Agropecuario

La alta salinidad del Guadalquivir hace peligrar la cosecha de arroz

  • Los regantes advierten sobre las consecuencias de los dragados de mantenimiento

Cigüeñas sobre un arrozal en Isla Mínima. Cigüeñas sobre un arrozal en Isla Mínima.

Cigüeñas sobre un arrozal en Isla Mínima.

El sector arrocero de Isla Mayor y su entorno ha dado la voz de alarma ante el aumento de salinidad de las aguas, índice que perjudica de forma importante al cultivo.

Por ello se han reunido en el Ayuntamiento de Isla Mayor con la asistencia del alcalde de la localidad, Juan Molero, y a propuesta de la Junta Central de Regantes de la Margen Derecha, diferentes asociaciones relacionadas con el río Guadalquivir, para examinar las causas que están provocando el alto índice de concentración salina en el estuario del Guadalquivir y que advierten que hace peligrar la actual cosecha de arroz.

En el Consistorio Isleño se dieron cita los representantes de la Junta Central de Regantes de la zona Arrocera de ambas márgenes del río, Feragua, Federación de Arroceros de Sevilla, la asociación conservacionista WWF, las asociaciones agrarias; Asaja y UPA, la Cooperativa Arrozúa y la Asociación de Pesca y Acuicultura Pebagua.

En la jornada se manejaron y analizaron diferentes datos, para llegar a la conclusión de que la complicada situación actual del río guarda estrecha relación con el continuo dragado de mantenimiento que sufre el mismo.

Control riguroso

Por ello, los asistentes a la reunión reclaman que se tenga especial cuidado “en cualquier acción que se realice sobre el río, incluidos tales dragados de mantenimiento, ya que, éstos deben ser controlados debidamente por expertos técnicos y científicos”.

Advierten que ese control se hace muy necesario, “pues, de no ser así, puede llegarse a producir efectos irreparables sobre la pesca, la erosión de las márgenes del río, o la salinización, no sólo del arroz sino de otros cultivos, por no hablar de la especial atención que requiere el Parque Nacional de Doñana a la altura de su desembocadura”.

Todos los sectores que fueron convocados coincidieron en que las acciones que se realicen sobre el estuario deben mantener el equilibrio ecológico natural y ser sostenibles con la biodiversidad del río.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios