Covid-19

Preocupación en el ibérico tras una buena montanera

  • El cierre del canal horeca y la caída del turismo hacen temer por el futuro inmediato

Feria del Jamón y del Cerdo Ibérico de Aracena. Feria del Jamón y del Cerdo Ibérico de Aracena.

Feria del Jamón y del Cerdo Ibérico de Aracena.

Tras haber tenido una buena campaña de montanera, ahora el sector del cerdo ibérico está preocupado por el impacto que la situación generada por el Covid-19 está ocasionando en todos los eslabones del producto.

Así lo ha hecho saber la Asociación Interprofesional del Cerdo Ibérico (Asici), que explica como el cierre del canal horeca, el parón del turismo o la caída de las exportaciones, están frenando la demanda y comercialización de carnes y productos curados de cerdo ibérico.

Asici ha presentado los resultados de la montanera de 2019-2020, que reflejan un aumento de los sacrificios y canales aptas de cerdos ibéricos alimentados con bellota en las dehesas.

Los datos registrados en Ítaca –sistema de información digital de Asici– indican que en la última montanera se han sacrificado un total de 732.962 cerdos de bellota, lo que supone un aumento del 9,5% con respecto a la campaña del año 2018-2019.

De ellos, 719.777 fueron canales aptas.

Del total de animales de bellota sacrificados, el 54% corresponden al precinto Negro, es decir, animales 100% Ibérico; y el 46% al precinto Rojo, siendo el 11% del 75% Ibérico y el 35% restante de la categoría 50% Ibérico.

Por comunidades, en Andalucía se han engordado 344.080 animales (47%), en Extremadura 263.828 (36%) y en Castilla y León 52.942 (7,2%).

El presidente de Asici, Antonio Prieto, ha señalado que los datos “son un claro reflejo de la madurez del sector Ibérico, de su capacidad de adaptación a la realidad de las campañas y su apuesta irrenunciable por la calidad”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios