Alcalá de Guadaíra

La apertura de una calle en el centro de Alcalá permitirá hacer visitable el Molino de La Mina

  • Irá de la Plaza de Cervantes a la calle Conde de Guadalorce y necesita la expropiación de dos casas y un solar

  • Sacará tráfico de la calle Nuestra Señora del Águila, aunque no se ha decidido si se peatonalizará total o parcialmente

  • La rehabilitación del molino subterráneo, del siglo XV, es una vieja aspiración del municipio

El punto, frente al Teatro Gutiérrez de Alba, en el que se encuentra la entrada al Molino de la Mina, en la calle Nuestra Señora del Águila. El punto, frente al Teatro Gutiérrez de Alba, en el que se encuentra la entrada al Molino de la Mina, en la calle Nuestra Señora del Águila.

El punto, frente al Teatro Gutiérrez de Alba, en el que se encuentra la entrada al Molino de la Mina, en la calle Nuestra Señora del Águila. / D. S.

La junta de gobierno local de Alcalá de Guadaíra (PSOE-Cs) ha aprobado este viernes de forma inicial el estudio detalle para un importante proyecto de reordenación del centro histórico, con la creación de una nueva calle que unirá la Plaza Cervantes y la calle Conde de Guadalhorce.

La intervención, al sacar tráfico de la calle Nuestra Señora del Águila, permitirá rehabilitar y abrir al público el antiguo molino de la Mina, cuya entrada se sitúa en esa vía, bajo el Teatro Gutiérrez de Alba. Se trata de una vieja aspiración de la ciudad, de la que se viene hablando desde hace años, pero que no se ha podido ejecutar hasta ahora.

En 2009, por ejemplo, se habló de un importante proyecto para hacerlo visitable, con la instalación de un ascensor. Se iban a invertir 548.000 euros, pero no llegó a hacerse.

Consultadas sobre si esa remodelación implica la peatonalización total o parcial de Nuestra Señora del Águila, conocida como la calle de La Mina precisamente por esas instalaciones y la gruta que formaron los manantiales en la zona, fuentes municipales han indicado que es algo que no está decidido, pero que para que el histórico molino se pueda abrir ese nuevo desvío para el tráfico fundamental.

La nueva calle y la rehabilitación del Molino de la Mina son dos de los proyectos más emblemáticos para el Consistorio que se han incluido en la Estrategia Edusi, financiada con fondos europeos y que debe desarrollarse entre 2020 y 2023.

Según ha explicado en un comunicado, la nueva calle implica expropiación y derribo de dos inmuebles de la plaza Cervantes y la expropiación de un solar que permite la conexión con la calle Conde de Guadalhorce (antigua calle Salvadores).

Los inmuebles no están protegidos ni catalogados en el PGOU. Esto permitirá habilitar los metros cuadrados necesarios para el diseño del nuevo viario de enlace que permita una solución eficaz al tráfico en el centro urbano, insiste el gobierno local.

El programa europeo con el que se financia el proyecto debe desarrollarse entre 2020 y 2023

Esta calle permitirá el desvío del tráfico proveniente de Alcalá y Orti y la Plata por Conde de Guadalhorce hasta la zona sur, evitando el paso de vehículos por la calle Nuestra Señora del Águila, para acometer una reforma integral de esta arteria principal de la ciudad.

El objetivo es "transformar la calle Nuestra Señora del Águila de acuerdo con la estrategia de movilidad sostenible, recualificación del centro urbano y refuerzo de la identidad local", dándole un uso más adecado para el sector comercial y hostelero y más amable para el peatón, según precisa el gobierno .

En la conducción que abasteció a la ciudad de Sevilla

El Molino de la Mina debe su nombre a la presencia del acueducto subterráneo que cruzaba Alcalá procedente de San Lucía en dirección a Sevilla. Durante siglos esta conducción abasteció a la capital de agua de calidad. En su tramo final se eleva, formando el conocido acueducto de los Caños de Carmona, así conocido porque entraba a Sevilla por la puerta del mismo nombre.

La acción erosiva de varios manantiales naturales crearon una gruta subterránea, en la que a finales de la Edad Media (siglo XV) se instaló el Molino de La Mina, que usaba el acueducto como desagüe natural.

Es un molino de cubo, en el que la caída de agua desde una atarjea produce la fuerza que movía sus dos piedras. El edificio estuvo en uso hasta comienzos del siglo XX, cuando se clausura, y poco después se construye sobre él el teatro Gutiérrez de Alba.

El estudio de detalle aprobado inicialmente este viernes permite la dotación de nuevas zonas de aparcamientos, con 122 plazas, junto al Museo de la Ciudad y el Parque Centro, reubicando espacios dotacionales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios