00. Abierta hasta las 13:00, de lunes a domingo. Por la tarde puede visitarse de 18:30 a 20:30, de lunes a sábado (los martes de 20:00 a 21:00), aunque la hora recomendable es de 18:30 a 19:00.

Debido a que no se mantiene el ábside original, en San Román es más interesante la visita al mediodía o por la tarde. Su horario de apertura es de 12:00 a 13:00 de martes a viernes y domingo. Por la tarde, abre a las 19:00 menos el domingo, aunque la hora adecuada sería sobre las 18:30.

En el caso de San Marcos, aunque los huecos del ábside y fachada principal están cegados en su mayoría, merece la pena visitarla. Abierta de 19:30 a 20:30. Todos los días y domingos de 12:00 a 13:00.

En el resto de las iglesias mudéjares la visita durante la mañana tiene menor interés, ya que los ábsides están cubiertos por los retablos o ya no existen. Por la tarde, como en la mayoría de ellas, se mantienen los rosetones de la fachada principal, por lo que resulta más conveniente: San Pedro, San Andrés, San Vicente, San Esteban, San Gil o San Sebastián, que pueden visitarse antes de las celebraciones de las 19:30 u 20:00.

La iluminación natural en las iglesias mudéjares sevillanas será el tema central de la conferencia que el arquitecto tratará el próximo martes 4 de abril, a las 19:30, en el Ateneo de Sevilla (calle Orfila, 7). Dicha jornada está organizada por el Cabildo Alfonso X El Sabio.

más noticias de VIVIR Ir a la sección Vivir »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios