Iniciativas ante las administraciones

La ganadería extensiva da la voz de alarma en Europa y en Andalucía

  • La Fundación Savia se ha entrevistado con el Defensor del Pueblo Andaluz para pedir su mediación. El COPA presenta en Estrasburgo la campaña “La Voz de la Ganadería Europea”

El Defensor del Pueblo andaluz entre la Ejecutiva de la Fundación Savia. El Defensor del Pueblo andaluz entre la Ejecutiva de la Fundación Savia.

El Defensor del Pueblo andaluz entre la Ejecutiva de la Fundación Savia.

El sector de la ganadería extensiva no está dispuesto a quedarse con los brazos cruzados y si no recibe el apoyo que está reclamando no será porque no lo haya pedido ante todas las instituciones e instancias que puedan tener alguna competencia o les sirva para hacer presión.

Distintos agentes, como son la Fundación Savia y el propio COPA-Cogeca han protagonizado iniciativas en este sentido en las últimas semanas. Así, la Fundación Savia, que preside Francisco Casero, ha entregado un completo informe y ha mantenido una reunión con el Defensor del Pueblo Andaluz, Jesús Maeztu en el que le ha expuesto “la situación de indefensión que viven los ganaderos de extensivo de Andalucía ante la gravísima sequía que están padeciendo numerosas comarcas andaluzas”.

La Fundación Savia y otras entidades del ámbito rural llevan meses reclamando a las administraciones competentes que se adopten medidas que palíen la situación del sector. Piden un paquete de medidas de urgencia que permita el acceso básico del ganado al agua y los alimentos y también medidas que hagan posible la viabilidad del sector a medio y largo plazo.

Consideran “que hasta ahora no hay medidas prácticas y eficaces que mitiguen la situación, en algunos casos dramática de muchas explotaciones en el Andévalo de Huelva, Sierra Morena, Los Pedroches o Los Filabres, por ejemplo”.

Señalan que son numerosos los escritos, reuniones e informes que ya se han elaborado “y lamentablemente son otras entidades, a veces sin competencias en la materia, las que están tomando la iniciativa, como el Ayuntamiento de Cazalla de la Sierra, que está abasteciendo con su camión cisterna a 41 explotaciones en el municipio, o la Mancomunidad de Municipios de Beturia y Ovipor que han impulsado la Mesa de la Ganadería Extensiva en Huelva”.

Ante esta situación, la Fundación Savia ha instado al Defensor del Pueblo Andaluz a que se persone e intermedie por este sector “fundamental para tantos municipios andaluces, para tantas familias que, además de aportar productos de excelente calidad, desarrollan una función pública fundamental de mantenimiento del territorio, prevención de incendios, mitigación del cambio climático, producción de aire, agua y energía”.

Dicen que el Gobierno de Castilla y León ha puesto en marcha una línea de ayudas especiales para la creación de infraestructuras que otorguen viabilidad a medio plazo a las explotaciones, el Gobierno de Baleares está suministrando alimento adicional a los ganaderos de Menorca “y por todo ello entendemos que se producen las condiciones suficientes para que intervenga el Defensor del Pueblo Andaluz abriendo expediente”. “Solicitamos por ello la intervención de su oficina en defensa de este sector, a veces demasiado invisible para la opinión pública, pero que hace una gestión esencial en el territorio y nos proporciona bienes comunes indispensables”, agregan.

José Maeztu ha reconocido la gravedad de la situación y la necesidad de adoptar medidas urgentes que palíen la situación, a la vez que se visibilice la situación de una labor tan dura como es la de los ganaderos de extensivo.

El Defensor ha mostrado toda su disposición para trabajar conjuntamente con la Fundación Savia y advertir de los peligros de que se abandone la ganadería en Andalucía.

European Livestock Voice

Por su lado, el COPA-Cogeca, junto a diez organizaciones del sector ganadero de la UE e institutos de investigación, ha presentado en el Parlamento Europeo la campaña European Livestock Voice (La Voz de la Ganadería Europea), un llamamiento de todos los actores implicados para subrayar ante la sociedad el papel crucial de la ganadería europea en la sostenibilidad, en la lucha contra el cambio climático, la alimentación sana y de calidad, la salud y el bienestar animal.

“La campaña tiene como objetivo presentar los hechos desde un punto de vista objetivo y ofrecer cierto equilibrio al debate generado sobre el futuro de la ganadería”, señalan.

Durante el acto, en el que han participado miembros del Parlamento de los principales grupos políticos, se ha subrayado la necesidad de que las partes implicadas en la UE unan su voz para contrarrestar los ataques desmedidos y engañosos hacia un sector que lucha por mantener la competitividad frente a países terceros, sin renunciar a los valores que caracterizan al modelo de la agricultura y ganadería europea: sostenibilidad, calidad, explotaciones familiares, bienestar y salud animal.

El sector ganadero reclama medidas para garantizar la viabilidad de las explotaciones

Ramón Armengol como representante del COPA-Cogeca ha señalado que, como ganadero, se siente cuestionado por los diversos ataques a la ganadería cuando su trabajo consiste en implementar las reglas más estrictas del mundo en materia de bienestar animal y a la vez proveer de un producto sano y de calidad a 500 millones de consumidores europeos, además de mantener la sostenibilidad en las zonas rurales.

Explica que Europa sin ganado perdería tierras de pastoreo esenciales, padecería mayores incendios forestales, carecería en gran medida de fertilizantes orgánicos, energía verde y muchas otras materias primas esenciales, al tiempo que contribuiría a un mayor éxodo rural. Al mismo tiempo, significaría la necesidad de depender de las importaciones de productos animales de terceros países, que no cumplen los estrictos controles, ni los estándares de producción europeos y, además, aumentaría la demanda de materiales basados en combustibles fósiles.

La campaña se propone dar respuesta a algunas de las informaciones no contrastadas que se expanden por las redes sociales.

Los impulsores de la misma explican que a la ganadería se le acusa de forma desmesurada de ser la causante del cambio climático, algo que según las cifras no es real. La agricultura y ganadería de la UE sólo representan el 10% de las emisiones totales de CO2 habiendo disminuido en un 24% desde 1990. “Por ello -dicen- la agricultura y la ganadería de la UE son un ejemplo para el resto del mundo, no sólo en términos de alimentación sana y de calidad, sino en lo relativo a la sostenibilidad que aporta a la sociedad europea.

Ramón Armengol anima a los pequeños ganaderos a que se unan en cooperativas

Por último, Ramón Armengol, que además es presidente del sector porcino de Cooperativas Agro-alimentarias de España, ha destacado la importancia de las cooperativas para que los ganaderos, especialmente los pequeños y los que se animan a incorporarse al sector, puedan ser competitivos, aprovechando las oportunidades del mercado, fijando población rural en las regiones productoras, acometiendo proyectos de sostenibilidad y de innovación colectivos que de otra forma los ganaderos solos no podrían realizar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios