Alcalá de Guadaíra

El TSJA suspende cautelarmente el proyecto para abrir una nueva calle en el centro de Alcalá

  • El PP denunció el estudio detalle aprobado y el tribunal estima que se debe esperar a que la justicia se pronuncie para iniciar expropiaciones y demoliciones

  • El gobierno local va a recurrir y defiende una obra "fundamental" para la remodelación del casco histórico

  • El grupo de la oposición lamenta que una iniciativa así se pretende hacer sin "consenso"

La calle Nuestra Señora del Águila, conocida como La Mina por el molino de agua que alberga, y que se quiere peatonalizar con este proyecto. La calle Nuestra Señora del Águila, conocida como La Mina por el molino de agua que alberga, y que se quiere peatonalizar con este proyecto.

La calle Nuestra Señora del Águila, conocida como La Mina por el molino de agua que alberga, y que se quiere peatonalizar con este proyecto. / M. G.

La Sección segunda de la Sala de lo Contencioso-Adminsitrativo del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha emitido un auto por el que decreta la suspensión cautelar de la ejecución del proyecto del Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra para abrir una nueva calle que conecte la Plaza Cervantes con la calle Conde de Guadalhorce, según el estudio detalle que se aprobó de forma definitiva en el Pleno en septiembre, con el voto del PSOE y Cs, socios en el gobierno local.

El viario forma parte de la reordenación del casco histórico alcareño, que contempla además la reforma y peatonalización de la calle Nuestra Señora del Águila y la apertura a las visitas del molino de La Mina, que se halla soterrado en la misma y cuenta con fondos Feder Edusi para su financiación.

El TSJA ha estimado así la petición que hizo el grupo popular en el Consistorio, que denunció la actuación y pidió que, en tanto que se resuelve todo el proceso en los tribunales, se suspenda cautelarmente la ejecución para evitar que las obras arranquen y estén hechas si, finalmente, los tribunales tumban el proyecto.

El alto tribunal considera que la actuación comporta una "relevante incidencia en otros intereses públicos", como el coste de expropiaciones de inmuebles afectados y de ejecución. Asimimo, las demoliciones tendrían un restablecimiento difícil en el caso de una sentencia desfavorable al proyecto. Por eso acuerda la suspensión cautelar. Por otro lado, la sala del TSJA cuestiona que un estudio detalle sea el instrumento urbanístico adecuado para una reforma de este tipo, si no está recogida previamente entre las líneas estratégicas del PGOU.  

El gobierno local va a recurrir el auto

El gobierno local de Alcalá alegó ante el TSJA que ningún particular afectado ha impugnado el estudio, que en el proceso de tramitación se aceptaron alegaciones, excluyendo zonas verdes afectadas y espacios libres del Parque Centro. También defiende que un estudio detalle sí está previsto en la LOUA (Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía) como instrumento para poder ejecutar un viario de carácter secundario, como sería éste para intentar sacar el tráfico de la zona centro de Alcalá y que considera "fundamental para la movilidad en la ciudad" y el "nuevo diseño urbano" de esa zona.

El equipo de la alcaldesa Ana Isabel Jiménez anuncia que recurrirá el auto, firmado el día 2 de febrero y para lo que tenía sólo cinco días y lamenta que el PP intente "paralizar cualquier proyecto que suponga una mejora para la ciudad y en particular la transformación y modernización del centro", aunque confía en que se podrá ejecutar finalmente.

Un "nuevo varapalo" en los tribunales, según el PP

Por su parte, el grupo popular considera que este auto es un "nuevo varapalo en los tribunales" para el gobierno del PSOE y Cs e insiste en que la apertura de esa calle implicaría tener que demoler dos viviendas, una de ellas un edificio histórico con más de 100 años que debería de haber estado protegido en el PGOU, según considera.

“Nos alegramos de haber podido frenar la intención del gobierno de PSOE y Cs de continuar dilapidando nuestro patrimonio histórico", ha destacado la portavoz popular, Sandra González, en un comunicado y aclara que no se niegan a remodelar el centro histórico, pero sí reclaman que se haga de forma "consensuada" con los sectores afectados.

El PP recuerda que este proyecto ha sido rechazado por los propios vecinos "con miles de firmas" y no cuenta con un estudio de movilidad que diga si esa es la mejor opción. También lamenta que  no se atendieran sus advertencias sobre un poyecto que "incumple" el actual PGOU de la ciudad, según insiste. 

Por otro lado, señala que la calle Duque de Guadalhorce es estrecha y llena de cocheras, sin capacidad para adsorber y dar salida a todo el tráfico del centro que llegaría desde las calles Alcalá y Ortí, Pescadería y La Plata.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios